La policía mantiene en reserva dos hipótesis sobre crimen en Tierralta

La policía mantiene en reserva dos hipótesis sobre crimen en Tierralta

Familia de María del Pilar Hurtado, asesinada el viernes, pide no relacionarla con 'clan del Golfo'.

Sepelio Maria del Pilar Hurtado

En Puerto Tejada, Cauca, su tierra natal, la comunidad despidió a María del Pilar Hurtado, quien fue asesinada en Tierralta, Córdoba.

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

Por: Michel Romoleroux
25 de junio 2019 , 08:10 a.m.

A Juana Montaño, la madre de María del Pilar Hurtado, asesinada frente a dos de sus hijos el pasado 21 de junio en Tierralta, Córdoba, la violencia le ha quitado a tres de sus 12 hijos.

En 2009, el Ejército le informó sobre la muerte, en combate, de su hijo Gustavo; a otro de sus muchachos, de 15 años, lo asesinaron en 2003 en una ‘limpieza social’ en Puerto Tejada, Cauca; y este lunes sepultó a María del Pilar.

“Era mi hermana, mi consejera y mi hija amada. Solo les pido que no dejen solos a mis cuatro nietos porque ella trabajaba para darles educación”, dijo Montaño antes de salir al cortejo fúnebre, a pie, rumbo al cementerio en Puerto Tejada.

Montaño comentó que su hija nunca le habló de amenazas, y añadió que hace seis años salió de su tierra natal a Chocó para trabajar en minería, porque el dinero que conseguía con la venta de rifas en Puerto Tejada no era suficiente.

Luego, con su compañero, Manuel Berrío, viajaron a Tierralta a trabajar como recicladores, y allí se unieron a varias familias que levantaron un asentamiento en lotes del sector Los Robles, en el barrio Nueve de Agosto de Tierralta.

Era mi hermana, mi consejera y mi hija amada. Solo les pido que no dejen solos a mis cuatro nietos porque ella trabajaba para darles educación

Allí, según Andrés Chica, Hurtado se convirtió en líder comunitaria de quienes se asentaron en los lotes; uno de estos “resultó ser del padre de Fabio Otero Avilés, alcalde de Tierralta”.

No obstante, la Alcaldía de ese municipio negó que Hurtado fuera líder social, y según el alcalde, si bien su padre es dueño de uno de los lotes, su familia no tiene nada que ver con el crimen.

De otro lado, Rocío Pérez, coordinadora de la Mesa Municipal de Víctimas de Puerto Tejada, dijo que cuando vivía en ese municipio, Hurtado fue amenazada por denuncias sobre narcotraficantes que hizo desde la Fundación de Víctimas Adelante con Fortaleza (Funviavor).

Hurtado deja huérfanos a cuatro hijos fruto de tres relaciones sentimentales: un adolescente de 14 años, hijo de su primer esposo; con su segunda pareja concibió gemelos de 12 años, y con su actual compañero tuvo a su hijo de 5 años. Los menores llegaron desde Córdoba y quedarán en custodia de su abuela.

Este lunes, en una marcha en la que habitantes de Tierralta despidieron a Hurtado con globos, camisetas blancas y carteles para que cese el asesinato de líderes sociales, una de sus hermanas pidió ayuda al Gobierno para que sus sobrinos tuvieran ayuda psicológica y educación.

Continúan las investigaciones

Las autoridades ya ofrecieron una recompensa de 20 millones de pesos por información sobre los responsables del asesinato.

Sandra Devia, gobernadora de Córdoba, dijo que, por ahora, las autoridades manejan cuatro hipótesis.

Primero se indaga si el homicidio tiene relación con el panfleto amenazante que circuló días antes de su asesinato. También se analizan versiones según las cuales el hecho sería una retaliación personal de un miembro del ‘clan del Golfo’ contra Hurtado. Y hay dos hipótesis más que, dijo Devia, la Policía mantiene bajo reserva.

Sin embargo, la familia de la víctima rechazó que se la esté relacionando con el clan.

El alto consejero para los derechos humanos, Francisco Barbosa, dijo que esperan los resultados de las investigaciones. El alto consejero agregó que el Gobierno coordinó a todas las agencias para tener una respuesta concreta y rápida a todo lo que está ocurriendo. “El debate no es que esta persona haya sido o no lideresa social, el tema es que era una colombiana y ese tipo de cosas no pueden pasar”, dijo.

Las autoridades locales lo que hacen es descalificar a la líder 

Por su parte, Roy Barreras –presidente de la Comisión de Paz del Senado–, quien viajó este lunes al sepelio, dijo que “esta no puede seguir siendo una sociedad anestesiada donde una madre es asesinada frente a sus hijos (...) Las autoridades locales lo que hacen es descalificar a la líder”, y pidió al Presidente convocar a una comisión nacional de garantías “para detener esta matanza de los líderes sociales”.

De otro lado, la Unidad Nacional de Protección trasladó a Bogotá al líder social Andrés Chica y su familia, debido a amenazas que recibió tras haber denunciado el asesinato de Hurtado.

MICHEL ROMOLEROUX*
Especial para EL TIEMPO
*Con información de JUSTICIA
​En Twitter: @ColombiaET @PazYJusticiaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.