Revelan la estrategia de defensa de Aval en caso Odebrecht

Revelan la estrategia de defensa de Aval en caso Odebrecht

Declaraciones de testigos y documentos, revelados por Semana, serán eje fundamental en el caso.

Licitaciones de la Ruta del Sol II

El escándalo de Odebrecht estalló en diciembre de 2016, y en Colombia, la Fiscalía adelanta más de 20 líneas de investigación, una de ellas por la adjudicación de la Ruta del Sol fase 2.

Foto:

cortesía ANI. Archivo EL TIEMPO

Por: Justicia
18 de noviembre 2019 , 01:15 p.m.

Recientes declaraciones de los dos primeros condenados por el pago de sobornos de Odebrecht para lograr la adjudicación de obras en el país hacen parte de la estrategia del Grupo Aval para demostrar que las cabezas del grupo económico no estaban al tanto de las prácticas ilegales de la multinacional del Brasil.

Así lo reveló el domingo la revista Semana en un informe en el que da cuenta de la forma como Aval seguirá enfrentando los señalamientos que se han hecho en su contra por su sociedad con Odebrecht. La revista hace referencia a documentos obtenidos y a declaraciones entregadas por el abogado Jaime Lombana, que representa a Aval.

El grupo liderado por Luis Carlos Sarmiento Angulo y su hijo Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez fue socio de Odebrecht en el proyecto Ruta del Sol fase 2, en el que la compañía del Brasil era la accionista mayoritaria y en el que participó Corficolombiana, que hace parte del Grupo Aval, y, además, el grupo Solarte. El mayor accionista del Grupo Aval es también el propietario de este diario.

Por ese contrato ya fueron condenados, entre otros, el exviceministro de Transporte Gabriel Ignacio García Morales y el exsenador Otto Nicolás Bula Bula, quienes han entregado desde el comienzo información en los procesos penales, disciplinarios y administrativos que se han abierto después de que estallara el escándalo de Odebrecht, en diciembre de 2016, con el acuerdo entre la compañía y las autoridades de Estados Unidos, Brasil y Suiza.

Precisamente las declaraciones de esos dos testigos harán parte de la defensa de Aval, según señaló Semana.

Y menciona una diligencia a la que asistió García Morales hace un par de meses, en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), en la que el exfuncionario negó en repetidas ocasiones que empleados de Corficolombiana estuvieran relacionados con el pago de sobornos realizado por Odebrecht.

García Morales ya había declarado en el juicio contra el expresidente de Corficolombiana José Elias Melo Acosta, condenado y en apelación en el Tribunal Superior de Bogotá, y había señalado que no se había reunido con Melo Acosta ni habló por teléfono con él, ni por otro medio, acerca del tema del soborno, y que no le constaba que él estuviera enterado del tema.

Otro de los argumentos que presentará Aval como defensa, dice la revista, será el testimonio del exsenador Otto Nicolás Bula Bula, quien ha reconocido los sobornos que se pagaron en varias licitaciones y ha sido testigo clave de la Fiscalía y de los procesos en la Corte Suprema de Justicia contra aforados.

Bula Bula se refirió a una serie de contratos investigados por la Fiscalía que habrían sido usados para sacar dinero de la concesionaria para el pago de los sobornos.
Semana citó algunos de los apartes de la declaración de Bula sobre el tema: “Narró que Éder Ferracuti, alto ejecutivo de Odebrecht y responsable del consorcio, le contó un día que estaba ‘muy enojado y ofendido porque en una junta con los de Corficolombiana, los habían tratado mal, sobre todo a él como presidente de la concesionaria’. Agrega Bula: ‘(...) En otras palabras, le dijeron que se habían robado la plata. O sea, Corficolombiana decía que eso se lo habían robado los funcionarios de Odebrecht. Es más, me contó que Sarmiento papá y junior los habían tratado muy mal y le dijeron que tenían que devolver la plata de todos esos contratos porque había sido un robo por parte de los brasileros’ ”, se lee en la publicación.

En el proceso penal se conocieron documentos de la concesionaria y el reclamo que hizo Corficolombiana a Odebrecht por el giro de dineros por contratos que no eran necesarios, lo que llevó a una auditoría interna por los hechos realizados por el controller de la concesionaria Jorge Enrique Pizano.

Según una declaración de Bula Bula, citada por la publicación en su edición dominical, “los brasileños recogieron pruebas falsas para justificar la salida de esos recursos y engañar a los Sarmiento”.

Igualmente se lee sobre la declaración del exsenador: “Tengo conocimiento de un correo que le mandó Marcio Marangoni (de Odebrecht) al señor Gabriel Dumar (otro testigo e involucrado en el caso), creo que con fecha de octubre de 2015, si no estoy mal (...), donde le decía a Gabriel Dumar que necesitaba recopilar o hacer información sobre el contrato de Sion, pero dicha información también hablaba de las empresas Torrosa, Presoam y RGQ Logistics (...). Necesitaban recoger información para presentarla a la junta que los había citado el grupo Sarmiento Angulo, a dar explicación sobre los supuestos contratos”.

Y enfatizó Bula Bula: “Entonces los brasileros, con prueba de este correo, le estoy demostrando que recogieron pruebas, puede decirse falsas, para presentárselas a Sarmiento Angulo en la junta”.

La revista señala que esas declaraciones ya fueron confirmadas por el abogado Gabriel Alejandro Dumar Lora, procesado por su responsabilidad en las maniobras ilegales y quien ha declarado en varios procesos.

A las evidencias que usará el Grupo Aval para enfrentar los procesos en los que ha tenido que dar explicaciones sobre su sociedad con Odebrecht se sumarían documentos como actas internas de la misma Superindustria, como la Resolución 67837 del 13 de septiembre de 2018.

“Dentro del acervo probatorio recaudado hasta el momento, no se encuentra prueba alguna que permita acreditar que Grupo Aval hubiese tenido conocimiento o prestado colaboración en la configuración y ejecución del acuerdo colusorio que se celebró con Gabriel Ignacio García Morales (...). La conclusión evidente de esta circunstancia es que, de conformidad con el material probatorio recaudado, Grupo Aval no habría participado en el soborno ofrecido y pagado”, se lee en el documento revelado por Semana.

Si las directivas de Aval y los Sarmiento hubiesen estado de acuerdo en esos pagos ilegales,  simple y llanamente Aval jamás habría podido reclamar que le dieran explicaciones sobre esos contratos

Igualmente hizo referencia a una declaración de Luiz Antonio Bueno Junior, exejecutivo de Odebrecht, que llegó a una negociación con la Fiscalía y quien mencionó que habló del tema de los sobornos con Melo Acosta, pero que no le constaba que las cabezas de Aval estuvieran enteradas del tema.
Bueno Junior ha declarado desde el exterior, y aunque es considerado uno de los protagonistas del escándalo, no mencionó qué personas por encima de Melo Acosta estuvieran relacionadas con los hechos investigados. Y dijo que por eso en las denuncias que interpusieron ante la Fiscalía por los pagos de sobornos solo incluyeron a Melo Acosta y al viceministro García Morales.

De hecho, la revista hace referencia a un episodio mencionado por Bueno Junior en sus declaraciones sobre una reunión en la que supuestamente Melo Acosta le dice que le iba informar a Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez acerca de las negociaciones con el exviceministro García Morales.

La publicación de Semana señala que el testigo reconoce que no le consta que eso pasara y que a esto se suma que Luiz Antonio Mameri, otro de los testigos del caso, “ante una pregunta específica sobre si otras personas o miembros del Grupo Aval diferentes a Melo habían tenido conocimiento sobre el acuerdo de pago de 6,5 millones de dólares al viceministro de Transporte Gabriel García Morales, declaró: 'No sé indicar si otras personas tenían conocimiento' ”.

También recoge la publicación una conclusión del representante del grupo en los procesos que se vienen adelantando en distintas instancias: “Si las directivas de Aval y los Sarmiento hubiesen estado de acuerdo en esos pagos ilegales –agrega el jurista–, simple y llanamente Aval jamás habría podido reclamar que le dieran explicaciones sobre esos contratos irregulares a través de los cuales salió plata del consorcio, y muchísimo menos habría conseguido que esos dineros volvieran al consorcio, eso se cae de su peso”.

Y finalmente se refiere la publicación a la supuesta existencia de evidencias contra las cabezas del Grupo Aval que estarían en el proceso madre que se encuentra en Brasil, cuyas autoridades han venido entregando información a los países que la han solicitado previa firma de acuerdos de confiabilidad y garantizando que sus testigos no serán procesados.

Semana retoma una entrevista con el exjefe de la Dirección Contra las Finanzas Criminales de la Fiscalía, quien aseguró: “Conocimos todo lo que tiene Brasil. Según lo que vimos con el fiscal con el que viajé, allá no se encuentra nada más, y todo lo que hay allí ya se indagó en Colombia. No van a encontrar nada distinto de lo que la Fiscalía ya investigó y les compulsó a la Corte y a la Procuraduría”.

REDACCIÓN JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.