‘Esta guerra va a seguir si no existe atención psicológica para todos’

‘Esta guerra va a seguir si no existe atención psicológica para todos’

El médico Denis Mukwege, premio Nobel de Paz en 2018, visitó Colombia. Destaca el proceso de paz.

Denis Mukwege premio nobel de paz 2018

El médico congoleño Denis Mukwege escuchó durante su visita a sobrevivientes de violencia sexual en Colombia.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

Por: María Isabel Ortiz Fonnegra
16 de agosto 2019 , 09:24 p.m.

Durante dos décadas, el ginecólogo congoleño Denis Mukwege ha tratado en el Hospital de Panzi, que fundó en 1999 en la ciudad de Bukavu, a más de 40.000 mujeres víctimas de violencia sexual en el conflicto de ese país.

Inicialmente abrió la clínica para atender a mujeres en sus partos, pero su primera paciente no fue a dar a luz, había sido violada y hombres armados le dispararon en sus genitales, causándole graves heridas; la ayudó, y desde entonces no ha parado con este trabajo.

Esa labor lo hizo merecedor en el 2018 del premio Nobel de Paz, que compartió con Nadia Murad, quien fue esclava sexual del Estado Islámico y tras escapar se convirtió en una voz contra el tráfico de personas y la violencia sexual en Irak y el mundo.

Mukwege, quien vino a Colombia por invitación de la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales, la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP y la Universidad Central, entre otros, para reunirse con mujeres víctimas del conflicto dice que en el conflicto las agresiones sexuales son un acto de terrorismo.

Que el cuerpo de las mujeres nunca más se convierta en un campo de batalla

Este médico cirujano de 64 años de edad destaca las negociaciones de paz en Colombia como un ejemplo para el mundo y asegura que sentándose a conversar se llega a acuerdos “para que el cuerpo de las mujeres nunca más se convierta en un campo de batalla”.

EL TIEMPO estuvo en uno de esos evento y, en compañía de otros medios de comunicación, le hizo una entrevista.

En la lucha contra la violencia sexual hacia las mujeres, ¿cuál es el papel de los hombres?

El rol de los hombres es considerar que aquellos que cometen las violaciones son en su mayoría hombres contra mujeres.En V-Men Congo –ONG fundada por Mukwege en la que hombres apoyan las luchas de las mujeres– buscamos sensibilizar para que las mujeres dejen de ser vistas como personas de segunda. Buscamos ser un modelo de masculinidad positiva, que permita entender que todos estamos en el mismo nivel, porque muchos hombres piensan que como ‘solo son mujeres’ pueden sufrir todos estos crímenes, y no es así.

Muchas veces el discurso feminista no cae bien porque nos hacen creer que los derechos que nos merecemos ya los conseguimos...

Estuve en un Consejo de Seguridad de la ONU en abril de este año y fue impresionante ver que sociedades consideradas progresistas como China, Rusia y Estados Unidos han empezado a retroceder en temas como la salud reproductiva de las mujeres. Pienso que hoy las mujeres deben pensar que los derechos adquiridos no son definitivos, así que deben continuar luchando para conservarlos.

Para quienes tienen poder es fácil tener el control si crean guerra. Ellos todos los días se benefician de esto, y las mujeres y los niños pagan el precio más alto

¿Quiénes abusan sexualmente de las mujeres en el Congo?

Si en Colombia tienen el problema con los narcotraficantes, en el Congo tenemos un problema porque todos los electrónicos contienen coltán, que está en un 80 % en esta región; para quienes tienen poder es fácil tener el control si crean guerra. Ellos todos los días se benefician de esto, y las mujeres y los niños pagan el precio más alto. Hay muchas similitudes entre Colombia y Congo en cuanto el origen de la guerra.

Victimas de violencia sexual de las Farc se han quejado porque no han sido reparadas, pero sus victimarios hoy son senadores, ¿qué opina?

No debemos esperar a que la justicia llegue para poder repararlas, hay que tratarlas por los daños físicos, psicológicos y socioconómicos que han sufrido. Una vez que la mujer vuelve a estar en condición de rehacer su vida, puede tomar el poder para actuar en justicia y recibir una reparación integral. Estos son crímenes contra la humanidad, son imprescriptibles, y cualquiera que los haya cometido debe responder, no quiero entrometerme en la política colombiana, pero hay que actuar, sean senadores o no.

Denis Mukwege premio nobel de paz 2018

Durante un evento, mujeres víctimas le regalaron a Mukwege un cuadro realizado por ellas y excombatientes de las Farc. El cuadro se elaboró desde una cárcel.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

Estos son crímenes contra la humanidad, son imprescriptibles, y cualquiera que los haya cometido debe responder, hay que actuar, sean senadores o no

¿Ha podido hablar con el Gobierno colombiano?

Estoy aquí por invitación de las mujeres colombianas, para mí la relación con la gente es la más importante. Trabajo en más de 20 países para conectar a las mujeres del mundo que han sufrido la misma situación y que quieren intercambiar sus experiencias, yo no trabajo para ser recibido por los grandes políticos; lo más importante es trabajar y conectar a las mujeres víctimas.

Mencionó que luego de conflictos hay que ayudar tanto a víctimas como a victimarios para cerrar ciclos de violencia...

Tanto unos como otros son, de un modo, víctimas del mismo conflicto; para recomponer el tejido social es importante tratarlos, pero sabiendo que trabajar con ellos no significa perdonarles sus actos, tienen que pagar por lo que hicieron. Hay que tener en cuenta que no podrá reinsertarse a la sociedad una persona que esté enferma mentalmente, los victimarios también sufren esas consecuencias, así como las víctimas, que tienen que recibir atención psicológica.

¿Cómo diferenciar a quienes fueron obligados a cometer esos crímenes?

Los crímenes de guerra que usan la agresión sexual como arma son planeados, el mismo grupo comete los mismos actos, el mismo método. Hay que hacer un esfuerzo para comprender quién ha planificado estos actos. Cuando hay miles de combatientes que cometieron violaciones no se pueden poner al lado de la sociedad porque representan un peligro, tampoco se pueden reinsertar sin tener un sondeo de quién hizo qué y por qué; una vez se comprende eso puede saberse cuál será el tratamiento para cada uno de ellos.

Es fundamental poder abordar a las víctimas de forma holística, una vez que esa persona reintegre su humanidad y tenga una identidad, ahí la justicia debe ayudarles a reconstruir una nueva vida.

Tras el acuerdo de paz, los crímenes bajaron, pero el año pasado volvieron a aumentar los crímenes contra lideresas, incluyendo agresiones sexuales ¿este fenómeno es recurrente?, ¿qué hacer para frenarlo?

Es importante saber que esto pasa cuando no se ha hecho un proceso de desmovilización que vaya más allá de entregar las armas. Desmovilizarse no es solo entregar el uniforme, es necesario desmovilizar también la mente. Esta guerra que ha durado más de 50 años, en donde los niños han aprendido a matar, a violar, a utilizar las armas, va a seguir si no se hace un tratamiento psicológico, para eso se necesita de profesionales.

Esta guerra que ha durado más de 50 años, en donde los niños han aprendido a matar, a violar... va a seguir si no se hace un tratamiento psicológico, para eso se necesita de profesionales

¿Cómo debe repararse a los niños víctimas de violencia sexual?

El primer desafío es devolver a la persona el sentido de humanidad, creo que no podemos comenzar a hablar de Justicia para una persona que no se reconoce como una persona, que siente que la sociedad no la acepta. 

Por eso que digo que es fundamental poder abordar a las víctimas de forma holística, una vez que esa persona reintegre su humanidad y tenga una identidad, ahí la justicia debe ayudarles a reconstruir una nueva vida. 

Pienso que para los niños no hay suficiente investigación sobre cómo se comportan tras estos hechos. Pero sin duda los niños que sufren violaciones a corta edad, e incluso estando en el útero, son niños que luego tendrán comportamientos diferentes a los demás. Es necesario hacer más investigaciones sobre esto.

¿Cuál debería ser el papel del Gobierno frente a la violencia sexual que aún se ve por el conflicto?

El Estado debe proteger a los ciudadanos más vulnerables; una vez pueda asegurar esa protección, ahí es cuando realmente puede empezar un proceso de reparación. Lo primero que debe hacerse para encontrar una solución es reconocer el problema, y el pueblo colombiano ya lo reconoció. Tengo el sentimiento de que Colombia es un ejemplo para todos los países por este proceso de paz.

MARÍA ISABEL ORTIZ FONNEGRA
REDACCIÓN JUSTICIA- EL TIEMPO
En Twitter: @M_I_O_F

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.