Secciones
Síguenos en:
Se buscará armonizar las cifras sobre los cultivos ilegales
Sustitución de cultivos ilícitos. Campesino sustitución de coca

Uno de los 99.097 cultivadores vinculados al Pnis recorre una siembra de coca en Caquetá.

Foto:

Julián Ríos Monroy. EL TIEMPO

Se buscará armonizar las cifras sobre los cultivos ilegales

La Casa Blanca dice que el año pasado había 245.000 hectáreas de coca en el país. 

Estados Unidos documentó este viernes un importante incremento cercano al 15 por ciento en los cultivos ilícitos de coca en Colombia a lo largo del año 2020.

(Lea también: ¿Por qué medición de EE. UU. registra 71 % más coca que la de ONU?)

Según las cifras entregadas por la Casa Blanca, las hectáreas cultivadas se expandieron en el país de 212.000 registradas en el 2019 a 245.000 en el 2020. También reportan incrementos en la producción potencial del alcaloide: de 936 toneladas métricas a 1.010 en ese mismo periodo, lo que equivale a un crecimiento del 8 por ciento en este conteo.

En ambos casos, se trata de cifras históricas para el país, según las mediciones de EE. UU., pues los valores más grandes registrados a la fecha eran precisamente los del 2019. Las nuevas estadísticas rompen una tendencia a la estabilización de los cultivos que se venía presentando desde el 2017 tras 6 años consecutivos de incrementos.

El informe de la Casa Blanca contabiliza una cifra de cultivos ilegales muy distinta a la que se conoció el 9 de junio revelada por el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

(Le sugerimos leer: EE. UU. registra importante aumento de cultivos de coca en Colombia)

Según ese estudio, en Colombia en el 2020 se detectaron 143.000 hectáreas de coca, es decir 102.000 menos que lo reportado por la Casa Blanca.

También hay una diferencia en el nivel de productividad de la droga: para Simci fue de 1.223 toneladas y para la Casa Blanca, de 1.010.

Adicionalmente en las cifras se evidencian otras diferencias en cuanto a la tendencia. Para la Casa Blanca la cifra subió entre 2019 cuando se reportaron 212.000 hectáreas y para Simci bajaron frente a las 154.000 que reportaron ese mismo año.

Fuentes de la embajada de Estados Unidos en Colombia señalaron que la diferencia estaría asociada a la metodología aplicada para hacer la medición o incluso en la temporada del año que se habría realizado el estudio.

(Le podría interesar: A revisión criterios de medición de cultivos ilícitos)

Añadieron que más allá de las diferencias, esta es una oportunidad para que los dos países sigan trabajando conjuntamente contra el flagelo del narcotráfico
.
Analistas consultados por este diario señalaron que la diferencia estaría asociada efectivamente ala forma de medición de los cultivos.

El Gobierno también se pronunció sobre la disparidad en las cifras y mediante una declaración señaló que los técnicos de ambos países y de las Naciones Unidas las revisarán “para identificar aquellos criterios metodológicos necesarios para armonizar para el próximo ciclo de medición”.

Indicó el Ejecutivo que en la reunión binacional realizada el miércoles se ratificó “que el enfoque amplio de la administración del presidente Joe Biden frente a la lucha contra los cultivos ilícitos coincide totalmente con la política en ejecución desde comienzo del gobierno de Iván Duque”.

(Siga leyendo: Gobierno dice que revisará disparidad de cifras con EE. UU. sobre coca)

“Ahora tenemos una oportunidad de redoblar esfuerzos hacia nuestro objetivo común de poner fin a esta destructiva economía ilícita. Colombia y Estados Unidos reconocen que problemas complejos como el narcotráfico requieren soluciones a largo plazo y una respuesta de política integral”, se lee en la declaración del gobierno de Colombia.

Y añadió: “Hemos acordado fortalecer aún más nuestra agenda común en este tema y en otros más amplios como medioambiente, desarrollo rural integral que incluya la transformación exitosa y sostenible de economías ilícitas presentes en los territorios, energía, educación, democracia, derechos humanos y continuar generando oportunidades económicas y sociales a los colombianos. También es fundamental desarrollar espacios más concretos para el desarrollo de innovaciones tecnológicas para enfrentar nuestros retos comunes como el narcotráfico”.

Frente a la cifra de cultivos ilegales, algunos sectores señalaron que el Gobierno debe avanzar en tomar nuevas decisiones para fortalecer la lucha contra el narcotráfico.
La senadora María del Rosario Guerra señaló: “Urge reactivar aspersión aérea con glifosato. El Gobierno debe hacer uso de todas las herramientas para atacar el narcotráfico, gasolina del crimen y la violencia. Cifra de 245.000 hectáreas, la más alta de la historia, debe ser atacada cuanto antes”.

(Lea además: Tras 50 años de guerra contra las drogas, ¿se ha avanzado en ganarla?)

A pesar de las cifras, la Casa Blanca, en su anuncio, destacó un récord en la erradicación manual de 130.000 hectáreas eliminadas por esta vía y la incautación de 580 toneladas métricas a lo largo del año.

Dicen, a su vez, que Colombia enfrentó serios desafíos durante el año en los esfuerzos de erradicación, provocados por la pandemia del covid-19 y el alza de la violencia en zonas rurales.

En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

REDACCIÓN JUSTICIA, INTERNACIONAL Y POLÍTICA

Lea más noticias de Justicia
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.