La lucha de microtráfico que enfrentó a una familia y dejó 3 muertos

La lucha de microtráfico que enfrentó a una familia y dejó 3 muertos

'Los Pascuales' y los 'Luisitos' terminaron asesinando miembros de su propio núcleo. 

Pascual Guerrero Rincón

Pascual Guerrero Rincón, jefe de 'los Pascuales'

Foto:

Archivo particular

02 de agosto 2018 , 12:55 p.m.

El enfrentamiento entre dos bandas que venden drogas al menudeo en  Bogotá, 'los Pascuaes' y los 'Luisitos', conformadas por miembros de una misma familia, acabó con la muerte de tres de sus integrantes. 

La lucha por el control del microtráfico en los barrios de la capital llevó a que el 6 de enero del 2013 los descendientes de Pascual Guerrero Rincón, alias 'el Viejo', jefe de 'los Pascuales', y uno de los hijos de Luis Alberto Guerrero Rincón, su hermano,  se enfrentaran hasta terminar en una tragedia. 

En un fallo en el que la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena de 34 años de prisión en contra de Pascual Guerrero por asesinar a su hermano Luis Alberto, el alto tribunal reconstruyó esta trágica historia mediada por el negocio de las drogas. 

Tras meses de estar en constantes disputas, los hijos de Pascual Guerrero y el hijo de Luis Alberto Guerrero Rincón -Luis Alberto Guerrero Cruz, alias 'Luisito', jefe de la banda que lleva su nombre- se citaron en una tienda de Bogotá para tratar de llegar a un acuerdo. 

En el Piqueteadero Mis Paisanos, en un sector del norte de Bogotá, se reunieron para  dividirse la venta de drogas en los barrios de la ciudad. Pero en la conversación algo salió mal, no llegaron a ningún acuerdo, y John Estiven León Herrera, miembro de 'Los Luisitos', les disparó a los dos hijos del jefe de los 'Pascuales': Pascual y Mauricio Guerrero Parada, quienes integraban la organización enemiga. 


Ante el doble homicidio,  Pascual Guerrero Rincón salió a buscar venganza junto con su hijo Orlando. Pero en lugar de tratar de encontrar a John Estiven, quien había disparado contra sus familiares, planearon el asesinato de Luis Alberto Guerrero Rincón, el padre del jefe de 'los Luisitos'. 

Una hora después de que murieran los hermanos Guerrero Parada, Orlando y Pascual fueron hasta la casa de Luis Alberto, y lo encontraron reparando un vehículo. Mientras Pascual vigilaba la zona, y esperaba a 30 metros de la casa con un revólver, su hijo Orlando le disparó varias veces a Luis Alberto, hasta terminar con su vida. 

Antes de huir de la escena, Orlando amenazó a la esposa y a la hija de Luis Alberto, quienes presenciaron el homicidio, advirténdoles que debían guardar silencio si querían seguir con vida.

La tragedia familiar llevó dos meses después a prisión a Pascual Guerrero, a quien la Fiscalía lo sindicó como coautor del homicidio de su propio hermano, y a su hijo Orlando, quien perpetró directamente el crimen. 

Aunque ante los fiscales y tribunales el jefe de los 'Pascuales' intentó tumbar su condena afirmando que participó en el homicidio de su hermano Luis Alberto por la ira y el dolor que le produjo el asesinato de sus dos hijos, la Corte Suprema de Justicia le mantuvo la condena rechazando esos argumentos. 

Para la Corte, como para la Fiscalía, Pascual planeó el homicidio de su hermano como parte de la guerra que 'los Pascuales', su banda criminal, tenía desde hace años con los 'Luisitos' en el mundo del microtráfico. 

JUSTICIA

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.