Las intimidades de la venta de la casa de Rodríguez Gacha a China

Las intimidades de la venta de la casa de Rodríguez Gacha a China

Detrás del millonario negocio estuvo un exasesor de Minhacienda. Embajada giró $ 49.839 millones.

casa Gacha

La llamada ‘casa Gacha’ tiene 5.425 metros cuadrados de terreno, 544,9 metros de área construida y una restricción urbanística.

Foto:

EL TIEMPO

06 de marzo 2018 , 09:23 p.m.

Li Nianping, el embajador de China en Colombia, autorizó hace 12 días hacer el último desembolso para convertir a su gobierno en el dueño de uno de los más estratégicos y valiosos bienes de Bogotá: la casa del extinto capo del narcotráfico Gonzalo Rodríguez Gacha, alias el Mexicano.

El negocio había quedado congelado durante algunas semanas por la indiscreción de un funcionario de rango medio que se lo filtró a la prensa. Y los operativos contra comerciantes chinos en Bogotá, investigados por contrabando, también enturbiaron el tema.

Pero luego de que Nianping revisó la minuta con sus asesores y con un intermediario colombiano, le dio vía libre al trato con la Sociedad de Activos Especiales (SAE), la antigua Dirección de Estupefacientes.

Según consta en documentos oficiales, conocidos por EL TIEMPO, la promesa de compraventa se firmó el 26 de enero pasado. En ella se dice que, a cambio de 49.839 millones de pesos, China es la nueva dueña de los 5.425 metros cuadrados de terreno y los 544,9 metros de área construida, en el exclusivo sector de la carrera 11 con calle 86A, muy cerca de la embajada británica.

Es el narcobien que más dinero le ha dado al Estado en los últimos tiempos

Para pisar el negocio, los chinos giraron 9.967 millones de pesos (el 20 por ciento del total) el 7 de febrero. Y el saldo, 39.871 millones de pesos, lo pagaron el 23 de febrero, a satisfacción por parte de la presidenta de la SAE, Virginia Torres de Cristancho, encargada de la venta.

“Es el narcobien que más dinero le ha dado al Estado en los últimos tiempos. La plata obtenida va para el Fondo para la Rehabilitación, Inversión Social y Lucha contra el Crimen Organizado (Frisco). Y habrá traslados a los presupuestos de la Rama Judicial y de la Fiscalía”, explicó un funcionario del alto gobierno.

Aunque las construcciones se encuentran en estado ruinoso y han sido varias veces saqueadas en busca de narcoguacas, hubo varios interesados en comprarlas, porque ya no existe un terreno de esa magnitud en ese sector de la capital.

La embajada de Francia y el propio Distrito estuvieron interesados en adquirirlas. Incluso, EL TIEMPO reveló el 20 de noviembre del 2016 que una subasta sobre ambos bienes fue saboteada cuando se regó el rumor de que ya tenían dueño.

En efecto, aparecieron papeles que ligaban a los narcobienes con el empresario Isaac Mildenberg que alegaba haber consignado 13.800 millones de pesos a nombre de la vieja Dirección de Estupefacientes.

El obstáculo se libró y aunque la mansión tiene restricciones urbanísticas de uso, que impiden que se levanten en sus terrenos más de cinco pisos, China la va a convertir en la sede de su embajada, una de las más grandes de América de Latina.

El exasesor de Minhacienda

La venta definitiva de las megamansiones fue el noveno intento del Gobierno, que enfrentó todo tipo de trabas y batallas jurídicas para lograrlo. Aunque el ‘Mexicano’ murió acribillado en 1989, solo hasta 1995 se logró incautar la emblemática propiedad, que fue de prestantes familias antes de terminar en manos del capo, en 1983.

La extinción definitiva de los bienes solo se logró en 2003 y 2007, pero varias ventas no llegaron a feliz término por falta de oferentes o por la limitación urbanística, que quedó consignada en el Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá.

Sin embargo, EL TIEMPO estableció que el negocio con los chinos empezó a avanzar y que en este intervino un colombiano que ha mantenido bajo perfil.

Se trata del economista e ingeniero Pedro Alonso Sanabria Pardo, hijo del polémico presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura.

Fuentes del Ministerio de Hacienda confirmaron que Sanabria fue asesor de la dirección general de política macroeconómica de esa cartera entre 2015 y 2017. Para la misma época, trabajó en el Ministerio de Salud como analista de financiamiento sectorial. Y el año pasado tuvo un contrato con la Contraloría Distrital.

“Él fue una especie de relacionista público del proyecto de la embajada china”
, explicó el funcionario de la cartera de Hacienda, de la cual depende la SAE.

Reporteros de EL TIEMPO se comunicaron con Sanabria quien dijo que no estaba autorizado para hablar sobre el negocio y su rol.

La entrega de las dos casas de la mafia, ubicadas en la calle 89 n.° 12-16 y en la carrera 13 n.° 86A-48, se realizó casi de manera inmediata.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.