Medicina Legal confirmó que Dilan Cruz murió por disparo del Esmad

Medicina Legal confirmó que Dilan Cruz murió por disparo del Esmad

Proyectil hace parte de los elementos autorizados para el uso de la Policía Antidisturbios.

Dylan Cruz
Foto:

Cesar Melgarejo / EL TIEMPO

Por: Justicia
28 de noviembre 2019 , 09:29 p.m.

La Fiscalía General de la Nación recibió ayer como parte del acervo probatorio el dictamen de Medicina Legal que confirmó que el joven Dilan Mauricio Cruz Medina murió a causa del disparo de un arma usada por los integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

“Los hallazgos de necropsia permiten afirmar que la muerte del joven es secundaria al trauma craneoencefálico penetrante, ocasionado por munición de impacto, lo cual ocasiona severos e irreversibles daños a nivel del encéfalo”, dijo en su declaración oficial la directora del Instituto de Medicina Legal, Claudia Adriana García.

El dictamen forense se conoció tres días después de la muerte de este joven de 18 años, ocurrida en la noche del lunes pasado en el Hospital Universitario San Ignacio.

Hasta allí llegó un equipo interdisciplinario de médicos especialistas forenses, patólogos y balísticos, quienes además de estudiar la historia clínica de Dilan Cruz –que fue llevado al hospital el sábado, luego de ser impactado cuando participaba en una marcha que el Esmad trataba de disipar– aplicaron el protocolo de Minnesota, recomendado por la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos para casos de ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias.

Tal como lo había revelado este diario, los estudios balísticos realizados por los forenses permitieron concluir que Dilan Cruz recibió en su cabeza el impacto de una munición tipo bean bag. Se trata de un cartucho plástico de carga múltiple, con base de metal, en cuyo interior hay un kevlar, o saco de tela, que contiene entre 200 y 500 perdigones de plomo.

(Lea también: Los rostros de las personas afectadas por las marchas de esta semana)

La directora de Medicina Legal agregó que “los elementos analizados cumplen con la ficha técnica de la casa fabricante y no han sido modificados”. Esta afirmación llevó a que autoridades como el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, descartaran las versiones de que al joven le habían disparado con una munición ‘recalzada’, es decir, manipulada para incrustrarle elementos extraños que hacen más daño a quien recibe el impacto. El dictamen añade que el arma con la cual se hizo el disparo fue una escopeta calibre 12 de uso autorizado para el Esmad.

Estos hallazgos, aseguró García, permitieron concluir que se trató de una muerte violenta, en modalidad de homicidio.

A partir de esta información, entonces será la Fiscalía la encargada de señalar el paso a seguir en la investigación contra el agente del Esmad responsable del hecho, que fue apartado de su cargo mientras esta avanza.

(Le puede interesar leer: De la Espriella defenderá a Esmad investigado por muerte de Dilan Cruz)

El ente investigador tendrá que determinar, en primer lugar, si considera que el disparo que mató a Dilan Cruz se enmarcó en un acto de servicio, por lo cual podría remitir el caso a la justicia penal militar encargada de juzgar ese tipo de conductas.

En un escenario distinto, la investigación seguiría en la Fiscalía, que deberá determinar si fue un hecho doloso o culposo (sin la intención de causar la muerte del joven). En caso de existir diferencias sobre el tema, se podría acudir a la colisión de competencias, que tendría que ser resuelta por el Consejo de la Judicatura.

Los protocolos nacionales e internacionales indican que ese tipo de proyectiles deben ser usados a una distancia prudencial cercana a los 40 metros y se deben apuntar por debajo del cuello. Ese factor será definitivo a la hora de tomar una decisión.

(Lea también: Esta es el arma y la munición que mataron a Dilan)

‘Son armas convencionales’

El ministro Carlos Holmes Trujillo insistió en que el arma y el proyectil usados son convencionales y están cobijados por los protocolos de Naciones Unidas. No obstante, reconoció que su uso sí puede tener consecuencias letales.

“Pueden penetrar o lacerar la piel, pueden requerir extracción, pueden lesionar los ojos, producir fracturas, conmoción cerebral, lesiones en órganos internos, hemorragias. Si el disparo fue efectuado a corta distancia y sobre el pecho, el abdomen o la cabeza, estas lesiones pueden ser fatales”, explicó.

Con un informe de Naciones Unidas en sus manos, dijo que el proyectil “está contemplado” por ese organismo internacional como “armas no letales utilizadas por grupos antidisturbios”, así como la escopeta calibre 12, calificada como “menos letal”.

Sin embargo, en países como Chile, donde se han incrementado los enfrentamientos entre la policía y manifestantes, se pidió suspender su uso tras un informe de la ONG Human Rights Watch.

JUSTICIA@JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.