Con validación de pruebas contra los Uribe Noguera, se inicia juicio

Con validación de pruebas contra los Uribe Noguera, se inicia juicio

Fiscalía los acusa de ocultar pruebas para favorecer a Rafael Uribe. Ellos insisten en su inocencia.

Francisco Uribe Noguera

Según la Fiscalía Francisco Uribe Noguera (foto) se habría hecho cargo del celular de Rafael, y Catalina habría buscado y eliminado de manera deliberada la información contenida en él.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO.

12 de septiembre 2018 , 10:44 p.m.

Con la aceptación por el Tribunal de Bogotá de evidencias claves de la Fiscalía en el proceso en contra de Catalina y Francisco Uribe Noguera por el supuesto ocultamiento de pruebas en el caso en el que fue secuestrada, violada y asesinada la menor Yuliana Samboni, se da vía libre para iniciar ese juicio.

Aunque aún no está fijada la fecha de la audiencia, con las cartas destapadas, tanto de la Fiscalía, incluidas las que recibieron esa aprobación en segunda instancia, como de la defensa, se iniciará la etapa de juicio oral en que los hermanos Uribe Noguera tendrán que demostrar que no entorpecieron la investigación para favorecer a su hermano Rafael, condenado a 58 años de prisión.

Argumentando que las evidencias no fueron destapadas adecuadamente y que esto podría afectar el derecho a la defensa, un juez en primera instancia había ordenado no tener en cuenta el testimonio de los agentes que darían a conocer los resultados de pesquisas realizadas por expertos de Estados Unidos.

En el informe de la Agencia ICE de ese país, que revive como prueba en el juicio, estarían las conversaciones por WhatsApp y las llamadas telefónicas que los tres hermanos supuestamente hicieron desde el cuatro de diciembre del 2016, fecha del crimen, hasta el 14 de diciembre, cuando los móviles quedaron en poder de la Fiscalía.

El Tribunal de Bogotá consideró que la defensa de los Uribe Noguera sí sabía de esta evidencia, y por lo tanto deberá ser tenida en cuenta en el juicio.

De acuerdo con la investigación “con posterioridad a estos sucesos, Francisco José y Catalina Uribe Noguera manipularon la información contenida en los aparatos electrónicos que fueron entregados por ellos a la Fiscalía”.

Según el ente acusador, Francisco Uribe Noguera habría registrado una “actividad telefónica intensa” sobre las cuatro, hasta pasadas las cinco y media de la tarde, tiempo en el que, según se lee en el resumen del fallo del Tribunal de Bogotá, habrían estado solos los tres hermanos en el apartamento 603 del edificio Equuis 66, donde fue cometido el crimen de Yuliana Samboni.

Según ese mismo apartado de la decisión, los hermanos Uribe Noguera habrían incurrido en “destruir evidencia de actividad relevante registrada en dichos dispositivos, esto es, de interacciones que se presentaron vía telefónica y a través de aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, previas, concominantes y posteriores a la ocurrencia de los hechos cometido por Rafael Uribe Noguera”.

El Tribunal afirmó que ese día y luego de reunirse en el edificio en el que fue asesinada la menor, Francisco se hizo cargo del celular de su hermano, pero no tenía la clave de acceso. Así que, agrega, se lo llevó a Catalina, quien, mientras estuvo haciendo guardia a su hermano en la clínica, logró ingresar al móvil. De acuerdo con la investigación, ella habría borrado todas las conversaciones que su hermano tuvo antes y después del secuestro y asesinato de la menor y que lo comprometían.

El Tribunal también aceptó la incorporación de unas fotografías de la camioneta, de elementos probatorios y evidencia física hallados en y que tampoco habían sido tenidos en cuenta en primera instancia. En ese vehículo, que estuvo estacionado durante horas en el edificio en el que permanecieron los tres hermanos, estaba uno de los zapatos de la menor.

Francisco Uribe Noguera habría registrado una actividad telefónica intensa

La defensa de los hermanos ha insistido en su inocencia y ellos mismos han dicho que lo que hicieron ese cuatro de diciembre fue contribuir en la investigación que terminó condenando a su hermano.

Y, que inclusive, han dicho ellos, Francisco fue el que le dijo a la Policía que la camioneta que buscaban, y en la fue raptada Yuliana Samboni, la manejaba Rafael, pese a estar a nombre de su esposa.

Catalina y Francisco son investigados por los delitos de “favorecimiento y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio” en este caso que estremeció al país hace dos años por las circunstancias en las fue violada y asesinada Yuliana Samboní.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.