Secciones
Síguenos en:
Seguridad y justicia en los territorios / Opinión
El Fiscal Francisco Barbosa Delgado se desplaza por todo el país.

El Fiscal Francisco Barbosa Delgado se desplaza por todo el país supervisando los avances de las operaciones.

Foto:

Fiscalía.

Seguridad y justicia en los territorios / Opinión

FOTO:

Fiscalía.

Columna del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado.

Los territorios en esta Fiscalía son el corazón de la gestión de la entidad. Si hay acción efectiva en todas las regiones del país, si hay presencia integral en toda nuestra geografía, se logrará preservar la institucionalidad y devolverles la esperanza a los ciudadanos.

Del trabajo desarrollado en los territorios por la Fiscalía General, es evidente que lo que está ocurriendo con el cultivo de coca y la minería ilegal ha permitido que los valles y las selvas que antes estuvieron abandonadas o fueron el lugar del no derecho se hayan enriquecido a través de economías criminales, generando espacios de anomia jurídica que el Estado no ha copado. De esos enclaves se deriva el asesinato de los líderes sociales, y de allí ha surgido el terrorismo urbano que vimos en ejecución a través de la infiltración de las marchas pacíficas en noviembre de 2019 y septiembre de 2020.

Para romper esto, el reto es llegar a todos los lugares del país con estrategias investigativas integradas de las direcciones nacionales con nuestras seccionales y con la inteligencia de otras fuerzas, con lo que se suma toda la capacidad investigativa del Estado, sin egos. Esta labor permite impactar los diferentes corredores regionales de criminalidad a través de coordinadores regionales que hacen posible una sinergia operativa entre la Fiscalía, la Policía, el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Cada una de estas acciones se coordina en los ríos, ciénagas, mares y en los espacios de cordillera y serranías. Las ciudades tienen su propia estrategia a través de nuestra delegada de seguridad ciudadana.

Estas acciones tienen el gran aliciente de perseguir la delincuencia a través de la integración de la institucionalidad y de ubicar fiscales y jueces itinerantes en los lugares geográficos donde se producen los hechos para agilizar la acción persecutora del Estado y fortalecer la investigación en nuestra entidad.

Con ese enfoque pudimos resolver más de 37 homicidios colectivos acaecidos en el año 2020 con un 70 por ciento de esclarecimiento, cuando este tipo de acción delictiva estaba en el 37 por ciento en 2019. También pudimos lograr un avance de esclarecimiento en crímenes de líderes sociales del 63,52 por ciento, cuando se recogió al inicio de esta administración en el 52 por ciento.

Del mismo modo, logramos incautar más de 145 toneladas de cocaína, sin contar las incautadas por interdicción marítima en aguas internacionales. Esta acción tendrá este año mayor éxito operativo al incrementar nuestra acción conjunta con las Fuerzas Militares en los ríos Putumayo, Caquetá, Orteguaza, Guayabero, Guaviare, Guainía, Inírida, Vichada, Meta, Orinoco, Patía, Naya, Micay, Guapi, Timbiquí, San Juan, Atrato, Arauca, Magdalena, Nechi, Cauca, las ciénagas y nuestros océanos, especialmente en el andén Pacífico y en el Atlántico, que toca las costas en Chocó por el golfo de Urabá, Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, Magdalena y La Guajira. La acción judicial frente a lo que ocurre en el nudo de Paramillo, las serranías de San Lucas, el Perijá y la Macarena, el Catatumbo y la misma Sierra Nevada serán esenciales. Ni hablar de ponerle freno a la integración delincuencial a través de los pasos de cordillera y a nuestras fronteras.

Si logramos un mayor esclarecimiento judicial y grandes golpes contra esa delincuencia en los territorios, la seguridad y la justicia sacarán la cara en el país y la confianza ciudadana retornará. Con ese camino, el trabajo investigativo en las ciudades será mucho más concreto porque las estructuras delincuenciales de los territorios que proveen la droga para el microtráfico y que fomentan una multiplicidad de delitos en las ciudades tenderá a disminuir.

Itinerancia, unidad institucional, persecución geográfica, comprensión de fenómenos delictivos, acciones contundentes y rápidas en las ciudades son la estrategia para el éxito de la investigación en Colombia.

Si no trabajamos en los territorios, perderemos las ciudades y la institucionalidad del país.

Columna de Opinión
Fiscal General Francisco Barbosa Delgado.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.