Asesinato de Dimar Torres fue un ‘acto absoluto de venganza’

Asesinato de Dimar Torres fue un ‘acto absoluto de venganza’

El coronel en retiro no aceptó los cargos. El hecho se registró el 22 de abril del 2019.

Jorge Armando Pérez Amézquita

A esta hora se desarrolla la imputación de cargos contra el coronel en retiro Jorge Armando Pérez Amézquita y tres soldados.

Foto:

archivo particular

Por: Justicia
23 de enero 2020 , 10:19 p.m.

El coronel en retiro Jorge Armando Pérez Amézquita y los soldados profesionales Cristian David Casilimas Pulido, Yorman Alexánder Buriticá Duarte y William Alarcón Castrillón no aceptaron los cargos que les imputó la Fiscalía, en la mañana de este jueves, por el crimen del excombatiente de las Farc Dimar Torres.

El fiscal los señaló por el cargo de homicidio en persona protegida, en este caso, puntualmente, al coronel (r) Pérez Amézquita, en calidad de determinador del crimen, y a los soldados, como cómplices.

(Le puede interesar: Los uniformados de los chats de la muerte del ex-Farc Dimar Torres)

El fiscal del caso le solicitó al juez de garantías medida (preventiva) de aseguramiento en centro carcelario.

Para el fiscal no hay duda de que la muerte de Dimar Torres fue un "acto absoluto de venganza”, al recapitular cuál se considera que fue el detonante del crimen.

"Cumpliendo una orden de operaciones el 12 de abril (2019), el soldado Borja García Pablo Emilio cruzaba por la vereda Campo Alegre con la finalidad de comprar víveres, y fue alcanzado por un artefacto explosivo improvisado, lo que le causó la muerte, y se convirtió en el detonante de la muerte de Dimar Torres", expuso el fiscal durante la diligencia.

El funcionario del ente acusador sustentó que esa situación "enervó los ánimos del coronel Pérez, quien ordenó a sus subalternos identificar al responsable y “destruir cuanta mierda tenga (...). Yo no necesito reportar nada, yo necesito es vengar la muerte del soldado... hay que matarlo", ordenó el oficial, en ese momento comandante del Batallón de Operaciones Terrestres, de acuerdo con la investigación adelantada por el crimen.

El cabo Daniel Eduardo Gómez Robledo (condenado a 20 años de cárcel por ser el autor material del crimen), de acuerdo con el fiscal, "inició las tareas de inteligencia de combate, y señaló a Dimar Torres Arévalo, a quien consideraban como explosivista del Eln", de ser el responsable de la muerte del soldado Borja García.

El fiscal argumentó en la imputación de cargos que se conformó un grupo de WhatsApp para controlar los movimientos de Torres.

“A ese man no hay que capturarlo, hay que matarlo porque no aguanta que vaya de engorde a la cárcel”, les dijo a los uniformados el entonces comandante de la unidad militar, Pérez Amézquita.

A ese man no hay que capturarlo, hay que matarlo porque no aguanta que vaya de engorde a la cárcel

Soldados arrastraron el cuerpo de Dimar Torres para esconderlo

En su relato, el fiscal sustentó que los soldados profesionales Casilimas Pulido,  Buriticá Duarte y Alarcón Castrillón apoyaron el hecho punible "de manera consciente, voluntaria y concordante al delito del cabo Gómez". Y agregó que "Casilimas (aquí presente) y el soldado Buriticá toman la motocicleta en que se desplazaba con vida Dimar Torres, la arrastran hasta un matorral para ocultarla, así mismo sus pertenencias".

Paso seguido, describe que al tiempo "Alarcón coge el cuerpo de la víctima, lo arrastra por la carretera y lo lanza a un sitio despoblado que se encontraba en la maraña a unos 15 metros dentro (…) frente a su propia base militar”. Finalmente, dice la autoridad que "entre ellos, los soldados, cavan una fosa donde pretenden enterrar el cuerpo”.

Con estos argumentos, la Fiscalía expuso el nivel de acción de los indiciados en la muerte del excombatiente de las Farc.

Alarcón coge el cuerpo de la víctima, lo arrastra por la carretera y lo lanza a un sitio despoblado

En tres ocasiones, la imputación de cargos había sido suspendida. El martes 21 de enero se dilató la diligencia judicial porque la abogada del coronel en retiro Pérez no llegó —argumentando que no pudo viajar desde Valledupar—.

El 19 de diciembre del año pasado, la imputación de cargos no se pudo realizar porque uno de los abogados de la defensa estaba sancionado.

Y la primera dilación se registró en septiembre (cinco meses después del crimen de Torres), debido a que la defensa solicitó que el caso fuera estudiado por la Justicia Penal Militar, no obstante que la investigación del crimen la venía desarrollando la Fiscalía.

Esto obligó a que la solicitud fuera remitida al Consejo Superior de la Judicatura, que concluyó que debía continuar en la justicia ordinaria.

Primera condena por el caso Torres

El cabo retirado del Ejército Daniel Eduardo Gómez Robledo fue condenado a 20 años de prisión, al pago de una multa de 1.333 salarios mínimos y a una inhabilidad por el mismo tiempo de la pena impuesta, ya que de acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía, Gómez fue quien disparó contra Torres.

“Segó sin ninguna justificación” la vida del exintegrante de las Farc Dimar Torres y era consciente de lo que estaba haciendo, afirmó el ente acusador.

Según la Fiscalía, Torres fue asesinado por el cabo segundo Gómez Robledo, supuestamente, siguiendo órdenes del coronel (r) Jorge Pérez Amézquita.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.