Al juicio de hermanos Uribe Noguera serán llamados 40 testigos

Al juicio de hermanos Uribe Noguera serán llamados 40 testigos

Uno de los testigos será Rafael Uribe, condenado por el homicidio de la niña Yuliana Samboní.

Hermanos Noguera

Catalina Uribe Noguera y Francisco Uribe Noguera

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

26 de octubre 2017 , 04:30 p.m.

Ante el Juzgado 46 Penal de Conocimiento se registraron por parte de la defensa de Catalina y Francisco José Uribe Noguera, los nombres de 40 testigos para que serán llamados a testificar.

Los hermanos del confeso asesino de la niña Yuliana Samboní fueron acusados de ser coautores de los delitos de ocultamiento, alteración o destrucción de material probatorio y favorecimiento de secuestro.

Después del análisis de las pruebas que presentó la Fiscalía, que fueron 10 tomos de documentos escritos, en promedio de 250 a 300 folios y documentos electrónicos de 8 actas, entre otros, la defensa de los Uribe Noguera afirmó que entre sus testigos estará Rafael Uribe Noguera, ya condenando. También serán tenidas en cuenta la entrevista a Fernando Merchán, el vigilante del edificio donde vivía el arquitecto quien se habría suicidado, Juvencio Samboní, padre de la menor y las actas de inspecciones policiales del día de los hechos.

El juzgado hizo un llamado de atención debido a que la defensa únicamente hizo una enunciación de las pruebas, pero no hizo el descubrimiento de los elementos materiales frente a la Fiscalía, como se supone era su deber.

La continuación de la audiencia será el próximo 14 de diciembre.

La historia de los hechos

Los hechos por los cuales fueron acusados, presuntamente ocurrieron el 5 de diciembre de 2016 después de la denuncia, proveniente de uno de los testigos de la defensa, Álvaro Rincón, de una niña desaparecida en horas de la mañana. 

Gracias a la ágil denuncia, lograron verificar la cámara de seguridad de una panadería del lugar, cómo una camioneta Nissan raptaba a Yuliana Samboni.

La primera persona que contactó la policía fue Laura Arboleda, también llamada a declarar por la defensa, que es la esposa de Francisco Uribe. Posteriormente, Francisco habló también con la policia y les dijo que la camioneta la tenía su hermano, Rafael.

Según el ente acusador, luego de varias llamadas, Francisco junto al capitán Gabriel Niño Silva y teniente Carolina Correa, se dirigieron al edificio que quedaba en la Calle 64 # 85. Luego de esto, Catalina Uribe se encontró con Francisco.

Posteriormente, luego de una corta conversación con su hermano, se dirigieron al apartamento 603 en el edificio Equs. “Desde las 2:00 PM sabía que Rafael había ido allí, ya que lo había llamado y había hablado con él”, afirmó la Fiscalía en la acusación.

Los hermanos llegaron al edificio a las 3:40 PM; Francisco habría ingresado por la portería y se habría dirigido directamente al parqueadero. Adicionalmente, dijo la Fiscalía que “vio la camioneta y la puerta no estaba cerrada; cuando la abrió vio un zapato de niña. Él subió y entró escalando por un balcón. Catalina entró por la puerta principal”.

Según la investigación que relató la Fiscalía, desde las 4:00 PM hasta las 5:30 PM, momento en el que ya estaban los tres hermanos, se identificaron muchas llamadas entre Francisco y el abogado defensor, Juan David Riveros. En esas llamadas, Francisco le preguntó al abogado que a dónde debía llevar a su hermano por abuso de drogas.

A las 5:40 PM salieron los tres, Catalina se quedó en la Calle 62 y Francisco continuó con su hermano a la clínica Monserrat, por un posible evento coronario.

Después de las 7:30 PM es cuando Francisco finalmente llama al capitán Gabriel Niño y ya en compañía de su abogado defensor, le dice que su hermano ahogó a la menor intentando callarla y que la había dejado en el jacuzzi. 

Dos horas después, Rafael es trasladado a la clínica Navarra. Ahí estuvo hasta el 6 de diciembre cuando fue dado de alta y capturado inmediatamente. 

Por estos motivos, la Fiscalía acusó a Catalina y Francisco Uribe Noguera de destruir evidencia relevante en los dispositivos de los tres hermanos.

El ente acusador sustenta que Catalina tuvo el celular de su hermano desde 4 al 14 de diciembre: "hizo uso de la clave para acceder a la información contenida", después de leer y ver todo, lo borró.

Adicionalmente, presuntamente suprimieron apartes y conversaciones con otros contactos de llamadas realizadas en la fecha de los hechos y días posteriores: "pretendieron evitar que la autoridad tuviera acceso a la información ya citada (...) Destruyeron la evidencia de manera deliberada y evidente".


JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.