Secciones
Síguenos en:
Maltrato y defensa de la intimidad: ecos de un fallo polémico
Whatsapp

Podrá ver el mensaje instantáneamente sin que la persona se entere.

Foto:

iStock

Maltrato y defensa de la intimidad: ecos de un fallo polémico

Violencia como respuesta a un intento de revisar el celular sin permiso genera debate.

Una decisión judicial sin antecedentes abrió un fuerte debate luego de que el Tribunal Superior de Bogotá rebajó la pena impuesta a Favio Alirio Quiroz un hombre que agredió a su esposa luego de que ella le intentó arrebatar su celular para revisarlo. Su caso pasó de violencia intrafamiliar agravada a un exceso de legítima defensa, por lo que ya no pagará 6 años de cárcel sino ocho meses.

(Lea además: 'Disidencias de Iván Márquez financian a oficiales venezolanos')

La decisión es controversial ya que mantiene la calificación de violencia intrafamiliar, pero concluye que el hombre actuó de forma legítima, pero excesiva, para proteger su derecho a la intimidad. ¿Se puede defender a capa y espada, con violencia, el derecho a la intimidad? ¿Abre el fallo un boquete sobre si pueden escalar a actos de violencia las respuestas en las discusiones de pareja?

En el caso en concreto, la mujer primero le pidió a Quiroz que le dejara ver su celular pues sospechaba de una infidelidad, él se negó. Luego forcejearon. Ella dice que él le puso las rodillas en su pecho y que para zafarse le propinó un rodillazo. La mujer recibió cinco días de incapacidad médica y el Tribunal calificó la actuación de ella como “abusiva”.

Analistas tienen posturas diversas sobre este asunto. Los expertos consultados estuvieron de acuerdo en que el derecho a la intimidad se mantiene intacto en una relación de pareja y nadie, sea esposa, marido o hijos, están obligados a mostrar su celular, conversaciones privadas o contenido de su computador personal. En lo que difieren es en la valoración que hizo el Tribunal, en cabeza del magistrado Jaime Andrés Velasco.

(En contexto: Tribunal baja pena a hombre que agredió a pareja por revisarle celular)

¿Cabe la legítima defensa en este escenario? Margarita Useche, abogada penalista y profesora de derecho de Familia en la Universidad Externado, dice que no. “Yo no la veo. Es justificar la violencia intrafamiliar, el acto violento, como un acto para repeler otra conducta”. Para la jurista, en este caso la amenaza inminente -elemento de la legítima defensa- no existió.

“Ella se lo pide (el celular) y él le dice que no, ella intenta raparlo y ahí la agrede. Por la agresión es que pierde el control del celular, porque cae al piso y ella lo agarra. La agresión es anterior”.

María Camila Correa, profesora de Derecho de la Universidad del Rosario, dice que el fallo no tiene enfoque de género. “No me parece tan claro que la forma de defender la intimidad en este caso sea por medio de la violencia”, dijo.

Para Useche la respuesta habría podido ser abandonar el lugar o borrar las conversaciones, pero no la violencia. El exmagistrado de la Corte Suprema, Alfredo Gómez Quintero, cree que el fallo no está normalizando la violencia intrafamiliar, sino aplicando un criterio válido. 

La legítima defensa se predica y aplica en relación con la protección de un bien jurídico, en este caso la intimidad, cuando es injustamente agredido o está ante un inminente peligro de agresión

“La legítima defensa se predica y aplica en relación con la protección de un bien jurídico, en este caso la intimidad, cuando es injustamente agredido o está ante un inminente peligro de agresión”, dijo al estimar que en el caso concreto la reacción fue desproporcionada. “Es un exceso de legítima defensa”, apuntó.

El abogado penalista Camilo Burbano, dijo que la legítima defensa se puede aplicar en cualquier delito. “Esto no es ningún retroceso frente a la violencia intrafamiliar, esta es la aplicación de la ley, inclusive con un enfoque de género. Pero, como dice el Tribunal, este enfoque no puede ir en detrimento de los derechos de la otra persona”, apuntó.

Yadira Alarcón, doctora en derecho y especialista en derecho de familia señaló que, en este caso, el tribunal dejó en claro que existe una obligación de respetar los enfoques de género en materia penal cuando se trate de agresiones que se dan por la condición de mujer.

(Le recomendamos: Corte ataja el machismo de jueces al revisar casos de violencia sexual)

“En este caso no era por su condición de mujer sino porque había dos personas que estaban enfrentándose en torno a dos derechos que tienen el uno, desde el punto vista de la unión marital de hecho a reclamar el cumplimiento una obligación de pareja; y, el otro, a proteger su intimidad privada”, dijo la profesora.

Para el penalista Francisco Bernate no debe haber un margen tolerable de violencia hacia la mujer, afirmó. “No creo que el uso de la violencia sea la única forma de evitar este tipo de intromisiones. El fallo no se corresponde con los derechos actuales de las mujeres y da una lectura errónea: si una mujer coge el celular de su esposo entonces se admite cierta violencia”.

Para Margarita Useche, además, es necesario pensar cómo se está mediando en los conflictos familiares para que no escalen a actos violentos. El caso podría escalar a la Corte Suprema.

Acceso a celulares y divorcios

¿Qué valor probatorio tiene una conversación obtenida de forma irregular de un celular? Ninguno. El Código Civil contempla nueve causales de divorcio como la existencia de relaciones sexuales extramatrimoniales o los ultrajes, el trato cruel o los maltratamientos de obra.

Incluso, en un caso concreto fallado en 2014, la Corte Constitucional reconoció que los “celos enfermizos” son muestra de malos tratos psicológicos y ordenó a un juzgado, en un proceso de divorcio, volver a valorar una multiplicidad de pruebas que una mujer había presentado en contra de su pareja, quien la celaba, la seguía y la maltrataba psicológicamente al punto de ella evitar hacer viajes laborales y afectar su desempeño.

La abogada Margarita Useche explicó que, por ejemplo, las capturas de pantalla de conversaciones que un integrante de la pareja toma del celular del otro no es válido si fueron conseguidas de forma clandestina. Según Camilo Burbano, “nadie puede acceder al teléfono de otra persona”.

Ahora bien, cuando un integrante de la pareja desea solicitar el divorcio, debe alegar que la otra persona incurrió en alguno de estos causales y demostrarlo.

(Le recomendamos: Conozca cuáles son las causales de divorcio en Colombia)

Así, por ejemplo, si el hombre habla de una infidelidad con un amigo y ese amigo aporta, voluntariamente a la pareja de él, las capturas de pantalla de esa conversación, la prueba es legal. Si el hombre le reconoce a la mujer en una conversación la infidelidad, ella puede aportar tal captura como prueba ya que es parte de la misma charla. En cambio, sí fue obtenida sin consentimiento o por un acceso ilegal a dispositivos, la prueba no es válida.

En la sentencia T-916 de 2008, la Corte Constitucional analizó el caso de una pareja que compartía un correo electrónico y apuntó que “una cosa es compartir una cuenta y otra muy distinta registrar el correo del otro, sustraerlo, y presentarlo como prueba en un proceso judicial, todo ello sin el consentimiento de la parte a quien se encontraba dirigido el mismo”.

Según Camilo Burbano, “si se obtiene la prueba sin consentimiento termina siendo ilícita, porque vulnera los derechos fundamentales del propietario del celular, nadie puede acceder al teléfono de otra persona, esto es un delito tipificado como ‘acceso abusivo a sistema informático’”.

justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.