Las tres preguntas que deja la fuga de la condenada Aída Merlano

Las tres preguntas que deja la fuga de la condenada Aída Merlano

Tras insólita fuga, se reactivan cuestionamientos contra Inpec  y privilegios de políticos presos.

Aída Merlano

Aída Merlano, excongresista condenada a 15 años por compra de votos.

Foto:

Cortesía.

Por: REDACCIÓN ELTIEMPO.COM
02 de octubre 2019 , 09:15 a.m.

Una cita odontológica que, sin que el personal de custodia se pusiera alerta, duró casi tres horas y media, fue la ocasión aprovechada por la excongresista Aída Merlano para fugarse este martes y prender, de nuevo, las alarmas sobre el funcionamiento del Inpec, el cuerpo de guardia encargado de vigilar las cárceles y los presos del país.

Merlano, según testigos y la versión oficial de la clínica donde era atendida, llegó sobre las 11 y 35 de la mañana "para una intervención odontológica". Sobre las 3 de la tarde se conoció su aparatosa fuga, con caída incluida, en una motocicleta después de bajar varios metros aferrada a una reata roja de varios metros.

Estos son algunos de los cuestionamientos que surgen tras el nuevo escándalo que sacude al país.

1. ¿Hay control sobre las citas médicas de los presos por fuera de la cárcel?
Soga de Aída Merlano

Esta es la soga que habría utilizado Aída Merlano para poder escapar.

Foto:

Archivo particular

Mientras la gran mayoría de los más de 120 mil presos que hay en el país tiene que soportar las dificultades del sistema de salud pública brindado por el Estado a través de convenios y médicos contratados, hay un pequeño grupo de internos que paga su servicio de salud y, aprovechando esta situación, tiene la posibilidad de salir de prisión con frecuencia. 

El caso de Merlano puede ser escandaloso por la fuga, pero tiene muchos antecedentes. En el 2010, supuestamente el Ministerio del Interior y Justicia había dado orden de suspender los 'permisos especiales', como se les denomina a las salidas al médico que por entonces eran pan de cada día entre los inquilinos del pabellón de la 'parapolítica'.

Esto, tras denuncias de EL TIEMPO sobre las frecuentes visitas al odontólogo del exgobernador de Casanare William Pérez, quien reportaba 55  permisos en cuestión de meses.

(Lea también: Con una soga y en moto: así se fugó Merlano, excongresista condenada)

Otro excongresista cuestionado, el exsenador del Valle Juan Carlos Martínez, hizo al menos 10 viajes a una clínica dental en dos meses. En ese momento, lo que las autoridades supuestamente iban a investigar era si esas citas eran en realidad fachadas para que los parapolíticos recibieran visitas de amigos, familiares y hasta de lugartenientes para cuadrar campañas y candidatos. 

El polémico exsenador Luis Alberto Gil (quien quedó libre y después fue capturado por el caso de corrupción en la JEP), el ex senador Vicente Blel (54 permisos para salir a odontólogo y al médico) y el condenado exgobernador de Sucre Salvador Arana (40 visitas a especialistas) también aparecían en la lista cuestionada en el 2010. 

Lo que ha seguido pasando es que, ante los grandes problemas del sistema de salud en las cárceles, la gabela de seguir saliendo por citas médicas y odontológicas no se ha acabado para aquellos que pueden pagar los servicios privados. 

Fuega Aída Merlano

Aída Merlano se encontraba en una cita odontológica y saltó desde esta ventana.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO - INPEC

2. ¿Se cumplieron los protocolos de seguridad en ese desplazamiento?

Dependiendo del nivel de peligrosidad del interno, el Inpec realiza un operativo de traslado que, en este caso, incluyó dos mujeres guardianas. Ellas llegaron con Merlano en un carro de la institución que fue ubicado en el parqueadero de la clínica. 

(Le puede interesar: El video del momento en que Aída Merlano se fuga en moto)

Las autoridades encargadas de la investigación están preguntando por qué no hubo ningún protocolo de vigilancia sobre la entrada del edificio. Como quedó en evidencia en los videos y fotos, Merlano tuvo suficiente tiempo para descender por la reata desde una altura de casi tres metros, se cayó, fue auxiliada por algunos transeúntes y luego se montó en la moto que la esperaba y desapareció.

Todo indica que no hubo por parte del Inpec un estudio previo para prever una eventual fuga. Algo que si bien podía ser una posibilidad lejana dados los antecedentes de supuesta debilidad física y de problemas sicológicas de la exsenadora, evidentemente había que tener en cuenta. 

También se están analizando los tiempos de reacción y la versión de la guardia que estaba en la puerta del consultorio y que informó que solo se percató del hecho cuando el odontólogo apareció en el corredor. Dijo que al entrar, vio a la política alejarse en la motocicleta. 

¿Quiénes son los otros cómplices de la insólita fuga?

¿De dónde salió la reata roja por la que Merlano descendió a través de la ventana? Esa es una de las preguntas centrales de la investigación. Si llegó con ella al consultorio, habría nuevos cuestionamientos sobre el Inpec, pues la excongresista estaba recluida en la cárcel del Buen Pastor y dada la magnitud de la reata es poco probable que hubiera podido llevarla sin que hubiera sido detectada. 

Pero si el material estaba en el lugar, los ojos de los investigadores apuntan hacia el personal que debía atender a la excongresista. La experticia con la que se hizo el nudo, amarrado a la pata de una mesa para que soportara el peso, es otro de los detalles que están bajo investigación. 

Vea el sitio exacto de donde se voló Aída Merlano, en Bogotá

un guardia del Inpec, posiblemente desconcertado, camina por el sector donde se fugó Merlano.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

Qué pasó en las citas anteriores, qué controles ejerció el Inpec sobre otras salidas médicas de Merlano y con quiénes tuvo contacto (visitas y llamadas) son otras de las pistas que siguen los investigadores para encontrar a quienes le ayudaron a cuadrar no solo la huída del consultorio, sino el servicio ilegal del motociclista que se la llevó por la carrera Séptima de Bogotá. 

EL TIEMPO intentó hablar con la Ministra de Justicia Margarita Cabello sobre el caso, pero su despacho aseguró que no se iba a pronunciar sobre el tema. También señaló que la vocería del tema la tomaría el Inpec.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.