Los acuerdos del Contralor de Bogotá para favorecer a Odebrecht

Los acuerdos del Contralor de Bogotá para favorecer a Odebrecht

La Fiscalía pidió cárcel para Juan Carlos Granados, contralor de Bogotá. 

Juan Carlos Granados

Juan Carlos Granado, contralor de Bogotá y exgobernador de Boyacá.

Foto:

Bernardo Toloza / Archivo EL TIEMPO

Por: Paz y Justicia
29 de octubre 2018 , 08:40 p.m.

La Fiscalía le imputó cargos al exgobernador de Boyacá y actual contralor de Bogotá Juan Carlos Granados Becerra, por supuestamente exigir sobornos a la multinacional Odebrecht a cambio de adjudicarle obras.

Granados, quien no aceptó cargos, responde por los delitos de concierto para delinquir y celebración indebida en la celebración de contratos, cometidos entre 2011 y hasta 2015, desde que era candidato a la gobernación y luego de su elección en ese cargo.

La Fiscalía dice que la exigencia para adjudicarle a la multinacional brasileña la vía Duitama-Charalá-San Gil fue por 40.300 millones de pesos. Para hacer esa negociación se habrían hecho varias reuniones, una de ellas en el 2011 en el conjunto Aposentos, en la casa del exsenador Plinio Olano en Sopó, Cundinamarca.

El órgano acusador le imputó la circunstancia de mayor punibilidad en el delito de concierto para delinquir afirmando que de Granados "se esperaba que obrara con total pulcritud".

Añadió que en la investigación están los testimonios de otros procesados como Federico Gaviria Velásquez quien "da cuenta de los aportes de Odebrecht a la campaña de Granados a la gobernación".

También se tiene otra declaración de Gaviria, este año, y el testimonio de Eleuberto Antonio Martorelli, expresidente de Odebrecht, en la que da cuenta de su cercanía con Federico Gaviria.

Para hacer esas negociaciones, dice la Fiscalía, se hicieron varias reuniones. Una de ellas en la casa del exsenador Plinio Olano, en 2011, en el municipio de Sopó (Cundinamarca).

"Usted se concertó con Luis Bueno, Plinio Olano, Eleuberto Martorelli, Federico Gaviria para cometer varios delitos contra la administración pública para favorecer a esa organización, que tenía como fin replicar esa política de cooptación de servidores públicos para que contratos estatales en los que usted tenía injerencia en Boyacá se le adjudicaran a Odebrecht", dijo la Fiscalía.

La fiscal del caso dice que en la reunión en la casa de Plinio Olano "Granados estuvo exponiendo su plan de Gobierno, acordándose el apoyo de Odebrecht con la suma de 200 millones de pesos a su campaña, suma que se le entregó en efectivo a Olano Becerra con el fin de favorecer a esa firma con proyectos de infraestructura".

Principalmente ese dinero se entregó para que se le diera a Odebrecht el proyecto vial Duitama-Charalá, San Gil.

Según la Fiscalía, Granados nombró a Bernardo Suárez como interlocutor con directivos de Odebrecht, como Eder Paolo Ferracuti para coordinar el tema del contrato de Duitama-Charalá.

La Fiscalía dice que el contrato no fue adjudicado porque "Odebrecht declinó su propuesta al resultarle inviable financieramente".

En las pruebas, la Fiscalía también cuenta con planillas de ingreso a la casa de Granados por parte del exsenador Plinio Olano en el 2011, 2012 y otras visitas de Olano, Federico Becerra y Eleuberto Antonio Martorelli el 26 de febrero del 2013.

También habla de otras reuniones del 27 de mayo del 2013 con Alfredo Ignacio Ballesteros y Eleuberto Antonio Martorelli en su casa en la calle 77. "El registro de visitas coincide con los hechos imputados", dijo el órgano acusador.

La Fiscalía también habla del proyecto de tratamiento de aguas residuales del Salitre, en el que supuestamente se intentó favorecer a Odebrecht. De ese proyecto hay una constancia en la que se le entregó a la empresa un cumplimiento de precalificación.

Para ese proyecto había un consorcio denominado Aguas del Salitre del que hacían parte Odebrecht, y OTB.

Este proyecto tampoco le fue adjudicado a Odebrecht, pero en este caso hubo un "tráfico de influencias", dijo la Fiscalía.

Dice que se pactó una coima del 3 por ciento y que se acordó repartirla entre Granados, Olano y el exdirector de la CAR Cundinamarca Alfred Ballesteros. La Fiscalía pidió que el Contralor de Bogotá sea enviado a la cárcel. El martes sigue la audiencia.

PAZ y JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.