Los punteadores, protagonistas de escandalosa red de compra de votos

Los punteadores, protagonistas de escandalosa red de compra de votos

Son parte de la "organización criminal" que también sirvió a otras campañas electorales.

Red de compra de votosCompra de votos
Compra de votos

Esta es la forma como funciona la red criminal de compra de votos, según lo dicho por el Fiscal General de la Nación. Fiscalía General de la Nación.

Por: Justicia
22 de junio 2018 , 02:32 p.m.

El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, reveló este jueves cómo varias campañas a las pasadas elecciones del Congreso terminaron beneficiadas por organizaciones dedicadas a la compra de votos.

Una de esas redes, conocida como 'La Casa Blanca', de la que se vio beneficiada la senadora electaAída Merlano, también habría beneficiado a la candidata a la Cámara de Representantes Lilibeth Llinás. 

Según la Fiscalía, la organización estaba tan bien estructurada que tenía una red de dirigentes políticos, líderes barriales y locales de más de 2.000 personas que se encargaban de negociar votos e impulsar campañas de políticos del Atlántico.

Funcionaba al servicio de candidaturas que eran apoyadas por un grupo de dirigentes políticos regionales que contactaban a "líderes zonales, de barriada o comunas" que se encargaban de reclutar electores en sus "mercados naturales", quienes recibían dinero a cambio de su voto "como si se tratara de una mercancía a partir de fuentes de financiación ilícitas que hemos descubierto", dijo Martínez.

En la 'Operación Casablanca', con más de 50 investigadores y 2.112 horas de video y audio, el ente acusador pudo establecer que la estructura delictiva operaba como una empresa al servicio de distintas campañas políticas. 

Alejandro Cuartas Rodas, funcionario de la campaña de la representante a la Cámara Margarita Restrepo, así organizaba la compra de votos.

Alejandro Cuartas Rodas solicita los certificados electorales de los votantes para darles los viajes, tablets y televisores prometidos.


Esta "organización criminal" empezó a funcionar desde el 2015 en las elecciones regionales (gobernadores, diputados, concejos, alcaldes y ediles) y continuó en el 2018 para los comicios legislativos (Senado y Cámara)", afirmó el Fiscal. 

Aida Merlano red de compra de votosRed de compra de votos
Compra de votos

Esta es la red de compra de votos para favorecer a Aida Merlano. Fiscalía General de la Nación.

Según el ente acusador, la red delictiva tenía a su cargo personal con roles específicos que funcionaban bajo una estructura administrativa regida por un manual de funciones con categorías para cada actividad. 

Entre esos roles existía el de los punteadores, quienes se encargaban de garantizar que las personas que habían vendido su voto si le dieran su sufragio a quien habían prometido.

Según el ente acusador, los punteadores realizaban capacitaciones previas para que el voto se marcara de forma correcta. Además, revisaban las listas de líderes y votantes reclutados y verificaban las contraseñas con código de barras y los certificados electorales que probaban si habían votado para autorizar su pago a "quienes se identificaban con corazones de colores".

Además de estas personas, la red de 'La Casa Blanca' tenía entre sus integrantes las siguientes categorías: 

Administradores

Eran los encargados del manejo de los recursos logísticos y financieros "del dinero corrupto".

Paga en red de compra de votosRed de compra de votos
Pagadores red de compra de votos

Los administradores "del dinero corrupto".

Pagadores

 Encargados de entregar las contraseñas en las casas de los líderes.

Coordinadores

Se encargaban de entregar las contraseñas en las casas de apoyo.

Los didácticos

También llamados profesores, eran los encargados de enseñar a votar en los tarjetones electorales y, así mismo, se desempeñaban como testigos electorales.

Dinero red de compra de votos

Esta es la bañera del piso superior de 'Casablanca' donde depositaban parte del dinero que la red de compra de votos estaba usando. 

Foto:

Fiscalía General de la Nación

Las investigaciones pudieron determinar que cada líder "zonal, de barriada o comunal" estaba encargado de llevar a un centro operaciones que llamaban 'casa de apoyo' un grupo de personas con un talonario en el que marcaban los votantes con la fotocopia de la cédula de cada elector.  

Los adultos mayores tenían que entrar a los puestos de votación acompañados de niños para que los infantes garantizaran la correcta marcación del voto como se lo habían pagado en las 'casas de apoyo'.

Para el día de las elecciones arrendaron 187 terrazas antes de ir a las urnas en el departamento del Atlántico y otros. "A esos sitios tenían que volver los electores con el certificado electoral y los líderes recibían el dinero correspondiente al pago de cada voto para inmediatamente proceder al pago de los electores, el voto como una mercancía", dijo el Fiscal.  

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.