Los cuatro días de pesadilla de la Familia Pizano

Los cuatro días de pesadilla de la Familia Pizano

Más preguntas que respuestas rodean la muerte de Jorge Enrique y Alejandro Pizano, padre e hijo.

Alejandro Pizano

Alejandro Pizano se desempeñaba como arquitecto senior en una firma de Barcelona llamada BMLD.

Foto:

Archivo particular

Por: Justicia 
17 de noviembre 2018 , 10:02 p.m.

Desde hace una década, la casa de la familia Pizano-Ponce de León en Subachoque, Cundinamarca, en la que murió el 8 de noviembre el padre, Jorge Enrique Pizano, y solo dos días después, su hijo Alejandro, ha sido el escenario de los reencuentros, las despedidas de solteros de los hijos y de los baby showers familiares.

Recientemente, Macas, como llamaban a Jorge Enrique, y la Nena Ponce de León, su esposa, se habían ido a vivir del todo a Subachoque porque enfrentaban problemas económicos y tuvieron que vender el apartamento que tenían en Bogotá.

Solo viajaban a la capital cuando Jorge Enrique –quien fue gerente de la Empresa de Acueducto de Bogotá y auditor de la Concesionaria Ruta del Sol II– tenía citas médicas para tratar un cáncer linfático que enfrentaba hace años. La pareja vivía con Juanita, la hija menor, que estudia en Bogotá, mientras que Alejandro y María Carolina se habían establecido en España, donde trabajaban y estudiaban.

Según le contaron a EL TIEMPO personas cercanas al ingeniero Jorge Enrique, él estaba sosteniendo a su familia con lo que se ganaba por algunas asesorías
, entre ellas una para el desarrollo de una obra en un reconocido colegio del norte de Bogotá.
Hace apenas unas semanas, Jorge Enrique se había reunido con algunos familiares y, aunque se le veía nervioso, les habló del futuro, de sus hijos y de su lucha contra el cáncer.

“No estaba deprimido, lo atormentaban el proceso en la Fiscalía y la indefinición sobre esa investigación (por el caso Tunjuelo-Canoas), pero no estaba desesperanzado ni derrotado”, le contó a este diario uno de los familiares con los que se reunió y que no consideraba el suicidio como una probable causa de la muerte del ingeniero.

El viernes, Medicina Legal confirmó que en los tejidos analizados tras su muerte no se encontraron restos de cianuro, como sí sucedió en el caso de su hijo Alejandro quien, en una extraña fatalidad, murió el domingo 10 de noviembre.

Desde pequeño, recuerda uno de los amigos del ingeniero Jorge Enrique, él era el alma de las fiestas. Cuenta que pese a las dificultades que estaba enfrentando, el humor negro que lo caracterizaba estuvo presente hasta los últimos días de su vida.
El jueves, día en el que se produjo su muerte por un infarto –según confirmó Medicina Legal–, Jorge Enrique se levantó temprano y se fue al baño para afeitarse y prepararse para salir. Había pasado ya un rato cuando su esposa, Inés Elvira Ponce de León, fue a buscarlo y lo encontró en el piso. Se percató de que no reaccionaba.

Llamaron a Policía, que trasladó a Jorge Enrique inconsciente en una patrulla de la institución hasta el centro médico de Subachoque, a donde llegó ya sin signos vitales a las 8:15 de la mañana. Le practicaron protocolos de reanimación, pero era demasiado tarde.

Juanita, su hija menor, fue la encargada de avisar a sus hermanos Alejandro y María Carolina en España de la muerte de su padre.
Los dos viajaron a Bogotá, donde los restos del ingeniero fueron cremados dos días después, el pasado sábado.

En medio de la pesadumbre, la esposa y los hijos de Jorge Enrique regresaron a la finca de Subachoque. Tras las evocaciones y los recuerdos que les traía cada rincón de la casa, el domingo Alejandro comenzó a probarse algunas prendas de su papá. En su despacho encontró una botella de agua saborizada de las que le gustaban a su papá, y así lo comentó mientras la sostenía en la mano. La bebió y de inmediato dijo que sabía muy feo. No demoró en sentirse mal y alcanzó a ser llevado a un centro asistencial cercano, pero el daño que le ocasionó el cianuro que contenía la bebida lo mató. El miércoles fue sepultado.

Alejandro, arquitecto y apasionado por la fotografía y el arte, había llegado desde Barcelona (España) en donde vivía, para asistir al funeral de su papá.
Se había casado hacía dos años y su esposa tiene seis meses de embarazo. Personas cercanas a la familia afirman que aunque fue muy duro para él enfrentar la muerte de su padre, no se habría suicidado.

Tras las exequias de Alejandro, su mamá y sus hermanas regresaron a la casa de la familia en Subachoque con más preguntas que respuestas. Desde allí pidieron respeto por la situación dolorosa que están enfrentando y que esta no fuera utilizada con fines políticos.

Los resultados de Medicina Legal que confirmaron que los tejidos del padre no tenían rastros de cianuro plantean nuevas dudas. Si él no tomó veneno, como se llegó a pensar, ¿quién lo consiguió? ¿Cómo terminó en una botella de agua saborizada sobre su escritorio? La Fiscalía sigue investigando el misterio que rodea la tragedia de la familia Pizano-Ponce de León y que ensombrece aún más el escándalo por los sobornos de la multinacional Odebrecht, que fueron evidenciados por el ingeniero Pizano.

JUSTICIA 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.