Adiós a Lucho, el policía que atrapó a 19 jefes de las Farc

Adiós a Lucho, el policía que atrapó a 19 jefes de las Farc

El agente de intendencia murió de cáncer. Se fue con 14 condecoraciones y la gratitud de su patria.

Luis Sierra, Lucho

Este es Luis Sierra en dos momentos claves de su vida: internado en la selva (der.) y recibiendo el premio como el mejor policía.

Foto:

Archivo particular

Por: Unidad Investigativa
27 de octubre 2018 , 11:15 p.m.

La Policía se prepara para rendirle honores póstumos a Luis Eduardo Sierra Guerrero, el subintendente experto en inteligencia que pasó la mitad de sus 13 años de carrera infiltrado en las Farc.

A sus 26 años se internó en la zona del Darién y del Urabá para ubicar campamentos, camuflar dispositivos de ubicación satelital y permitir que el Ejército y la Fuerza Aérea colombiana bombardearan al menos 15 objetivos de alto valor de la guerrilla.

Sus actuaciones le valieron 19 felicitaciones y 14 condecoraciones de sus superiores, que solo podía recoger durante los días de descanso que tenía entre misión y misión.

Para infiltrar a bandas de ladrones de joyerías y a guerrilleros, Sierra asumió los roles de indigente, aserrador, proveedor de víveres y hasta de pretendiente de la prima de un líder ‘fariano’.

Cuando uno se infiltra tiene que cambiar el chip. Adiós familia y adiós hasta a tu nombre. Si no sabes manejar la situación, te puede costar la vida

“Cuando uno se infiltra tiene que cambiar el chip. Adiós familia y adiós hasta a tu nombre. Si no sabes manejar la situación, te puede costar la vida”, le dijo Sierra a EL TIEMPO hace un mes, cuando se ganó el reconocimiento Corazón Verde como el mejor policía de Colombia.

En esa ocasión, llegó a la entrevista ayudado de un bastón y admitió que el premio le volvió a inyectar ganas de vivir, después de que le encontraron un cáncer terminal y agresivo.

Sus batallas

A pesar del evidente deterioro físico, Sierra le alcanzó a contar al país episodios desconocidos que él y sus compañeros de la Dirección de Inteligencia de la Policía (Dipol) vivieron para doblegar a la guerrilla y a otras organizaciones armadas al margen de la ley.

Se pasan meses infiltrados en la selva, sin contactar a la familia y hasta se llora en silencio. Pero después de que se lanzan los operativos, el esfuerzo vale la pena. Desarticulamos varias estructuras guerrilleras y apoyamos operaciones de otras fuerzas”, le dijo el subintendente a EL TIEMPO.

Sierra nació en Manizales el 2 de mayo de 1985 y se levantó en el barrio Cervantes, que en esa época era uno de los más turbulentos de la capital caldense.

Sus amigos cuentan que desde su infancia identificaba y se acercaba a los delincuentes de la zona, como mecanismo para proteger su vida y la de su familia.

A la Policía entró en mayo de 2004, con apenas 19 años y con el cargo de auxiliar. Dos años después ya era patrullero de vigilancia en el Departamento de Policía del Valle.

Pero fue en el 2007 cuando arrancó su carrera en la inteligencia policial.

En esa época fue nombrado investigador en Buenaventura, donde llegó a dormir hasta en la calle, haciéndose pasar por un indigente, con el fin de desarticular una banda de atracadores que tenía azotado el puerto.

Me oriné encima de una ropa vieja, la dejé al sol, me la puse y me caractericé como mendigo para ejecutar mi primera misión como miembro de inteligencia de la Policía Nacional

“Me oriné encima de una ropa vieja, la dejé al sol, me la puse y me caractericé como mendigo para ejecutar mi primera misión como miembro de inteligencia de la Policía Nacional: atrapar a una banda de atracadores que robaba joyerías y prenderías en Buenaventura. Después de dormir varias noches en la calle y fingir que consumía alucinógenos, la desarticulamos, y mi mayor pidió que me asignaran al Grupo Especial de Inteligencia de objetivos de alto valor de las Farc”, le contó Sierra a este diario.

Y aseguró que aunque muchos no le creían, también fue difícil seducir a la familiar de un guerrillero para ubicar otros campamentos en la frontera con Panamá.

“Allá me ennovié con la prima de uno de los jefes de seguridad de la guerrilla, en un tema puramente estratégico. Fue difícil cortejarla y estar con ella. Yo tenía 27 años, y ella era una morena nueve años mayor, y yo concibo el amor de una manera diferente. Fue incómodo, pero logré hasta compartir sancocho con el primo. Me invitaron hasta a las fiestas de fin de año. Aguanté porque íbamos por el jefe de las Farc que manejaba el narcotráfico de la zona y la compra de armamento para casi todos los frentes guerrilleros. Y lo logramos capturar”, narró.

Según su hoja de vida, Sierra participó en 7 operaciones claves y clasificadas como secretas, que permitieron dar de baja a 15 jefes de estructura y capturar a 19 denominados objetos de alto valor, incluido un jefe de las Farc que después terminó en la delegación de paz de La Habana.

El ocaso

Cuando Sierra recibió el reconocimiento como mejor policía de Colombia, el 28 de septiembre pasado, ya estaba tomando a diario 12 medicamentos, la mayoría a base de morfina, para mermar el dolor.

Y aunque llegó erguido a recoger el premio, una semana después le confesó a EL TIEMPO que ya había perdido la movilidad en el 60 por ciento de su cuerpo y que se tenía que desplazar en silla de ruedas.

El tumor de 19 por 14 centímetros, que le descubrieron en el 2016 en la glándula suprarrenal derecha, se convirtió en su peor enemigo. Si bien le fue retirado por expertos, le hizo metástasis en sus pulmones, su hígado, su columna y en otras cinco partes de su cuerpo. Y aunque Sierra lo enfrentó, terminó llevándoselo.

El director de la Policía, general Jorge Nieto, se encargó de informarle al país que el valiente subintendente Sierra había fallecido.

Semanas antes de que lo internaran en una clínica de Medellín, todo estaba listo para que lo ascendieran a intendente, un reconocimiento póstumo que su institución le reconocerá a su familia.

Creo firmemente en Dios y voy a luchar por mi vida. Recibí el premio a nombre de los 180.000 policías buenos que salen a diario a arriesgar sus vidas por la patria”, dijo en su última entrevista.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.co
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.