Los escandalosos hallazgos de la Supersalud en hospital de Pereira

Los escandalosos hallazgos de la Supersalud en hospital de Pereira

Encontró drogas vencidas, reutilización de insumos quirúrgicos y servicios sin autorización.

Hospital San Jorge de Pereira

La Contraloría ya le había puesto la lupa a la contratación del Hospital San Jorge, mediante control excepcional. Este se une a los hallazgos de la Supersalud.

Foto:

Alexis Múnera

Por: Unidad Investigativa
21 de marzo 2019 , 07:41 a.m.

La Superintendencia de Salud encontró mérito para enviarle a la Fiscalía General la más reciente auditoría realizada al Hospital Universitario San Jorge, de Pereira, que presta 78 servicios y tienen más de 350 camas.

EL TIEMPO estableció que, durante 7 días, un equipo de expertos revisó desde sus libros contables hasta sus quirófanos y encontró irregularidades que, en criterio de la Supersalud, ponen en riesgo la vida de los usuarios.

“El hospital incumple los estándares de habilitación de infraestructura, dotación, mantenimiento, medicamentos, insumos, dispositivos médicos y archivo de historias clínicas”,
asegura el informe, que también le fue remitido a la Contraloría General y a la Procuraduría.

Y agrega que el hospital, que ya venía siendo blanco de críticas por temas de contratación, presenta desabastecimiento de medicamentos y en especial de antibióticos vitales.

Pero para los auditores lo más grave es que se evidenció “la reutilización de dispositivos médicos e insumos quirúrgicos”. Además, dicen que encontraron insumos médicos vencidos y un inadecuado control de inventarios, procesos de aseo y desinfección.

A ese panorama se une el hecho de que no se ejecutan los planes de tratamiento ordenados por los médicos, y los medicamentos y dispositivos ordenados no son suministrados a tiempo al paciente. Y tampoco cuentan con el personal completo requerido para los servicios, principalmente en urgencias.

Servicios, sin permiso

Otro de los hallazgos de la auditoría remitida a las autoridades señala que el San Jorge estaría prestando servicios médicos de alta complejidad sin habilitación alguna.
Entre ellos, el documento menciona la internación oncológica, laboratorio de patología y diagnostico cardiovascular. Por el contrario, algunos de los que tiene habilitados e inscritos en el Registro de Prestadores de Salud (Reps) no se están ofreciendo.

Este es el caso de la consulta externa de neurología, neurocirugía, dermatología, hematología, oncología y cirugía cardiovascular.


En este sentido, la auditoría también identificó que el hospital está prestando los servicios de hemodiálisis y diálisis peritoneal sin contar con la habilitación de la Secretaría de Salud de Risaralda.

Al respecto, los auditores explican que aunque no preste esos servicios de forma directa, sino a través de terceros, los debe hacer habilitar para poder ofrecerlos.
En cuanto a personal, se advierte que no hay profesional de enfermería ni de medicina en la noche; observación pediátrica no tiene programada enfermera y las auxiliares de enfermería no tienen quiénes las supervisen.

La situación es tal que se encontraron ‘carros de paro’ que no cuentan con equipo básico de reanimación.
A eso se une que la gestión de residuos hospitalarios y la disposición de residuos generados por los outsourcings y contratistas no son las adecuadas.

Cifras que no cuadran

Otro de los apartes de la auditoría señala que la institución factura en promedio mensualmente 9.500 millones de pesos y recauda 5.400 millones.

Pero revisada su nómina, esta representa 5.368 millones de pesos al mes: “Lo anterior significa que los gastos de personal se llevan el 56 por ciento de lo facturado y el 100 por ciento de lo recaudado”, señala el informe.

La auditoría encontró también que aunque el hospital contrató una firma interventora para hacerles seguimiento a los contratos, “no existen soportes, reportes ni informes de las acciones adelantadas, pero sí de los pagos. Esto podría constituir un detrimento patrimonial para la entidad”.

Luisa María Hincapié Zapata, gerente del hospital San Jorge, le dijo a EL TIEMPO que aún no ha recibido los resultados de la auditoría, aunque funcionarios de la Superintendencia de Salud anunciaron que 15 días después de la visita se los entregarían. “Ese plazo se venció el pasado 15 de marzo”, aseguró.

Hincapié agregó que asumió la gerencia desde hace siete meses y que desde ese momento realizan “un esfuerzo mancomunado, juicioso y disciplinado” para brindarles a todos los risaraldenses los servicios de un hospital de mediana y alta complejidad.


UNIDAD INVESTIGATIVA @uivestigativaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.