Dos de cada tres personas en el mundo, sin acceso básico a justicia

Dos de cada tres personas en el mundo, sin acceso básico a justicia

Estos son los resultados del primer informe global sobre las brechas en servicios judiciales.

Leyes y justicia en Colombia

 

Foto:

123RF

Por: María Isabel Ortiz Fonnegra
21 de junio 2019 , 05:21 a.m.

Dos tercios de la población mundial, es decir, más de 5.100 millones de personas no tienen un acceso básico a la justicia.

Si se toma como base que en el mundo hay alrededor de 7.700 millones de habitantes, según la División de Población de la ONU, significaría que solo 2.600 millones de personas tienen un mínimo acceso a la justicia.

Esta es una de las conclusiones más importantes del informe ‘Justicia para todos’, realizado por el Grupo de Trabajo sobre Justicia, que reúne a 300 investigadores alrededor del mundo y que fue presentado esta semana en Bogotá.

Puede consultar el informe completo aquí.

Este documento, que no hace menciones sobre cada país, es la primera medición sobre la brecha de justicia global, la inversión que habría que hacer para cerrar esas diferencias y cuáles son las principales preocupaciones de las personas sobre el acceso a la justicia.

La medición de la brecha de la justicia se realizó tomando tres dimensiones: las  personas que viven en condiciones extremas de injusticia -en países donde el sistema es incapaz de proteger los derechos y libertades básicos; en segundo lugar, la cantidad de personas que intentan resolver problemas jurídicos  y no lo logran; por último, las personas que carecen de protección legal que les permita ejercitar sus derechos. La conclusión es que al menos 5.100 millones de personas sufren alguna de estas formas de injusticia.

“Las cifras son bastante fuertes. Básicamente se ha calculado que 253 millones de personas viven en condiciones extremas de injusticia, 1.500 millones tienen problemas de justicia que no pueden resolver por sí mismas, 4.500 están excluidas de las oportunidades sociales, económicas y políticas que la ley les provee”, indicó Karina Gerlach, investigadora del Centro de Cooperación Internacional de la Universidad de Nueva York y una de los investigadores que participaron en el informe.

Básicamente se ha calculado que 253 millones de personas viven en condiciones extremas de injusticia, 1.500 millones tienen problemas de justicia que no pueden resolver por sí mismas...

La injusticia es más cara

Gerlach sostiene también que es falso que el acceso básico a la justicia tenga un costo muy alto hasta el punto de que las naciones no lo puedan asumir.

De hecho, el informe contiene un cálculo de lo que le costaría a un país, anualmente, garantizar un nivel de acceso básico a los servicios de justicia: 20 dólares por persona (unos 65.000 pesos), en los países de ingresos bajos; 64 dólares (aproximadamente 208.000 pesos), en los de ingresos medios, y 190 dólares (unos 608.000 pesos), en los países de ingresos altos.

Otra de las conclusiones del estudio es que invertir en la justicia resulta más barato que la misma injusticia. En promedio, según el documento, por cada dólar invertido en justicia hay 16 dólares en beneficios por el bajo riesgo de conflictos.

“Invertir en justicia básica para todo el mundo sale mucho más barato que estar construyendo cortes, y es más barato que los costos de la injusticia”, afirmó la investigadora, quien agregó que “la injusticia es tan costosa por el sueldo que se pierde, por la pérdida de Producto Interno Bruto (PIB), entre otros”.

La injusticia es tan costosa por el sueldo que se pierde, por la pérdida de Producto Interno Bruto (PIB), entre otros

De acuerdo con el informe, a nivel mundial el costo de un conflicto se sitúa en 2.000 dólares por persona anualmente, y los países pueden perder hasta una quinta parte de su PIB si son muy elevados los niveles de violencia.

Otra cifra que ayuda a entender la dimensión de los costos de la injusticia es que solo tres tipos de impacto debido a los problemas de la justicia –pérdida de ingresos, daños a la salud y el costo de buscar la reparación– significan un costo para los países de entre 0,5 por ciento y el 3 por ciento de su PIB anual, según cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde).

Y, así como tener un acceso básico a la justicia beneficia a los ciudadanos, los costos inmediatos de la injusticia también recaen en ellos. “La gente puede sufrir la pérdida directa de ingresos debido a la propiedad dañada o robada (o confiscada), por los pagos de los abogados o gastos judiciales, cuando viajan largas distancias al tribunal o se ausentan en el trabajo por asistir a los juicios”, cita el estudio.

Infografía Justicia para todos1

Informe Justicia para todos 2019; Índice de Acceso Efectivo a la Justicia Colombia 2017

Foto:

Informe Justicia para todos 2019; Índice de Acceso Efectivo a la Justicia Colombia 2017

Infografía Justicia para todos1

Informe Justicia para todos 2019; Índice de Acceso Efectivo a la Justicia Colombia 2017

Foto:

Informe Justicia para todos 2019; Índice de Acceso Efectivo a la Justicia Colombia 2017

Infografía Justicia para todos1

Informe Justicia para todos 2019; Índice de Acceso Efectivo a la Justicia Colombia 2017

Foto:

Informe Justicia para todos 2019; Índice de Acceso Efectivo a la Justicia Colombia 2017

Los mayores problemas

Seis áreas representan la mayoría de los problemas de las personas alrededor del mundo: violencia y delito, vivienda o vecinos, dinero o deudas, acceso a servicios públicos, controversias familiares y necesidades jurídicas con respecto al empleo o los negocios.

Además, según el informe, las mujeres y los niños son quienes tienen más dificultades para acceder a la justicia.

“Uno de los grandes argumentos de este informe es que no se necesitan tantos sistemas ‘formales’; se necesita más empoderamiento legal, que la justicia llegue mucho más rápido y esté cerca de la gente”, sostuvo Gerlach, quien considera que en muchos casos la solución no es construir grandes tribunales sino llevar soluciones rápidas a problemas cotidianos de las personas.

Estrategias para mejorar

El estudio ‘Justicia para todos’ no solo señala los graves déficits en acceso a servicios judiciales sino que incluye recomendaciones para que los países puedan mejorar las falencias en este aspecto.

Para que el acceso a la justicia sea para todos, las naciones deben resolver los problemas jurídicos y judiciales de las personas –ayudar a la gente a entender las leyes, que haya servicios de justicia eficaces y que los resultados sean justos–, prevenir que ocurran problemas de injusticias y crear oportunidades para que los individuos participen plenamente en la sociedad.

Transversal a esto, señaló la investigadora, la justicia debe llegar a todos los territorios, y, de forma complementaria, se sugiere tener centros de justicia que proporcionen diversos servicios jurídicos y judiciales bajo un solo techo, es decir, explicó Gerlach, “que las personas puedan encontrar en un mismo lugar diferentes entidades, en vez de tener que ir a 18 o más lugares para resolver sus problemas”.
Otra estrategia que hace la diferencia es tener una correcta documentación y registro de los individuos.

Que las personas puedan encontrar en un mismo lugar diferentes entidades, en vez de tener que ir a 18 o más lugares para resolver sus problemas

“Tener la documentación correcta permite a los gobiernos adaptar sus servicios a aquellos que los necesitan, orientar de forma efectiva los programas de protección social, recaudar impuestos, eliminar la corrupción y evaluar los impactos de políticas”, consigna el informe.

En eso, mediciones como las que presenta ‘Justicia para todos’ son en sí mismas un buen comienzo, concluye Juan Carlos Botero (ver anexa), profesor de Derecho de la Universidad Javeriana y otro de los investigadores del estudio global.

‘El país debe acercar la justicia al ciudadano’

Si bien el informe ‘Justicia para todos’ no incluye una medición específica por países, Juan Carlos Botero, profesor de la facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Javeriana y otro de los investigadores del informe, señaló que es necesario hacer mediciones para saber cuál es el “estado del arte” y qué es lo que se debe mejorar. “Lo que no se mide no se puede mejorar”, comentó.

De otro lado, señaló que si bien en el imaginario popular se escucha que la justicia en Colombia no funciona, “en realidad es mejor de lo que muchos creen y no está tan mal, en comparación con países de más bajos ingresos”, indicó.

La falta de acceso a la justicia impide la satisfacción de las Necesidades Básicas Insatisfechas. No tener justicia, en ciertos casos, es como no tener agua. Es un servicio público.

Al respecto, el Índice de Acceso Efectivo a la Justicia Colombia 2017, una medición que hace el Departamento Nacional de Planeación (DNP) cada dos años, indicó que en una escala de 0 a 10, el país está en un 5,04 en una medición de acceso a justicia que incluye ítems como el empoderamiento legal, asistencia legal, acceso a instituciones de justicia, procedimiento justo en las disputas y la capacidad de cumplimiento de las decisiones jurídicas.

Una de las conclusiones de la medición del DNP es que el acceso inequitativo perpetúa desigualdades en otras dimensiones, algo en lo que hizo hincapié Botero, quien señaló que “la falta de acceso a la justicia impide la satisfacción de las Necesidades Básicas Insatisfechas. No tener justicia, en ciertos casos, es como no tener agua. Es un servicio público que debe brindarse a las personas”.

Frente a los retos del país en este aspecto, la ministra de Justicia, Margarita Cabello, ha señalado que desde el Ministerio se enfocará en “acercar la justicia a los ciudadanos”.

“La justicia puede ser la preocupación de un ciudadano a diario sobre lo que le ocurre en su vida cotidiana, que puede no llegar a una corte”, señaló Cabello en un foro de EL TIEMPO, la semana pasada. Y agregó que si las entidades administrativas fueran más eficientes, no habría tanta congestión en el sistema judicial.

MARÍA ISABEL ORTIZ FONNEGRA
REDACCIÓN JUSTICIA
Twitter: @M_I_O_F

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.