Nuevo ‘round’ por megalote vinculado a pirámide de DMG

Nuevo ‘round’ por megalote vinculado a pirámide de DMG

Citan a imputación a delegado de Supersociedades que ordenó usarlo para indemnizar a víctimas.

David Murcia, fundador de DMG

David Murcia, el cerebro de la pirámide ilegal DMG, fue extraditado a Estados Unidos en enero del 2010.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO - Dijin / AFP

Por: Unidad Investigativa
19 de marzo 2018 , 10:48 p.m.

David Murcia, el cerebro de la pirámide ilegal DMG, ya pagó sus deudas con la justicia de Estados Unidos y está pendiente de su regreso al país. Pero en Colombia ni siquiera han podido culminar con la liquidación de sus bienes ni con la indemnización a sus cientos de víctimas.

De hecho, el bien más valioso vinculado a ese proceso, avaluado en más de 100.000 millones de pesos, sigue en medio de una agria disputa judicial entre la Superintendencia de Sociedades y los abogados de las firmas Inversiones López Piñeros y Colbank, que lo reclaman como suyo.

Hace 4 meses, Nicolás Polanía, el delegado para Procedimientos de Insolvencia de la Súper, impartió la orden de que se inscribieran a nombre de DMG los dos predios, ubicados en una de las zonas más apetecidas de la ciudad: la autopista Norte.

El siguiente paso era venderlos para indemnizar a las víctimas de la pirámide.

Pero Polanía acaba de recibir una citación de la Fiscalía para que comparezca este miércoles a una audiencia de imputación de cargos por sus decisiones en este caso.

Los abogados de Inversiones López Piñeros y Colbank aseguran que Polanía está actuando por fuera de la ley al pretender que el megalote sea liquidado.


Alegan que si bien hubo una promesa de compraventa en la que Murcia buscó hacerse con ese magnífico bien, esta nunca se concretó, y el predio quedó en manos de su cliente: Carlos Ernesto López. Incluso, intentaron, sin suerte, recusar a Polanía. Pero, luego de que les falló esa estrategia judicial, decidieron denunciarlo ante la Fiscalía.

El respaldo de la Súper

Este diario buscó a Polanía para establecer cuál será su defensa y la suerte final del megalote, pero este renunció hace mes y medio a su cargo.

En todo caso, voceros de la Súper recordaron que sus actuaciones han estado fundamentadas en decisiones legales.

Por ejemplo, la instrucción de que el megalote entrara al paquete de bienes de DMG se tomó luego de que la Fiscalía 26 de Extinción de Dominio y la primera delegada para el Tribunal Superior de Bogotá concluyeron que los predios deben ser vendidos para indemnizar a las víctimas de la pirámide.

De hecho, esa decisión fue apoyada por la Procuraduría General de la Nación.

A pesar de ello, tanto la Supersociedades como la Superintendencia de Notariado habían sido demandadas ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en un proceso de reparación directa. Pero las pretensiones de López y de sus abogados fueron negadas en primera instancia. Y ahora, el caso se encuentra en revisión ante el Consejo de Estado.

Los abogados de Inversiones López Piñeros y Colbank decidieron entonces tomar el camino penal e insisten en que la venta del megalote a DMG nunca se perfeccionó y en que, por ende, la propiedad de los inmuebles sigue en cabeza de ambas firmas: 50 por ciento de un lote y la totalidad del otro predio.

Incluso aseguran que con la orden de inscribir los predios a nombre de la captadora ilegal, Polanía actuó en beneficio de DMG y en detrimento de los intereses de sus clientes.

El rastro del narco

Lo que llama la atención dentro de este proceso es que, según fuentes de la propia Fiscalía, en el expediente de extinción de dominio de esos predios, uno de los representantes de esas compañías dijo que eran de DMG y no del narcotraficante extraditado Miguel Mejía, alias el Mellizo, que los ofreció como reparación.

En efecto, el ‘Mellizo’ intentó entregar uno de los lotes al Fondo de Reparación de Víctimas, alegando que lo había recibido en parte de pago por un lío de drogas. Según narró, un hombre identificado como Óscar Humberto Uribe Echeverri les entregó esa propiedad para zanjar una deuda por un cargamento. Y Uribe resultó ser socio de Carlos López, de Inversiones López Piñeros, quien reclama la propiedad.

En su momento, López admitió tener relaciones comerciales con Uribe y su familia, pero insistió en que ellos no tenían líos judiciales.Ahora, la suerte de Polanía y del lote queda en manos de la Fiscalía.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @Uinvestigativa

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.