Lyons tendrá que responder por 50.000 millones ante la Contraloría

Lyons tendrá que responder por 50.000 millones ante la Contraloría

Edgardo Maya afirma que el exmandatario tiene millonarios procesos por la corrupción en Córdoba.

Edgardo Maya, contralor general

El contralor general, Edgardo Maya Villazón, asegura que la lucha contra la corrupción no se está perdiendo en Colombía.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Por: Milena Sarralde Duque
28 de octubre 2017 , 11:00 p.m.

El contralor general, Edgardo Maya Villazón, habla de cómo va el partido en la lucha contra la corrupción y advierte que están en marcha todos los mecanismos legales para quitarles los recursos apropiados ilegalmente a los delincuentes de cuello blanco.

Para ganar la lucha contra la corrupción, ¿es mejor endurecer las penas o afectar el patrimonio de los corruptos?

Hay que erradicar la mala costumbre de resolver los problemas con nuevas normas. La reforma de las leyes ha estado ligada históricamente a la incapacidad de hacerlas cumplir. El Código Penal del 2000, en sus primeros 13 años, sufrió 38 reformas, ¡casi tres por año!, y eso no necesariamente mejoró la situación. Lo que sí es clave es que no se les quiten dientes a los órganos de control.

En los últimos tres años han tratado de menoscabar las facultades de la Contraloría. En 2014 le prohibieron investigar a los magistrados de las altas cortes. En 2015 le quitaron la función de control de advertencia. Y después han intentado retirar las normas que inhabilitan para acceder a cargos públicos a ciudadanos que no han cumplido una sanción fiscal. La buena noticia es que algunas de esas movidas ya se han revertido y otras están en proceso de revertirse.

Pero con tanto escándalo pareciera que esa lucha se está perdiendo...

En medio de la peor crisis de corrupción que vive el país, me atrevo a decir que es también uno de los mejores momentos de los órganos de control. Estamos dando la batalla y la queremos ganar. Desde la Contraloría, por ejemplo, hemos dejado al descubierto casos como el de Reficar, los Juegos Nacionales de Ibagué, el cartel de la hemofilia, el cartel de los enfermos mentales, la mala utilización del Plan de Alimentación Escolar, con el que llevamos dos años dando la batalla para que no se roben el alimento de ocho millones de niños, y en general todo el saqueo al Sistema General de Participación.

Hemos hecho una gran alianza con la Fiscalía y la Procuraduría, y nuestras auditorías han servido de soporte para que ellos consoliden y avancen con gran velocidad en sus investigaciones.

En medio de la peor crisis de corrupción que vive el país, me atrevo a decir que es también uno de los mejores momentos de los órganos de control

La Contraloría está acreditada como víctima en sonados casos de corrupción. ¿Usted cree que los preacuerdos que realiza la Fiscalía garantizan que se reintegren los recursos robados?

Estamos representando a todos los colombianos para enfrentar el daño ocasionado por estos bandidos al patrimonio público. Desafortunadamente, los preacuerdos solo permiten que se recupere hasta un cincuenta por ciento de los recursos robados. Así lo dispone nuestra legislación penal; se quedan con el resto, y eso puede terminar convirtiéndose en un estímulo para los latrocinios al erario.

Como quien dice, robe y si colabora delatando a sus cómplices se queda con la otra mitad, y además le rebajamos parte la pena. Lo importante es que ahí no termina la tarea de la Contraloría. Luego, o simultáneamente, viene el proceso de responsabilidad fiscal, que es diferente al penal, en donde la Contraloría toma las riendas y el monto que se recupera puede ser muy superior, y hacemos el esfuerzo para que sea la totalidad de la reparación del daño ocasionado. Entonces, la Contraloría es la esperanza.

En el proceso del exgobernador Alejandro Lyons, el preacuerdo dice que va a devolver solo 4.000 millones de pesos. ¿En ese caso qué van a hacer?

En el proceso penal Lyons debe devolver ese monto, pero, paralelamente, en la Contraloría estamos adelantando el proceso de responsabilidad fiscal por 50.000 millones de pesos. Que indexado puede llegar a los 70.000 millones. Pues, claro que quisiéramos que se recuperara más plata desde lo penal, pero ese proceso responde a otra lógica, la de acopiar pruebas para determinar culpabilidad y sancionar. Damos nuestro voto de confianza a la tarea que adelanta el fiscal Néstor Humberto Martínez.

La Corte Suprema aseguró en un fallo reciente que los Nule no reintegraron todo lo que se apropiaron. ¿Cuánto se recuperó del ‘carrusel’ de contratos?

Ahí tenemos buenas noticias. Ya estamos en la etapa de ejecución de un cobro coactivo por 173.000 millones de pesos por el caso de TransMilenio de la 26, en el cual están involucradas 17 personas, entre ellas el exalcalde Samuel Moreno y los primos Nule. Ya tenemos garantías de que podemos recuperar 155.000 millones. De manera que probaremos que la corrupción no paga. Pero además hay que tener en cuenta que más allá del proceso de responsabilidad fiscal, en el proceso penal de los Nule, la Contraloría está reconocida como víctima y estamos pendientes de que la Corte falle sobre la indemnización. En el país se ha vuelto lugar común pensar o decir que los corruptos se salen con la suya. Y no es verdad. Cada vez les ganamos más batallas.

En el país se ha vuelto lugar común pensar o decir que los corruptos se salen con la suya. Y no es verdad. Cada vez les ganamos más batallas

En el caso de los Nule, ellos recibieron beneficios y no habían devuelto la plata...

No habían devuelto ni el cincuenta por ciento de lo que se robaron. El juez que los condenó y el tribunal que confirmó la condena no se dieron cuenta de lo ordenado por la norma. Qué extraño.

¿Por qué es tan difícil hacer efectivos los fallos fiscales de la Contraloría y perseguir los patrimonios de los corruptos?

No es fácil porque los culpables de la corrupción se insolventan y la Contraloría no tiene la facultad para perseguir los bienes de terceros sino del directamente involucrado. Podemos tomar medidas cautelares como los embargos y estamos siguiendo la ruta del dinero en los paraísos fiscales.

También buscamos que, como víctimas en lo penal, se extinga el dominio de bienes de los involucrados y sus testaferros. De hecho, gracias al empeño del equipo de la Contraloría tenemos cifras importantes en este período: en un año, el 2016, logramos recuperar más recursos de los que ha logrado recuperar la Contraloría en la totalidad de cuatrienios anteriores. Pero eso no nos satisface, es un porcentaje que hay que incrementar mucho más. En eso estamos.

¿Cuál es el sector que más le preocupa hoy por el riesgo de pérdida de plata?

Sin duda, el Sistema General de Participaciones, que maneja los recursos que gira la Nación a departamentos y municipios para salud, educación y agua potable. Al año son 36 billones de pesos. Este sistema que nació en 2001 con la intención de cerrar las brechas sociales se ha convertido en la posibilidad para que muchos pícaros se roben la plata que debe ir a los más pobres. De ahí han nacido varios de los escándalos que la Contraloría ha descubierto.

MILENA SARRALDE DUQUE
Justicia@MSarralde

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.