Trece venezolanos son capturados al día, ¿qué va a hacer el Distrito?

Trece venezolanos son capturados al día, ¿qué va a hacer el Distrito?

Alista sistema de identificación para individualizarlos y hasta expulsarlos.

Capturados

Cada 24 horas la Policía de Bogotá captura 13 venezolanos, especialmente por hurto a personas, residencias y comercio.

Foto:

Cortesía Policía / Archivo EL TIEMPO

Por: Unidad Investigativa
28 de abril 2019 , 08:44 p.m.

El secretario de Seguridad de Bogotá, Jairo García, anunció que antes de finalizar el año estará listo un sistema de identificación de extranjeros, más robusto que el actual, con el propósito de individualizar de manera efectiva a quienes se vean involucrados en un hecho irregular.

Esa es la primera medida que el gobierno de Enrique Peñalosa alista ante el crecimiento de la migración venezolana, pero también ante el aumento de ciudadanos de ese país involucrados en delitos.

Tal como lo reveló EL TIEMPO este domingo, cada 24 horas la Policía de Bogotá captura 13 venezolanos, especialmente por hurto a personas, residencias y comercio.

En los cuatro primeros meses del 2018, el número de capturados fue de 407. Y este año ya van 1.489. De estos, la mayoría fue detenida por hurto (1.111 casos), lo que representa un aumento del 266 por ciento. Y el fenómeno se replica en otras ciudades.

Autoridades señalan que ya han desarticulado varias bandas, como ‘los Katiros’ y ‘los Tinos’, compuesta por hasta seis miembros que empezaron a delinquir individualmente, pero ahora tienen cabecilla venezolano y portan armas.

Al aumento se une que su judicialización es difícil. Se requiere de su plena identidad. Pero la mayoría es indocumentada.

“La Alcaldía tiene un programa robusto y único de acogida y apoyo a esta población. Pero es urgente que también se tomen medidas a nivel local y nacional para controlar el brote delincuencial”, explicó una autoridad local. Agregó que de las 4.130 personas capturadas este año en Bogotá por todo tipo de robos y lesiones personales, el 36 por ciento son venezolanos. El Secretario de Seguridad recalcó que la gran mayoría de la población venezolana está trabajando legalmente y cumpliendo con los protocolos de integración para que no sean instrumentalizados por el crimen. Reconoció que hay que seguir trabajando interinstitucionalmente para detener los brotes de delincuencia en esa población.

Las expulsiones

Este trabajo, de acuerdo con García, se viene realizando con Migración Colombia, la Policía y otras instancias del Gobierno Nacional, con el fin de que el intercambio de información sea riguroso y los procedimientos a los que haya lugar, como la expulsión, se puedan hacer con más celeridad. Además, se identificaron, aparte del hurto, otros delitos como la trata de personas o la explotación laboral infantil, que también se analizan con lupa para enfrentarlos.

Otra aliada es la Fiscalía de Bogotá, que interviene ante la dificultad que en ocasiones se presenta con la identificación, lo que retrasa la adopción de medidas como la expulsión.

Al respecto, el director de Migración Colombia, Christian Krüger, dijo que la primera invitación es a no estigmatizar ninguna población, en especial la venezolana. Y recordó que miles de colombianos se fueron a vivir a ese país vecino hace varias décadas y hoy están regresando por necesidad.

“Frente a los delitos, lo primero es el inicio de las acciones judiciales y penales. En ningún momento las suple la acción migratoria administrativa. Ahora bien, si por algún motivo estas no prosperan, se le debe transmitir esa información a Migración Colombia para proceder dentro del marco jurídico: establecer desde sanciones hasta deportaciones y expulsiones”, señaló Krüger.

Felipe Muñoz, gerente de Frontera, anunció que en mayo se iniciará un trabajo con expertos, Policía y secretarios de Seguridad para analizar el problema, definir cómo informar el fenómeno sin estigmatizar e identificar acciones prontas para prevenir y sancionar.

En cualquier caso, el Distrito también está potenciando los procesos de integración social de los migrantes con el fin de que se puedan acoger a protocolos de capacitación, adaptación y hasta de formación laboral. El objetivo es poner barreras fuertes para que la delincuencia no pueda seguir aprovechando su situación de vulnerabilidad reclutándolos para sus actividades ilegales. De hecho, también se busca que los migrantes que cayeron en la ilegalidad no sirvan de intermediarios para reclutar más gente o que, como se ha documentado, formen sus propias bandas.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.