Amenaza de tiroteo en Nueva Zelanda salió desde un PC en Medellín

Amenaza de tiroteo en Nueva Zelanda salió desde un PC en Medellín

Hay pruebas de que desde allí se difundió un ataque a la Universidad de Otago.

Amenaza de tiroteo en Nueva Zelanda salió desde un PC en Medellín

Los 20.000 estudiantes de la Universidad de Otago fueron evacuados, en octubre de 2015, tras una amenaza terrorista.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: Unidad Investigativa
18 de agosto 2018 , 10:03 p.m.

Hace 11 días, la Policía de Nueva Zelanda decidió desclasificar un informe sobre una investigación trasnacional que viene adelantando desde 2015 para dar con el paradero de un terrorista cibernético. Desde el 6 de octubre de ese año designaron a sus mejores hombres para hallar el origen de una amenaza de tiroteo masivo en la Universidad de Otago, en la sureña ciudad de Dunedin.

Hacía apenas cinco días, una universidad de Óregon (Estados Unidos) había sido atacada, con un saldo de nueve muertos, lo que desató una alerta general y la evacuación de más 20.000 estudiantes de la de Otago.

Expertos en analizar la Deep Web (red profunda) comenzaron a rastrear la procedencia del mensaje, publicado en la plataforma ‘4chan.org’ bajo el alias de NZ Robot. La primera conclusión a la que llegaron es que se trataba de un especialista en informática que intentó borrar su rastro desviando la señal a diferentes servidores ubicados en al menos cuatro países. Los sabuesos digitales dieron rápidamente con la ubicación de la IP desde donde salió esta amenaza: “El miércoles, largo tiroteo en la Universidad”.

El informe, en poder de EL TIEMPO, señala que la amenaza salió de la ciudad de Medellín, donde se ubicó la IP. Y, aunque la Policía de Nueva Zelanda se encargó de tachar del documento desclasificado el nombre de la compañía colombiana que le daba el acceso a internet, olvidó borrar otros datos que la identifican.

EL TIEMPO se abstiene de divulgarlos por tratarse de una investigación en curso que, si bien no implica a la empresa proveedora de la conexión, ha tenido amplia difusión en medios neozelandeses como Stuff, un influyente portal local.

Desde 2015, oficiales de la Interpol y de la Policía de Nueva Zelanda han intercambiado correos con ejecutivos de alto nivel de la empresa para que entreguen información sobre el terrorista cibernético, sin tener suerte.

Amenaza de tiroteo en Nueva Zelanda salió desde un PC en Medellín

Este es el reporte oficial que identifica en Medellín el origen de la amenaza.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Los correos

“Alguien usó uno de sus servidores para hacer una amenaza a ciudadanos de Nueva Zelanda. La amenaza se realizó a través del canal 4chan y fue hecha a las 6:33, hora del este. Si usted tiene usuarios logueados a esa hora, por favor suminístrenoslos. Cualquier información que nos pueda brindar la apreciaríamos. Por favor, háganos saber si usted necesita datos más específicos”, le escribió un oficial del cibercrimen a uno de los altos ejecutivos de la compañía colombiana.

Alguien usó uno de sus servidores para hacer una amenaza a ciudadanos de Nueva Zelanda. La amenaza se realizó a través del canal 4chan y fue hecha a las 6:33, hora del este

Y, el 27 de septiembre de 2015, la vicepresidencia de operaciones de la firma informó que, con el área jurídica, estaba revisando el caso y las implicaciones de proporcionar esa información.

La legislación de nuestro país requiere una orden judicial para poder proporcionarla. Le ruego que tenga un poco de paciencia dado que esta época de finalización de año es especialmente densa en trabajo para dicha área”, le escribieron a la Policía.
Y agregaron que sabían lo crítico que era para las autoridades de Nueva Zelanda.

Incluso ofrecieron disculpas por no haber contestado con más celeridad.
Pero, tras varios intercambios de correos, la Policía no pudo obtener ninguna información sobre el tema.

De hecho, optó por comunicarse telefónicamente con la firma en busca de ayuda. Una de las primeras llamadas se produjo el 13 de septiembre de 2016.

Hablamos con el vicepresidente de la compañía, quien dijo que estaba consultándoles el caso a los abogados y que iba a enviar un correo de respuesta. Pero nunca más respondieron”, dice el reporte. Y agrega que la investigación no se ha concluido porque la compañía colombiana no respondió siquiera las llamadas de la Interpol. Y aunque han interrogado a 37 sospechosos, la información de dicha firma es clave en el caso.

EL TIEMPO se comunicó con la embajada de Nueva Zelanda en Bogotá, que remitió a los reporteros directamente a la Policía de Dunedin. Pero allí informaron que no podían dar más datos. Y en igual sentido se pronunció la universidad, blanco de la amenaza.

No obstante, este diario estableció que están desconcertados con la negativa de la empresa. Incluso recordaron que trabajaron un reciente caso con Israel y, gracias al intercambio de información, pudieron arrestar a un terrorista y frustrar atentados en al menos dos países.

El caso colombiano no es el primero

Esta no es la primera vez que una compañía de comunicaciones se niega a entregar datos de sus clientes o acceso a sus aparatos. En diciembre de 2015, el FBI le pidió a Apple que desbloqueara el Iphone del autor del ataque en San Bernardino, California. La firma se negó y también pidió una orden judicial. Mientras se tramitaba, el FBI decidió pagar un millón de dólares para que terceros expertos le dieran ingreso al aparato y a la evidencia sobre el ataque en el que murieron 14 personas.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.