Invías admite que se quedará sin 140 cámaras en vías clave

Invías admite que se quedará sin 140 cámaras en vías clave

Asegura que avanza en un proceso contractual con equipos más modernos. Expertos critican el plan.

cámaras

Según el Invías hay más de 30 participantes interesados en el contrato de las cámaras: 20 empresas colombianas y 10 de países como Estados Unidos, Israel, Alemania, China y México

Foto:

Guillermo Ossa

Por: Unidad Investigativa
08 de julio 2019 , 02:33 p.m.

La dirección del Invías, en cabeza de Juan Esteban Gil, admitió que el próximo 31 de agosto expira el contrato de cámaras de vigilancia en las carreteras más críticas del país, incluida la vía al Llano y la Bogotá Girardot, en donde se han presentado deslizamientos.

Tal como lo reveló EL TIEMPO este fin de semana, 140 cámaras, del Programa de Seguridad en Carreteras Nacionales, se apagarán al igual que el monitoreo en más de 330 carros del Ejército, la Policía y la Armada, que custodian corredores, todo esto en medio de denuncias y roces con el actual contratista -Sims Technologies SAS.-, que ya están en manos de la Procuraduría.

“El contrato finaliza el 31 de agosto. Sin embargo, por la necesidad que hay de monitoreo en las vías nacionales con el fin de preservar la vía y favorecer la seguridad vial, el Invías ha preparado un plan de contingencia”, informó el instituto.

Y agregó que habilitará canales de comunicación dedicados al Programa de Seguridad en Carreteras Nacional. Entre otros, dicen que el trayecto de Ruta del Sol 2 tiene más de 18 de puntos de monitoreo con cámaras que son propias y que continuarán después del 31 de agosto.

Y agregan que se tiene la visualización de los trayectos de los peajes de Invías: “Allí también hay cámaras de la interventoría”.

Y aseguran que se renovarán convenios con las concesiones a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), para “tener conectividad y acceso a los diferentes Centros de Control de Operaciones desde la sala de monitoreo del Programa de Seguridad en Carreteras Nacionales”.

‘No es lo mismo’

Al respecto, empresas interesadas en el contrato -por el cual ya se han pagado más de 8.000 millones de pesos- aseguran que las cámaras que menciona el Invías, en su plan de contingencia (como las de los peajes) no están en puntos clave ni manejan la analítica de las que requiere el programa de vigilancia en carreteras.

“Tienen que ser cámaras especializadas que, además de vigilar, hagan conteo de vehículos, según su tipo, promedios de velocidad y hasta identificación de personas y cuerpos extraños. No es lo mismo porque las de los peajes no cumplen todos esos servicios”, señaló un empresario extranjero interesado en el contrato.

En todo caso, el Invías anunció que –“por ser el programa de Seguridad en Carreteras una de las estrategias que a nivel macro fueron trazadas dentro del marco de la política de Seguridad Democrática, implementada por el Gobierno Nacional, a partir de la asunción a la Presidencia de la República del Dr. Álvaro Uribe”-, se considera una de las apuestas más importantes del gobierno Duque.

Bajo esa línea, el Invías advierte que se busca modernizar el programa y que por eso este año se realizó la segunda Rueda de Innovación, que tuvo como prioridad el sistema de monitoreo y videovigilancia, con el propósito de identificar las mejores tecnologías que permitan alcanzar una movilidad segura.

“El programa tiene una dimensión mayúscula y por tanto la estructuración de los términos, la evaluación de oferentes y las diferentes etapas contractuales deben ser orientadas siempre de manera transparente, eficiente y no a la ligera. Es un acto de responsabilidad con los ciudadanos y con la economía del país”, señaló el Invías ante las críticas de que el contrato vigente ya va a expirar y no han iniciado un nuevo proceso de selección.

Según dice el instituto, “hay más de 30 participantes interesados: 20 empresas colombianas y 10 de países como Estados Unidos, Israel, Alemania, China y México”.


Finalmente, sobre los roces con el actual contratista, que ya llegaron a manos de la Procuraduría, señalan que “en el contrato se dejó claro que el Invías tiene la competencia de solicitar al contratista la disminución o aumento de los sistemas y/o realizar las modificaciones a los mismos según las necesidades del programa”. Además, que se decidió revisar cuáles equipos no se encontraban funcionales a 31 de enero de 2019.

“El contratista debía dejar en funcionamiento todos los sistemas en el periodo de implementación y no se hizo. Lo que hizo el instituto fue obrar por el correcto uso y administración de los recursos públicos, especialmente, en un programa tan serio como este”, se lee en las respuestas a los interrogantes que EL TIEMPO envió desde el viernes.

Finalmente, manifestaron que esperan que en un mes, todos los equipos del programa se trasladen al nuevo edificio donde funciona el Invías, además que tienen un estricto y eficiente sistema de control de la gasolina que el Invías le suministra a los carros de las Fuerzas Militares que pertenecen al programa.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com@UinvestigativaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.