‘La Contraloría no funciona. Es ineficiente y obsoleta’: Contralor

‘La Contraloría no funciona. Es ineficiente y obsoleta’: Contralor

Carlos Felipe Córdoba reveló que la entidad solo recupera el 0,4 % de todo lo que investiga.

Carlos Felipe Córdoba

Carlos Felipe Córdoba fue elegido por el Congreso en pleno hace un año, en agosto.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Por: Yamid Amat
25 de agosto 2019 , 05:27 a.m.

Quienes creyeron que Carlos Felipe Córdoba sería un contralor “de papel” se equivocaron. Si leen detenidamente la siguiente entrevista, entenderán por qué.

¿En qué consisten todos los problemas que han surgido con el proyecto de reforma constitucional que ha presentado para reformar la Contraloría?

No hay problemas, hay simplemente el proceso natural de explicar en qué consiste la reforma. No puede ser que la Contraloría General solo recupera el 0,4 % de lo que investiga. Todo lo demás se pierde.

(Le puede interesar: La mansión y los carros lujosos que enredan al contralor de Antioquia)

¿En corrupción?

Sí. Por eso el doctor Edgardo Maya dice que al año se pierden 50 billones de pesos.

¿Y eso sigue ocurriendo?

Claro. Además, solamente vigilamos el 17 % del presupuesto público.

¿Usted qué modelo de control fiscal encontró?

Un modelo posterior y selectivo. Ese ‘posterior’ yo lo entiendo más como ‘póstumo’, porque, además, llegamos 5 años después de que se han ejecutado los recursos públicos. Para que todo el mundo nos entienda, es un control posterior a la ejecución de la obra contratada. Es decir, cuando ya fue finalizado y liquidado el contrato. Esa demora en poder vigilar es lo que nos tiene hoy cruzados de manos, pues no tenemos competencia para mirar un contrato en ejecución.

¿Tienen razón quienes dicen que lo que usted quiere es restablecer control previo?

No. Lo que se quiere establecer es una función preventiva. El control previo originó terrible corrupción y motivó que la Constituyente del 91 lo acabara. La importancia que tiene un control de prevención que se propone en la reforma es poder estar en línea, en tiempo real, diciendo: ‘ojo, que esto le puede pasar’, sin que sea vinculante.

Lo que necesitamos ante la tecnología del siglo XXI, con toda la capacidad de control, es poder anticipar cualquier riesgo y evitar que se pierda la platica

Se propone un control preventivo, concomitante y posterior. Lo que necesitamos ante la tecnología del siglo XXI, con toda la capacidad de control, es poder anticipar cualquier riesgo y evitar que se pierda la platica.

Si las cosas son así de simples, ¿por qué los gremios se han quejado? El dr. Jorge Humberto Botero, por ejemplo, escribió en ‘La República’ que “no es clara la diferencia entre los controles previsivos y concomitantes que se proponen y el control previo, que tantos malos resultados produjo (…)”.

Yo hablé con el doctor Botero, y clarificamos los temas: él entendió las bondades del proyecto y que el control preventivo no era control previo.

(También: La estrategia de la Contraloría para vigilar las elecciones)

¿Qué diferencia hay entre un control preventivo y un control previo?

El previo administra y es vinculante, este no lo es. El previo paraliza la obra, el preventivo no. Advierte: corrija esto.

Los gremios proyectan presentarle al Gobierno sus observaciones al proyecto...

No sé, pero si presentan sus observaciones, nosotros haremos las aclaraciones pertinentes, como hemos venido haciéndolo desde que presentamos el proyecto.

¿Usted cree que los gremios están equivocados en sus interpretaciones?

Sí. Mejor dicho, una cosa es guayo para jugadores y otra, jugadores paraguayos; una cosa es el control previo y otra, el control preventivo.

El proyecto de reforma constitucional lleva 6 debates aprobados. Si se aprueban los otros 2 debates, ¿qué establecerán los decretos reglamentarios?

Yo hablé con los gremios y dije que deberíamos dialogar sobre reglamentación. Además, el control que hace el Consejo de Estado, a los fallos de responsabilidad que dictamos, demora años. Acordamos que se demore máximo un año, y se incluye en la reforma constitucional esa perentoriedad.

Los gremios piensan que el tema podría ser debatido en una audiencia pública con participación de todos los sectores que contratan con el Estado. ¿Le parece?

A mí me parece que la competencia la tiene el Congreso, y todos los argumentos deben llegar allá para enriquecer la discusión en forma institucional.

Los gremios han dicho que comprenden la necesidad de la Contraloría de intervenir con anterioridad, pero creen indispensable que el proyecto establezca de manera explícita que el control preventivo y concomitante es excepcional y, además, que no resulta vinculante para el gestor fiscal ni para la administración.

Eso está clarísimo. El control preventivo y concomitante no coadministrará.

Entonces, ¿para qué reclaman si eso está claro, según usted?

Tal vez la persona que les ayuda jurídicamente dice que tiene que estar ese texto.

Dicen también los gremios que cuando se reglamente la ley, se incluya la creación de un consejo asesor, conformado por representantes del sector privado y público, que acompañe a la Contraloría en la ‘decisión’ de hacer uso de facultades excepcionales y en la toma de las demás decisiones que se puedan adoptar...

No me parece conveniente que el Contralor General de la república tenga una junta directiva para ejercer las competencias que le otorgan la constitución y la ley. Al Contralor lo controla permanentemente la comisión legal de cuentas de la Cámara de Representantes.

El Consejo Gremial propone la creación de un grupo de asesores. ¿Usted está dispuesto a que le creen ese consejo que ellos proponen?

El Contralor tiene los asesores que necesita para ejercer sus competencia en forma cabal.

La propuesta está explicada en la carta publicada...

No me parece que esa sea la función de los gremios, que, además, son sujetos de control porque algunos de ellos administran recursos públicos. Cada niño con su boleta. La Contraloría es un órgano autónomo, y no será durante mi gestión donde se deteriore esa autonomía.

Los gremios proponen un consejo asesor...

El Contralor tiene todos los asesores que necesita para que le den consejos.

No me parece conveniente que los gremios pretendan asesorar a un órgano de control autónomo e independiente. Zapatero a tus zapatos o cada loro en su estaca

¿Usted no veta la creación de un consejo asesor?

No me parece conveniente que los gremios pretendan asesorar a un órgano de control autónomo e independiente. Zapatero a tus zapatos o cada loro en su estaca.

(Además: Controloría ponen la lupa a 40 presuntos elefantes blancos en Sucre)

¿Usted cree que el consejo asesor limita sus facultades?

Mis facultades las reglamentan y las encauzan la constitución y la ley. Los gremios existen para defender intereses privados, la Contraloría, para velar por intereses públicos. Ahí hay una diferencia de fondo.

Noto en su expresión que las propuestas no le producen buena cara...

No es así. Simplemente entiendo la diferencia entre lo público y lo privado, y procuro defender la institucionalidad y la autonomía que consagra la constitución. Pero lo han explicado públicamente... yo tengo la responsabilidad de no permitir que intereses distintos a lo público hagan parte del control fiscal. Estoy seguro de que el Congreso me acompañará en ese propósito que entienden a cabalidad.

Por otra parte, los gremios dicen que la reforma que usted propone puede afectar la independencia del proyecto e incrementaría el temor de los contratistas a recibir sanciones por parte de la Contraloría...

No entiendo el porqué, si lo que estamos haciendo es ayudando a que con anticipación las cosas salgan bien, hacer un acompañamiento, que los funcionarios tengan tranquilidad y el contratista pueda sacar rápidamente sus contratos.

Pero Sergio Clavijo, presidente de la Anif, dijo antes de renunciar que su reforma busca expandirse burocráticamente porque la Contraloría “ha estado lejos de obtener los resultados deseados en materia de eficacia fiscal”…

Pues claro que hemos estado lejísimos. Mire: no tenemos ni un médico auditor; entonces, ¿cómo vamos a vigilar la salud? Solo hay 25 ingenieros civiles, no tenemos científicos de datos, documentólogos, grafólogos, no hay ingenieros de sistemas, no tenemos ingenieros ambientales, eléctricos, electrónicos.

Cuando dicen que queremos aumentar burocráticamente la entidad, ¿por qué no dicen que el 96 % de la planta de personal de la Contraloría es de carrera y que para entrar a ella deberán cursar un concurso público? No van a ser unos cargos para el Contralor, van a ser cargos indispensables para vigilar los recursos de los colombianos.

Pero, entonces, sí va a haber un aumento importante de burocracia...

De burocracia no, de cargos técnicos que necesitamos... Si queremos seguir recuperando solo el 0,4 % de lo que investigamos y denunciamos, pues sigamos con el control posterior entendido como póstumo, que solo vigilamos el 17 % de la anualidad de los 260 billones de pesos que debemos vigilar, y vamos a seguir en lo mismo.

Lo que hoy necesitamos, efectivamente, es tener funcionarios técnicos, mejor tecnología, mayor logística, y eso cuesta una gran inversión; porque en ese sentido vamos a ayudar a que las cosas se hagan efectivamente bien. Es de gran importancia que la Contraloría General, primero, no llegue tarde, que lo haga a tiempo y llegue con la tecnicidad del caso; nosotros tenemos grandes funcionarios, pero les faltan muchas herramientas técnicas, se volvieron toderos, y yo se los he dicho con cariño; nuestros auditores en temas técnicos, en empresas del sector petrolero, en muchas oportunidades no entienden cómo se maneja el sector, y esas son las grandes quejas que hemos encontrado.

Lo mismo nos sucede con la seguridad y la defensa nacional, lo mismo con la aviación, no tenemos gente especialista en aeronáutica, no tenemos quién vigile las inversiones que se hacen en los aeropuertos, no conocen de puertos, y entonces, ¿cómo van a saber si esas inversiones son buenas o malas? Tenemos que hacer una inversión en personal técnico y equipos, para saber si, efectivamente, esto está bien o no.

Tuvimos que salir a contratar a la Universidad Nacional para examinar todo el componente técnico de Hidroituango; hoy, por ejemplo, nos demoramos 5 y 6 meses para un peritazgo en la unidad anticorrupción, con solo un ingeniero civil.

Nosotros tenemos grandes funcionarios, pero les faltan muchas herramientas técnicas, se volvieron toderos

Dicho de otra manera: la Contraloría hoy no está funcionando.

La Contraloría tiene hoy graves problemas en su modelo de control fiscal.

Pero, digo: tan cierto es que no está funcionando, que pierde el 99,4 de los dineros que se van en corrupción, se pierden por ineficiencia en la Contraloría.

Por no tener la Contraloría el capital técnico, humano ni la tecnología para eso.

Es decir: la Contraloría, como está hoy, no sirve...

No. Tiene grandes problemas. Hay que sincerarse con el país.

¿Tan grave es la crisis?

El control fiscal del país tiene una grave crisis.

¿Es indispensable que se apruebe su reforma para ponerla a funcionar?

Para ponerla al día. Es una Contraloría obsoleta, con herramientas del año 2000.

¿Qué busca con ese parágrafo que mantiene contralorías territoriales y regionales?

El parágrafo fue construido con el Congreso, no por la Contraloría.

Tiene un fin absolutamente político...

Yo respeto la autonomía del Congreso.

Entonces, digamos, ¿este parágrafo del Congreso es una concesión que usted admitió a cambio de que aprobaran el proyecto general?

El Congreso es autónomo, y yo no doy concesiones, sino que me someto a los debates, a las observaciones y a las votaciones con total respeto a una rama del poder público.

¿A usted le gusta el parágrafo?

No es que me guste o no me guste. Lo que se debe ver es si funcionan o no...

¿Y qué opina, precisamente, de lo que acaba de pasar con el contralor de Antioquia, a quien la Fiscalía detuvo por corrupción...?

Pues, esa es una de las funciones que pedimos en la reforma. Buscamos que a la Contraloría territorial, que tenga vicios de corrupción, que tenga problemas técnicos, de eficiencia adicionalmente o de subjetividad, podamos intervenirla, como lo hacen las superintendencias con sus vigilados.

¿No le gusta más la idea de Edgardo Maya de crear una Contraloría única?

Eso sería una maravilla, el problema es aprobarla en el Congreso. Uno tiene que vivir de realidad, yo soy un hombre de realidad, y la realidad es distinta.

Sobre ese tema de las contralorías, ¿no le parece grave lo que pasó en Antioquia?

Muy grave, y muy grave lo que sucede en muchas otras más zonas del país.

¿Casos similares de corrupción?

Sí, hay que fortalecer la forma de vinculación de los próximos contralores.

YAMID AMAT
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.