Más hallazgos de saqueo a Saludcoop durante intervención de Supersalud

Más hallazgos de saqueo a Saludcoop durante intervención de Supersalud

Exinterventor Guillermo Grosso pagó 190 mil millones por servicios no realizados: Contraloría.

Guillermo Grosso

Aunque Guillermo Grosso ha defendido su papel al frente de la entidad, la información de los entes de control lo contradice.

Foto:

Néstor López / EL TIEMPO.

Por: EL TIEMPO
08 de enero 2019 , 10:04 p.m.

Las evidencias del saqueo a Saludcoop durante la administración de Guillermo Grosso, interventor nombrado por la Superintendencia de Salud entre 2013 y 2015 y hoy preso por corrupción, siguen apareciendo.

La Contraloría General informó que "pudo constatar en Saludcoop EPS en Intervención (hoy en liquidación) un detrimento patrimonial por $197.963 millones" correspondiente a pagos injustificados y otras irregularidades supuestamente ordenadas por Grosso. Ese modus operandi se aplicó también cuando el mismo Grosso fue nombrado, de nuevo por la Superintendencia de Salud de la época, como gerente de Cafesalud. 

Saludcoop, que hasta la década pasada fue la EPS más grande y poderosa del país, fue intervenida por los malos manejos de los socios privados, que, según las investigaciones, desviaron una suma superior a los 1,2 billones de pesos que debían ser utilizados en garantizar la salud de sus por entonces 7,5 millones de afiliados. Por ese desfalco está preso y esperando juicio Carlos Palacino, el 'zar' de Saludcoop.

Sin embargo, durante el proceso que en teoría debía garantizar la recuperación de la plata pública siguió, según la Contraloría, el despilfarro.
Grosso, que fue nombrado el 27 de mayo del 2013 por el entonces superintendente Gustavo Morales, fue cuestionado por la excontralora Sandra Morelli desde el arranque de su gestión por destinar millonarias partidas para la remodelación de su oficina y para el alquiler de carros blindados a pesar de la flotilla de lujo que estaba a su disposición dentro del parque automor de la EPS. El año pasado la Contraloría de Edgardo Maya le pidió a la Fiscalía que investigara su gestión por un posible detrimento patrimonial superior a los 100 mil millones de pesos,  y en octubre lo capturaron como parte de una red dedicada a traficar influencias y decisiones en el sector de la Salud.

Ahora, la administración de Felipe Córdoba no solo confirma esos señalamientos sino que sostiene que tanto en Saludcoop como en Cafesalud (otra empresa del grupo de Palacino que asumió la operación de Saludcoop y terminó liquidada y vendida al polémico grupo de Medimás) hubo millonarias irregularidades durante la intervención de la Superintendencia de Salud. 
 
Según las pruebas recabadas por la Contraloría, el entonces agente interventor habría direccionado recursos parafiscales del Sistema General de Seguridad Social en Salud hacia una IPS
  -Corporación IPS Saludcoop- que seguía en manos de los antiguos socios de Palacino. 

Los investigadores no han encontrado ninguna prueba de que esa IPS hubiera prestado servicios médicos a Salucoop en Intervención. Sin embargo, Grosso autorizó pagos por casi 76 mil millones de pesos. 

En el expediente aparece que el 24 de noviembre de 2015, cuando la Superintendencia ordenó la liquidación de Saludcoop EPS en Liquidación, Grosso Sandoval ordenó el pago pago de un arrendamiento que debía la Corporación IPS Saludcoop por 802 millones de pesos. La Contraloría dice que Grosso autorizó el pago de giros directos por otros $121 mil 165 millones de pesos a la misma IPS "sin que se pudiesen evidenciar los soportes de la facturación que garantiza la realización de la prestación de los servicios de salud". La Contraloría sostiene que los giros se intensificaron en los últimos meses de la intervención de Grosso, cuando ya era inminente la liquidación de la EPS. 

Al pasar a ser presidente encargado de Cafesalud EPS  -donde recibía una remuneración mensual de $24.700.000- Grosso siguió tomando polémicas decisiones. Así, teniendo como soporte una factura de 1,6 millones de pesos ordenó el pago, de nuevo a la IPS Saludcoop otros 19 mil  millones de pesos.

"Los auditores -dice el informe de la Contraloría- establecieron que recursos de la salud por más $9.500 millones fueron ordenados y girados, entre septiembre y diciembre de 2015, a la Cooperativa Progressa por concepto de descuentos de nómina e intereses que la Corporación IPS Saludcoop adeudaba a esta cooperativa. Los pagos realizados por Cafesalud no correspondieron a servicios de salud prestados por la IPS".

La Contraloría sostiene que en la administración de Grosso y la de su antecesor, Carlos Andrés Mantilla Galvis -también nombrado por la Superintendencia de Salud-  se habría desviado 43 mil millones de pesos a través de gastos administrativos.

"El origen de dichas desviaciones se encuentra en la suscripción de contratos no relacionados con la prestación de servicios de la salud,y que fueron pagados con recursos destinados para tal fin -dice la Contraloría- (...) Entre ellos están la compra de mobiliario, equipos de tecnología, adecuaciones, servicios de hospedaje y compra de tiquetes aéreos para personal administrativo de Cafesalud".

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.