Los cuatro rellenos en crisis que pueden causar emergencias sanitarias

Los cuatro rellenos en crisis que pueden causar emergencias sanitarias

Colombia produce 11,3 millones de toneladas cada año pero sólo aprovecha el 1,8 %.

Relleno Sanitario Doña Juana.

Doña Juana, en Bogotá, recibe más de 900 camiones compactadores de basuras que, en promedio, gastan entre 40 minutos a una hora y media en hacer el proceso de arrojar los residuos.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

13 de octubre 2018 , 02:10 p.m.

El manejo de residuos sólidos en la mayoría de centros urbanos en el país está lejos de cumplir con los planes que se tenían en la Política de Gestión del Medio Ambiente, formulada hace 10 años. 

La alta generación de residuos, la escasa separación de las basuras, el bajo aprovechamiento y tratamiento de los que se pueden reciclar, así como un manejo inadecuado de residuos peligrosos, son algunos de los problemas que el país afronta en su tratamiento de basuras. 

A esto se suma que la disposición final de las basuras se hace sin tener en cuenta asuntos técnicos que pueden generar impactos negativos en el medio ambiente y en la salud por la generación de malos olores y propagación de plagas.

Al año, Colombia produce más de 11.3 millones de toneladas de basura pero el promedio de la tasa de aprovechamiento es de apenas el 1,8 por ciento, es decir, es poco lo que se recicla o se invierte y al final hay demasiada basura que desechar. 

Y un ingrediente que agudiza la problemática es que en algunas ciudades del país, como Bogotá, "la situación más critica es el agotamiento de la capacidad de almacenamiento de los rellenos sanitarios". 

Todas estas conclusiones hacen parte de un informe de la Contraloría General en el que se evaluaron los resultados de la política de gestión ambiental en las ciudades, plan que según el organismo se quedó a medias. 

La Contraloría dice que la falta de vigilancia y medidas correctivas para lo que viene pasando principalmente con los rellenos sanitarios de El Carrasco, en Bucaramanga, Rediba en Barrancabermeja, Doña Juana en Bogotá, y la Celda de Córdoba, en Buenaventura, podría generar "emergencias sanitarias" en sus zonas de influencia. Además de los rellenos sanitarios, preocupa el tratamiento de las aguas negras, proceso que en muchas ciudades termina contaminando los recursos hídricos. 

Bogotá, el caso más preocupante

Según la Contraloría, uno de los retos más grandes que tiene Bogotá -con más de 8 millones de habitantes- es consolidar un sistema de recolección y tratamiento de aguas servidas, pues aunque la cobertura de su red sanitaria y pluvial supera el 90 por ciento, el tratamiento de las aguas negras que genera la población y las industrias, es insuficiente, lo que termina contaminando el río Bogotá. 

La Contraloría recuerda que la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del Salitre, que es la única en funcionamiento, no tiene la suficiente capacidad para tratar todo el volumen de descargas por lo que se está adelantando un proyecto para su ampliación en el occidente. También está el proyecto, aún sin iniciar, de la construcción de la planta de Canoas en el oriente. 

Pero también preocupan los vertimientos industriales, pues según la Personería el 57 por ciento de industrias no tienen registro de vertimientos, incumpliendo presuntamente la normatividad ambiental. 

Doña Juana

El relleno de Doña Juana recibe más del 19 por ciento de basuras de todo el país.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

Al problema de las aguas negras se suma el de los residuos sólidos. Bogotá es la ciudad que genera más basura, con 2,2 millones toneladas al año, de las que sólo se están aprovechando 78.616 toneladas. Esto significa un índice de aprovechamiento del 3,5 por ciento. 

El relleno sanitario Doña Juana es el que más recibe basuras en Bogotá, con 2,1 millones de toneladas al año. Este relleno tiene el 19,29 por ciento de residuos generados en todo el país, pues en toda Colombia la cantidad de basuras por año es de unas 11.3 toneladas. 

El problema del relleno sanitario de Doña Juana es que su capacidad, dice la Contraloría, se copará según su licencia ambiental en el 2022. Además, el organismo verificó que el Centro de Gerenciamiento de Residuos Doña Juan S.A. "presenta incumplimientos tanto de las obligaciones consignadas en la licencia ambiental, otorgada por la CAR a la Uaesp, como las cláusulas del contrato de concesión del 2010".

Así, estaría incumpliendo por lo menos en el 73 por ciento de obligaciones de la licencia. 

Por ejemplo, la Contraloría dice que desde 1988 el relleno tiene comunidades aledañas a menos de 120 metros, mientras que la restricción en las normas es de 1.000 metros. 

El relleno tampoco estaría cumpliendo con los planes de vertimientos y calidad del aire, pero ninguna autoridad hasta ahora ha tomado medidas de sancionamiento, dice el informe. Otro de sus problemas es que las tarifas, según sostiene el relleno, no le alcanzan para cubrir toda su operación.  

Soacha

En Soacha la cobertura de acueducto es del 80 por ciento y de alcantarillado, el 54 por ciento, lo que muestra que aún falta el acceso de forma integral a estos servicios. El servicio de aseo, según cifras del 2016, llega al 79 por ciento de la población. 

Soacha recoge unas 131.429 toneladas de basura al año de las que se aprovechan sólo 63, por lo que tiene uno de los índices de aprovechamiento más bajos del país, con una tasa de 0,5 por ciento sobre el total de basuras. 

El relleno sanitario de Nuevo Mondoñedo es el que recibe la mayoría de basuras de este municipio de Cundinamarca, pero también se han detectado otros botaderos a cielo abierto. 

Barrancabermeja

En el 2014 se otorgó la licencia ambiental para construir el proyecto de un relleno sanitario para Barrancabermeja y sus zonas aledañas, pese a que había prohibiciones y restricciones que debieron hacer que el proyecto no fuera viable como su cercanía al aeropuerto. 

En una visita a este relleno Rediba, la Contraloría detectó puntos en los que hay riesgo por contaminación de líquidos tóxicos que se filtran al suelo, afectando también recursos hídricos como el humedal San Silvestre. 

En Barrancabermeja ya se había impuesto una multa contra la alcaldía por el relleno La Esmeralda debido al incumplimiento en la clausura de ese botadero y la restauración ambiental de la zona en la que operaba. La multa fue de 1.750 millones de pesos.

Medellín

Según el informe, esta ciudad es la que -por lo menos en papeles- tiene en el país el mayor porcentaje de aprovechamiento de residuos sólidos, con un 18 por ciento.

Sin embargo, para calcular ese porcentaje la Contraloría dice que no se posee información de fuentes confiables "debido principalmente a la ausencia de registros de aprovechamiento de residuos y la falta de seguimiento a este tipo de actividades por parte de las autoridades". 

Barranquilla

A pesar de ser el principal centro urbano del Caribe, con una población que supera el millón de habitantes, Barranquilla ha tenido una expansión poco organizada, lo que ha generado conflictos en su desarrollo y uso de suelos, según la Contraloría. Esta ciudad, dice el estudio, no tiene una cultura ni un sistema de aprovechamiento de residuos sólidos, pues su porcentaje es de 0,13 por ciento. 

Bucaramanga
Relleno Sanitario El Carrasco.

Relleno Sanitario El Carrasco.

Foto:

Jaime Moreno

En Bucaramanga la Contraloría asegura que no hay un sitio de disposición final de residuos sólidos que cumplan con las características ambientales y técnicas. 

El organismo visitó el sitio de disposición final de residuos El Carrasco, que opera con una medida de emergencia sanitaria desde el 2011 que fue ampliada por la alcaldía de Bucaramanga por un periodo de tres años, hasta el 2020.

Este relleno recibe al año unas 444.450 toneladas de basura y atiende a 15 municipios aledaños. Pero la tasa de aprovechamiento de la ciudad, según la investigación, es muy baja. 

Pese a las alertas, la ciudad no ha definido otro sitio para tener su relleno sanitario, aunque esté en riesgo la vida útil de ese botadero de basuras. Esto porque, entre otras cosas, está cerca del aeropuerto por lo que la Aeronáutica Civil y un juez de la ciudad ordenaron en el 2017 cambiarlo de sitio. 

"La Contraloría evidenció la disposición de residuos a cortas distancias (menos de 50 metros) de viviendas vecinas, lo que genera conflictos sociales debido a los posibles impactos a la salud causados por los olores y vectores, y el impacto al paisaje). 

Cúcuta

La ciudad -que tendría más de 660.000 habitantes- es una de las que tiene la calidad ambiental más baja en el país, pues no reporta un monitoreo de diversos indicadores ambientales, como el de aprovechamiento de residuos sólidos. 

La Contraloría dice que su ubicación fronteriza le genera problemas ambientales por el tipo de comercio que maneja y la población flotante en la cuidad, pues la migración de venezolanos habría aumentado su población en por lo menos un tres por ciento.

Cúcuta es hoy una de las ciudades con mayor cantidad de residuos sólidos generados por cada habitante en un día, basuras dispuestas en el relleno sanitario.

Así, las cifras muestran que cada habitante de la ciudad genera cada día unos 1.02 kilos de basura. 

San Andrés, Santa Marta y Cartagena

Estas tres ciudades tienen fuertes presiones ambientales debido a la alta densidad demográfica, la actividad turísitca y el desarrollo de actividades portuarias, lo que demanda una mayor cantidad de recursos hídricos, y genera más residuos sólidos. 

"La importante generación de residuos sólidos, la deficiencia de su manejo, la baja eficacia de las actividades de reciclaje, re-uso, y aprovechamiento de estos, genera una gran presión sobre los rellenos sanitarios, afectando su vida útil y capacidad de disposición", dice el estudio. 

Por ejemplo, el relleno de Magic Garden en San Andrés tiene un deficiente manejo técnico y operativo, que se ve reflejado en los problemas con los lixiviados (líquidos que vienen de las basuras y son tóxicos), y su deficiente tratamiento. 

Además, San Andrés, Cartagena y Santa Marta tienen problemas con sus vertimientos pues terminan impactando las áreas marinas. A través de emisarios submarinos descargan los vertimientos a las aguas del mar, pese a que esos residuos no tienen tratamiento previo y lo único por lo que pasan es por un filtro de macro-sólidos. 

Esta situación no ha sido superada pese a que las autoridades locales y nacionales tienen conocimiento del hecho. "No se han tomado medidas de fondo para superar y corregir esta situación, mediante una planta de tratamiento previo a la descarga de los vertimientos", dice la Contraloría. 

Buenaventura
Palafitos

Uno de los problemas es la disposición de basuras en las zonas de palafitos en Buenaventura.

Foto:

Juan Pablo Rueda

Con unos 400.000 habitantes, Buenaventura afronta graves problemas ambientales derivados, entre otras cosas, de la contaminación por aguas residuales, gases y residuos sólidos, además de los asentamientos palafíticos de las zonas de bajamar, con drenajes donde se vierten todo tipo de basuras. 

Buenaventura se encuentra en estado de alerta por el inadecuado manejo de residuos, y porque su relleno sanitario cumplió su vida útil este año.

Aunque su empresa prestadora del servicio está clasificado en un rango III, que es alto, la Contraloría dice que su Plan de Emergencia y Contingencia no cumple con los requisitos. 

Pese a los incumplimientos en el relleno La Celda de Córdoba, no hay ningún proceso sancionatorio. Los rellenos no discriminan residuos aprovechables de los que no lo son. 

Milena Sarralde Duque
REDACCIÓN JUSTICIA@MSarralde

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.