Líderes asesinados, ¿cuántos se quedan por fuera de los conteos?

Líderes asesinados, ¿cuántos se quedan por fuera de los conteos?

Según estudio, los asesinatos de líderes sociales en Colombia son mayores a lo que se registran.

Noticias del día

 

Foto:

Hernando Herrera, para EL TIEMPO

Por: Justicia - Paz
04 de octubre 2018 , 11:25 a.m.

Aunque al menos seis organizaciones han estado contabilizando los asesinatos de líderes sociales en el país desde la firma del acuerdo de paz, en diciembre del 2016, sus conteos difieren y ni siquiera los que manejan las cifras más altas tienen el número total.

Esto fue lo que encontraron el Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia) y el Human Rights Data Analysis Group (HRDAG), tras una investigación en la que calcularon, con un intervalo de credibilidad del 95 por ciento, el número total de líderes sociales asesinados en 2016 y 2017.

Los resultados arrojaron que en 2016 pudieron quedarse por fuera de los conteos hasta 20 asesinatos de líderes sociales y en 2017 esa cifra pudo elevarse a 48.

En la investigación recogieron datos de diferentes reportes de asesinatos de líderes sociales. Según los conteos de la organización Indepaz, en 2016 hubo 116 asesinatos y en 2017, 191, la ONG Somos Defensores habla de 80 en 2016 y 106 en 2017, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) de 61 y 84, respectivamente; mientras que la Defensoría del Pueblo tiene registros de 133 en 2016 y 126 el año pasado.

Después de hacer el cruce de las diferentes bases de datos para incluir cada uno de los asesinatos reportados por las organizaciones, sin hacer un doble conteo de ningún caso, los investigadores encontraron que en 2016 fueron documentados 160 asesinatos de líderes sociales y en 2017 la cifra fue de 172. Y luego de aplicar el método estimativo para hallar el subregistro, se encontró que en 2016 asesinaron a 166 líderes sociales, mientras que en 2017 habrían sido 185.

En informe relata que en el país muchas veces las discusiones sobre la problemática de la violencia contra los defensores de derechos humanos y líderes sociales se ha quedado en quién tiene las verdaderas cifras, pero “más allá de la diferencia en los datos, es claro que existen múltiples dificultades para llevar un registro completo de los homicidios”, dice el documento.

Más allá de la diferencia en los datos, es claro que existen múltiples dificultades para llevar un registro completo de los homicidios

Sobre las razones de estas dificultades, la investigación señala que algunos de los crímenes pudieron ejecutarse en lugares aislados, no había medios de comunicación enlazados con las entidades gubernamentales o de la sociedad civil para reportarlos, o fueron vistos como una desaparición forzada pero no como un homicidio, entre otras.

Además, señalan que esto se suma a diferencias entre las posturas de las diferentes entidades del Estado. Por ejemplo aunque la Defensoría del Pueblo ha expresado continuamente su preocupación por la situación de riesgo a la que están expuestos los líderes sociales, figuras como el exministro de Defensa, Luis Carlos Villegas han dicho que “la inmensa mayoría de los ase¬sinatos de líderes sociales en las regiones son fruto de un tema de linderos, de un tema de faldas, de peleas por rentas ilícitas”, e incluso el ministro de Defensa actual, Guillermo Botero, declaró recientemente que “los grupos armados ilegales financian la protesta social”, afirmación que recibió fuertes críticas.

Además, si bien los diferentes reportes muestran un aumento de asesinatos entre un año y otro, el informe recalca que la Fiscalía General de la Nación ha negado que haya sistematicidad en el asesinato de líderes.

Para los investigadores de Dejusticia y HRDAG, es claro que el asesinato de líderes sociales en Colombia es una realidad que ha tomado cada vez mayor interés en el debate público, y, de acuerdo con sus estimaciones, es además muy probable que, como han denunciado distintas organizaciones, la violencia letal contra los líderes sociales haya aumentado.

Es urgente que se tomen medidas eficaces para dar fin a esta problemática

Por ello, dicen que es “urgente que se tomen medidas eficaces para dar fin a esta problemática para lo cual es necesario escuchar los pedidos de las organizaciones de líderes sociales”.

JUSTICIA - PAZ 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.