Los tropiezos en la investigación por el crimen de Jaime Garzón

Los tropiezos en la investigación por el crimen de Jaime Garzón

Testigos mentirosos y una decisión que pone en peligro prescripción del caso, algunos de estos.

Mural de Jaime Garzón

Mural con la imagen de Jaime Garzón, ubicado en la Universidad Tecnológica de Pereira. Garzón fue asesinado por sicarios en las calles de Bogotá el 13 de agosto de 1999.

Foto:

Jaiver Nieto / Archivo EL TIEMPO

Por: Justicia
12 de agosto 2019 , 09:32 p.m.

En la Fiscalía, en la Corte Suprema de Justicia y hasta en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) están hoy varios de los capítulos judiciales por el crimen del periodista y humorista Jaime Garzón, perpetrado hace dos décadas.

Desde el comienzo el proceso judicial estuvo lleno de tropiezos que iniciaron con la captura de los dos supuestos sicarios que dispararon contra el periodista y que luego fueron absueltos. Juan Pablo Ortiz Agudelo, ‘Bochas’, y Edilberto Antonio Sierra Ayala, fueron los primeros detenidos en el 2000 y cinco años después fueron absueltos por un juez especializado que encontró que los testigos en la investigación mentían.

Y hace dos semanas, en el último tropiezo del caso, el Tribunal Superior de Bogotá le redujo la condena al exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez, por su responsabilidad en el crimen y consideró que el ataque no era un delito de lesa humanidad, poniendo en riesgo de prescripción el resto de la investigación.

El proceso contra Narváez, señalado como el autor intelectual del crimen al instigar al exjefe paramilitar Carlos Castaño Gil para que ordenara el homicidio, pasó la semana pasada a la Corte Suprema de Justicia por cuenta de un recurso de casación interpuesto por su defensa que insiste en la inocencia del exfuncionario.

De otro lado, en investigación sigue la presunta responsabilidad del general (r) Rito Alejo del Río, excomandante de la Brigada 13 del Ejército en el caso. El oficial, condenado a 25 años de cárcel por el homicidio del líder chocoano Marino López, fue escuchado en versión libre por la Fiscalía pero todas sus investigaciones pasaron a la JEP, que le concedió la libertad, y en donde no ha sido llamado a una sola diligencia.

Y su subalterno, el coronel (r) Jorge Enrique Plazas Acevedo, alcanzó a ser llevado a juicio ante un juez especializado de Bogotá en el que la Fiscalía pidió su condena al señalarlo de coordinar, desde la Brigada 13, seguimientos al periodista y entregar informes a los paramilitares sobre sus movimientos. Aunque el caso estaba pendiente de fallo en la justicia ordinaria, el proceso contra el oficial en retiro, que estuvo prófugo de la justicia una década, hoy está en la JEP.

Jaime Garzón

El inolvidable 'Heriberto de la Calle' embola a su creador, el humorista Jaime Garzón.

Foto:

Filiberto Pinzón/EL TIEMPO

En diciembre de 2015, la Fiscalía compulsó copias para que se investigara a 10 exfuncionarios del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), que conocieron en principio el proceso por el crimen del periodista y que habrían participado en un plan para desviar la investigación. La Fiscalía señaló que el determinador y coordinador de esa estrategia habría sido el general (r) Mauricio Santoyo Velasco.

El oficial, que fue deportado desde Estados Unidos a finales de abril, ya fue escuchado en indagatoria pero la Fiscalía aún no toma decisiones de fondo en su proceso.

Por el crimen fue condenado el exjefe paramilitar Carlos Castaño, quien no pagó ni un día de prisión por esos hechos y fue asesinado en 2004.

A esa muerte se suma la de otros siete testigos que fueron asesinados en las dos últimas décadas. Entre ellos está Juan Simón Quintero Baena, el detective del DAS que recibió los primeros testimonios falsos en el caso. Igualmente murió ‘Yiyo’, integrante de la temida banda ‘la Terraza’, quien cometió el crimen, y el narcotraficante Ángel Gaitán Mahecha, quien tres días antes del crimen facilitó una comunicación telefónica entre el humorista y Carlos Castaño en la que Garzón le pidió al capo máximo de las Auc que suspendiera la orden de ejecución.

Personas cercanas al general (r) Rito Alejo del Río señalaron que la investigación en la que aparecen el oficial y el general (r) Santoyo ya prescribió y que así lo debe declarar la justicia. Ante este panorama, los tropiezos con los que inició la investigación terminarán dejando en la impunidad una amplia parte del expediente judicial.

REDACCIÓN JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.