Cerrar
Cerrar
Cada semana hay al menos un ataque con ácido: ¿cómo prevenirlos?
AUTOPLAY
El Parque Lourdes es el eje de operaciones de la banda que ataca con ácido para asaltarEl Parque Lourdes es el eje de operaciones de la banda que ataca con ácido para asaltar
Laura Vanessa Rincón

Archivo EL TIEMPO

Cada semana hay al menos un ataque con ácido: ¿cómo prevenirlos?

Según las cifras de Medicina Legal, en los últimos cuatro años se han registrado 274 casos.

Entre enero y septiembre del presente año, según cifras del Instituto de Medicina Legal, se han reportado en el país 43 casos de ataques a personas con elementos químicos, que comúnmente son conocidos como ataques con ácido.

(Le puede interesar: Así fueron los tres ataques con ácido a hombres en Chapinero)

Un informe de peritos del Instituto conocido por este diario señala que 21 de las víctimas eran hombres y 22 mujeres, de las cuales dos eran menores de edad. El año pasado, en medio de la pandemia, se reportaron 50 casos que corresponden a 22 hombres, de los cuales dos eran menores de edad y 28 eran mujeres.

Fuentes oficiales señalaron que la cifra de ataques de este año se ha visto presionada por dos factores. El primero asociado a los hechos de violencia que se registraron durante el paro, en el cual se reportaron ataques a uniformados con elementos químicos y, el segundo, al uso de ese tipo de sustancias por la delincuencia común como forma de amedrentamiento de las víctimas en casos de hurto.

A finales de agosto, en Bogotá, la Policía denunció que en el sector Usme un uniformado que estaba asignado al control de las marchas fue atacado con ácido y a otros dos les lanzaron gasolina. El policía atacado en Usme resultó afectado en la cara y el cuello, atendido de urgencia en el sitio y trasladado a un centro asistencial.

(En otras noticias: Tras llegada de Mattos a Colombia, ¿cuáles son los líos judiciales que enfrenta?)

Ya en mayo, la Defensoría del Pueblo había advertido sobre el uso de elementos químicos que se estarían utilizando contra los agentes de la Fuerza Pública.

Esos ataques y el uso de elementos químicos en atracos evidencian un cambio fundamental en una modalidad criminal que en el pasado estuvo asociada especialmente a venganzas entre parejas.

Esto ha llevado a que concejales de Bogotá como Jorge Colmenares señalen que, además de la aplicación del incremento de las penas a los responsables de ese tipo de graves conductas, aprobada en 2018 por el Congreso, se den pasos como la regulación de sustancias químicas que se pueden conseguir fácilmente en el mercado y que son usadas por los victimarios para atacar. Las restricciones, dijo Colmerales, “ayudarían a proteger la vida”.

(Lea además: Actor fue atacado con ácido en medio de un robo en Chapinero)

David Nieto, Luis Soler y Édison Arbey Rojas fueron las últimas víctimas de ataque con ácido en la localidad de Chapinero.

Foto:

Archivo particular

Sin embargo, el analista en temas de seguridad Hugo Acero consideró muy difícil imponer ese tipo de restricciones. “¿Cómo se le hace seguimiento a una botella de ácido muriático vendida en una ferretería de cualquier ciudad del país?”, indicó Acero.

Otras sustancias como soda cáustica y ácido de batería aparecen documentadas en investigaciones de la Fiscalía contra personas judicializadas por el delito de lesiones con agentes químicos, ácidos y/o sustancias similares.

Acero añadió que se debería avanzar en investigaciones de las autoridades para judicializar a los responsables y a ellos aplicarles la ley y todos sus agravantes.

(Lea además: Alto oficial de Cali, a responder por homicidio de civiles en paro nacional)

“Los incrementos de las penas aprobados en el Congreso no se tipifican solo frente a temas de pareja, sino al uso concreto del agente químico y el daño que se ocasiona a la víctima con ese tipo de sustancias, por lo que es posible imputarles a los victimarios en otros escenarios ese tipo de conductas que tienen una pena superior”, señaló Acero.

La respuesta de las autoridades debe ser adelantar investigaciones serias que permitan castigar a los responsables de ese tipo de delitos

El analista y exsecretario de seguridad de Bogotá insistió en que la respuesta de las autoridades debe ser adelantar investigaciones serias que permitan castigar a los responsables de ese tipo de delitos.

Ataques a hombres

Las cifras de los últimos cuatro años evidencian, además, que ese tipo de ataques no tienen como víctimas exclusivas a las mujeres, y aunque ellas son las principales víctimas y se han visibilizado casos tan graves como el de Natalia Ponce de León, cuyo nombre fue puesto a la ley aprobada en el Congreso para aumentar las penas a los victimarios, estas reprochables agresiones también afectan a los hombres.

(Le puede interesar: Entrevista a Natalia Ponce de León: 'Uno no se puede quedar como una víctima')

De hecho, las cifras demuestran que en realidad no es tan grande la diferencia del número de ataques en los que las víctimas son hombres frente a los que fueron dirigidos contra mujeres.

En el 2019, por ejemplo, se reportaron, de acuerdo con las estadísticas de Medicina Legal, 116 casos, la cifra más alta de los últimos cuatro años.

(Siga leyendo: Corte Suprema evalúa la tentativa en los ataques con ácido)

De las víctimas que fueron remitidas al instituto, 54 eran hombres –incluidos 4 menores de edad– y 62 eran mujeres, de ellas 13 menores de edad. Y en el 2018, de los 65 casos que llegaron a conocimiento de peritos del instituto, 36 correspondían a víctimas mujeres y 29 a hombres.

justicia@eltiempo.com

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.