EE. UU. quiere llevarse a la cúpula de ‘la Oficina’

EE. UU. quiere llevarse a la cúpula de ‘la Oficina’

Tom’, ‘Douglas’, ‘Pesebre’, ‘Lindolfo’ y ‘Pichi’, con días contados en Colombia. Popeye, en la mira.

Tom

Carlos Mesa, alias Tom.

Foto:

Fredy Builes / Reuters

01 de septiembre 2018 , 10:54 p.m.

Secuestro extorsivo, microtráfico, asesinatos, desaparición forzada, conformación de grupos armados, porte ilegal de armas…

Esos son algunos de los delitos por los que hoy están presos parte de los cabecillas de la temida ‘Oficina’, el aparato criminal de la mafia que viene operando desde hace más de dos décadas en el país, sin que aún pueda ser desarticulado.

Aunque graves, ese tipo de prontuarios han impedido que delincuentes de la talla de Carlos Mesa, alias Tom, y José Muñoz, conocido como Douglas, puedan ser pedidos en extradición por la justicia de Estados Unidos. Y, de paso, han permitido que los herederos del poder de esa estructura sicarial desafíen la justicia colombiana delinquiendo desde las cárceles.

Pero su suerte jurídica está a punto de cambiar. EL TIEMPO estableció que la Alcaldía de Medellín, en colaboración con autoridades nacionales, está recogiendo evidencia para ascender a estos sujetos de delincuentes locales a capos internacionales, tal como ya sucedió con sus antiguos jefes: Diego Murillo, alias don Berna; Carlos Aguilar, alias Rogelio, y Maximiliano Bonilla, alias Valenciano.

De manera paralela, un grupo especial de la DEA rastrea información en las diferentes cortes estadounidenses, y en cárceles de ese país, en busca de testimonios y pruebas de su participación en el trasiego internacional de droga, lavado de activos y en otros crímenes trasnacionales para armarles un dosier que le permita al Departamento de Justicia pedirlos finalmente en extradición.

Además de ‘Tom’ y ‘Douglas’, en la lista de blancos prioritarios aparecen Ferney Ramírez, alias Pesebre, y Sebastián Murillo, ‘Lindolfo’. Incluso, EL TIEMPO estableció que agentes antimafia también van detrás de Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, señalado miembro del grupo de ‘la Oficina’ y acusado de los delitos de concierto para delinquir y extorsión agravados. El expediente contra el sicario de Pablo Escobar se abrió el mismo día en que lo encontraron en una fiesta (9 de diciembre) celebrando el cumpleaños de ‘Tom’.

Prontuarios menores

Este diario conoció apartes del barrido judicial y supo que en Estados Unidos están desconcertados por el hecho de que un criminal como ‘Tom’, por quien ese país ofrecía 2 millones de dólares de recompensa, solo registre delitos como falsedad en documento público y porte ilegal de armas. Y por ahora es un simple sindicado.

En similar escalafón está ‘Pesebre’, condenado a 9 años por extorsión, uso de menores y concierto para delinquir, a pesar de que decenas de testimonios lo involucran con crímenes mayores.

Y el caso de ‘Lindolfo’ es parecido al de ‘Tom’: aunque es señalado de manejar grandes estructuras mafiosas con tentáculos en el exterior, en Colombia solo es sindicado de homicidio agravado y porte ilegal de armas.

De hecho, el que más delitos registra es alias Douglas, quien tiene secuestro extorsivo, homicidio, desaparición forzada y conformación de grupos armados, lo que le permitió a la justicia nacional condenarlo a 32 años de prisión y mantenerlo en una celda de máxima seguridad de Cómbita, Boyacá.

También se están escarbando en expedientes judiciales todas las referencias que hay en contra de Mauricio Alberto Uribe, alias el Grande, otro de los miembros del llamado grupo colegiado de ‘la Oficina’ que permaneció oculto durante años. El delincuente, un exsargento expulsado de la institución en 1999, fue capturado el 15 de agosto pasado y solo está sindicado de concierto para delinquir. Pero en Washington saben que trabajaba para la mafia desde 1997, cuando aún portaba el uniforme.

De hecho, el ‘Grande’ aparece en el expediente del crimen de Jaime Piedrahíta, el investigador del CTI que indagaba los nexos de Gustavo Upegui, entonces dueño del Envigado Fútbol Club, con ‘la Oficina’. En ese momento, el uniformado era miembro de un grupo de inteligencia y antiterrorismo de la Dijín y de la Sijín, y luego se desmovilizó del bloque ‘para’ ‘Héroes de Granada’. Y en los últimos años posaba de empresario.

El resto de la lista la completan John Palacio, alias Rayo, acusado de secuestro extorsivo y uso de documento falso; Juan Carlos Castro, alias Pichi, quien solo tiene concierto para delinquir, al igual que Jorge Vallejo, de la banda criminal ‘los Chatas’. También aparecen Elkin Triana, cabecilla de la banda ‘los Triana’; Óscar Palacio, alias Tigre, del ‘clan del Golfo’, y Cristian Mazo, alias Sombra, de ‘los Robledo’.

La información les fue compartida al presidente Iván Duque y al embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, en las reuniones a puerta cerrada que sostuvieron con el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.co
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.