¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Investigación

‘No me di cuenta de nada’: odontólogo sobre fuga de Aída Merlano

El odontólogo Javier Guillermo Cely (foto) fue detenido en la tarde del viernes, después de que se acercara al búnker de la Fiscalía en compañía de su abogado, una vez se conoció la orden de captura en su contra.

El odontólogo Javier Guillermo Cely (foto) fue detenido en la tarde del viernes, después de que se acercara al búnker de la Fiscalía en compañía de su abogado, una vez se conoció la orden de captura en su contra.

Foto:Carlos Ortega / EL TIEMPO

Reproducir Video

Javier Cely dijo que nunca vio la cuerda ni nada raro antes de la fuga de su paciente.

Javier Arana
El odontólogo Javier Cely, quien fue el encargado de mejorar un trabajo de diseño de sonrisa de la excongresista Aída Merlano el día en que se fugó, indicó que no notó nada extraño en el comportamiento de su paciente mientras la atendía, y que su tarea primordial era hacer un buen trabajo luego de dos tratamientos en los cuales no había quedado satisfecha.
Cely, en entrevista con W Radio, aseguró que no notó los paquetes, la cuerda, el cambio de ropa y los guantes que usó la hoy prófuga de la justicia, y que se ven en el video dado a conocer por las autoridades que muestra los momentos previos a su salto desde la ventana de un centro médico en el norte de Bogotá.
Ese es el momento en que el Mauricio Arango estaría ingresando a saludar a Aida Merlano.

El momento en que Aída Merlano salta desde el consultorio

Foto:EL TIEMPO

Reproducir Video
El odontólogo, que quedó libre por decisión de la juez, aunque sigue vinculado a la investigación por la fuga de Merlano, explicó que no estuvo durante el cambio de ropa de la paciente y que no se enteró de qué hablaban ella y sus hijos.

Yo no me di cuenta de que ella se cambió de pantalón, no me di cuenta de nada, estaba muy concentrado en el trabajo porque era una paciente difícil ya que había tenido dos tratamientos anteriores

“Yo no me di cuenta de que ella se cambió de pantalón, no me di cuenta de nada, estaba muy concentrado en el trabajo porque era una paciente difícil ya que había tenido dos tratamientos anteriores que no la había dejado totalmente satisfecha. Después de varias horas de trabajo terminé mi labor, ella (Merlano) me abrazó y me dijo ‘Dios te bendiga’”.
Sobre el afectivo abrazo de despedida, Cely dijo que no le pareció nada extraño pues para él es algo completamente normal, ya que su trabajo ayuda a las personas a sentirse mejor y eso genera conexión entre él y los pacientes.
El profesional de la salud en odontología agregó que solo en dos ocasiones vio en consulta a Merlano, quien había sido remitida por el dueño del consultorio.
“Ese no es mi consultorio, yo atiendo ahí, pero puedo atender en otros consultorios. Cumplo con mi trabajo profesional y eso es todo”, aseveró.
Cely subrayó que su trabajo no tiene que ver con la seguridad de la paciente. Recordó que en la primera cita de dos que tuvo con ella, sí estuvo presente una guardiana el Inpec, pero que en la segunda, el día de su fuga, el uniformado prefirió quedarse afuera del consultorio.
“Ese no es mi consultorio. Yo llevaba trabajando en la clínica del doctor Mauricio Arango aproximadamente mes y medio. Yo solo atiendo pacientes ahí y soy inocente”, recalcó.
Sobre su libertad afirmó que el juez que le otorgó el beneficio fue muy claro en decirle a la Fiscalía que él estuvo siempre dispuesto a colaborar y a presentarse ante las autoridades.
“La vida a mí me dio un giro de 180 grados. Yo estaba totalmente concentrado en lo que tenía que realizar, que era el diseño de sonrisa, sabiendo que la señora llevaba dos tratamientos que no le habían gustado. Yo tenía que estar totalmente seguro de que lo que yo iba a hacer la iba a dejar satisfecha, por esa razón me esmeré por hacer mi mejor tratamiento”, expresó.
El odontólogo concluyó diciendo entre sollozos que su vida cambió después de este suceso, que perdió su trabajo y que nadie “lo quiere contratar”.
ELTIEMPO.COM
Javier Arana
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO