La familia que lleva 16 años buscando a dos hermanos desaparecidos

La familia que lleva 16 años buscando a dos hermanos desaparecidos

La declaración de un exguerrillero, en un medio de comunicación nacional, les devolvió la esperanza.

Los Cordón Herrera

Guillermo Cordón Herrera (izq.), con su familia.

Foto:

Archivo particular

Por: Redacción APP
04 de mayo 2019 , 03:37 p.m.

El 22 de enero del 2003, Reynaldo Cordón Herrera salió de la ciudad de Neiva (Huila) con destino a los Llanos orientales, donde negociaría granos y abarrotes. A eso se dedicaba: era comerciante de granos y abarrotes.

El viaje lo hacía en compañía de su socio, José Sánchez, con quien llevaba varios años de amistad y de trabajo.

Cuando transitaban por el punto conocido como La Y, cerca del caserío La Tunía, de la vereda Playa Rica, entre los municipios de San Vicente del Caguán (Caquetá) y La Macarena (Meta), fueron detenidos por un grupo de hombres armados.

El 23 de enero, José se presentó en la casa de los Cordón Herrera: Reynaldo había sido secuestrado por guerrilleros del bloque Oriental de las Farc, según aseguraron.

“Dijeron que se iban a quedar un par de días con Reynaldo, por orden del 'Mono Jojoy'. Que yo me devolviera para Neiva, si no quería que me mataran”, contó a la familia, en ese momento, José.

Los Cordón Herrera

Reynaldo Cordón Herrera (der.) se desempeñaba como comerciante de granos y abarrotes al momento de su secuestro.

Foto:

Archivo particular

El otro secuestro

El par de días se convirtieron en semanas y los Cordón Herrera nada sabían de Reynaldo.

Casi finalizaba febrero y Guillermo Cordón Herrera decidió hacer algo por su hermano menor. El día 28 del segundo mes del 2003 armó maleta, se subió a un carro y manejó hasta La Tunía.

Durante una semana buscó contacto con guerrilleros. Quería una entrevista, negociar la liberación de su hermano.

El sábado 7 de marzo, en la noche, llamó a sus familiares. Contó que, por fin, había logrado que los guerrilleros lo recibieran, que al día siguiente tenía la cita. Esa fue la última vez que escucharon su voz…

Ha sido muy duro estar sin ellos. Nos tienen muertos en vida.

El vació que dejaron

Reynaldo tenía 44 años al momento de su desaparición. Tenía una esposa, quien con los años rehízo su vida, y una hija que se desconectó totalmente de su papá.

“Solo sabemos que la niña reclamó la indemnización que dan por ser víctimas del conflicto”, contó Consuelo Cordón Herrera, hermana de los dos hombres.

Guillermo, por su parte, dejó tres hijas y una esposa de la que se estaba separando al momento de su captura. “Las niñas y su mamá nos acompañaron al principio, pero siguieron con sus vidas. Solo seguimos pendientes de ellos mi mamá y nosotras (las 5 hermanas)”, agregó Consuelo.

A Reynaldo lo describió como un hombre entregado a su familia, con un gran gusto por la cocina y por estar siempre bien presentado. De Guillermo, quien también se dedicaba al comercio, dijo que era una persona muy estudiosa y un excelente hermano.

“Ha sido muy duro estar sin ellos. Nos tienen muertos en vida”, señaló Consuelo, quien perdió a su padre un año después del secuestro de sus hermanos. “Mi papá era diabético y la situación de Reynaldo y Guillermo lo afectó muchísimo”, añadió.

“Mi madre tiene 86 años y vive angustiada todo el tiempo, con mucho dolor, con muchas lágrimas”, prosiguió.

Los Cordón Herrera no pierden la fe. No están preparados para que les digan que sus familiares están muertos. Se aferran al más pequeño de los anhelos.

Los Cordón Herrera

Los Cordón Herrera: Guillermo y Reynaldo, junto con sus papás y hermanas.

Foto:

Archivo particular

La esperanza

Durante 14 años, la familia de Reynaldo y de Guillermo estuvo golpeando puertas, preguntando, insistiendo. Se acercaron a entidades gubernamentales, a organizaciones. No encontraron respuesta.

El 27 de marzo del 2017, la esperanza se volvió a avivar. Un medio de comunicación nacional publicó un artículo en el que hablaba sobre la guerra en la selva y sobre las zonas veredales, los lugares a donde ex guerrilleros de las Farc se estaban agrupando.

En una parte de la nota, se hablaba de un hombre que se había desmovilizado en el 2011 y que estaba de paso en la zona veredal de Charras, en el Guaviare. La información citada sobre él es la base de la ilusión de los Cordón Herrera.

“(El exguerrillero) ahora sólo tiene una urgencia: encontrar a la familia de dos hermanos de Neiva (Huila) que fueron retenidos por el bloque Oriental y ajusticiados por orden del Mono Jojoy. Sabe (el exguerrillero) en qué parte de las sabanas del Yarí (Caquetá) quedaron enterrados los comerciantes de abarrotes acusados de ser informantes del Ejército”, se lee en el texto.

“Nosotros nos comunicamos con el periodista que hizo esa nota para que nos ayudara a encontrar a ese exguerrillero y él dijo que iba a buscar el contacto, pero no ha sido posible”, manifestó Carlos Valenzuela Cordón, sobrino de Reynaldo y Guillermo e hijo de Consuelo.

Carlos tenía 9 años cuando ocurrieron los secuestros. Ahora, con 25, es quien está al frente de la búsqueda de sus tíos.

Los Cordón Herrera

Guillermo (centro) era muy estudioso, dice una de sus hermanas.

Foto:

Archivo particular

“Queremos encontrar al exguerrillero para que nos ayude con la localización de esos restos, pero, mientras eso no pase, el sentimiento es volver a tenerlos con vida”, afirmó.

¿No han pensado en ir al lugar del que habla el exsubversivo?, se le preguntó. “Claro”, respondió, “pero nos da miedo que nos pase lo mismo que a mi tío Guillermo”…

Carlos presentó el informe de la desaparición de sus familiares en noviembre pasado. Las magistradas de la Justicia Especial para la Paz (JEP) Julieta Lemaitre y Catalina Díaz Gómez lo recibieron.

También mantiene contacto permanente con la propia JEP, la Unidad de Víctimas, el Alto Comisionado para la paz, la Comisión de la Verdad y con la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas.

“Hoy estamos acreditados como víctimas y eso nos da unos permisos, como escuchar las versiones de los ex altos mandos de la guerrilla, participar en audiencias, entre otras”, aseveró Carlos, al tiempo que reconoció que la idea de que el caso de sus tíos se dé a conocer es “que el exguerrillero que sabe la ubicación de esos restos nos lea y nos podamos comunicar”.

*Si tiene información sobre Reynaldo y Guillermo, por favor escriba a este correo: carlos.vale10@hotmail.com

Redacción APP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Ponte al día

Tendencias

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.