Secciones
Síguenos en:
El grave caso de maltrato por el que condenaron a trabajador de una iglesia
Waldo González Ramírez

Waldo González Ramírez se desempeñaba como coordinador de labores de liturgia.

Foto:

Fiscalía

El grave caso de maltrato por el que condenaron a trabajador de una iglesia

no es hora de callar
No es hora de callar patrocinado

Waldo González Ramírez se desempeñaba como coordinador de labores de liturgia.

FOTO:

Fiscalía

Waldo González sometió a violencia sicológica, física y económica a una joven con quien convivió.

A mediados de 2015, Waldo Rafael González Ramírez se desempeñaba como coordinador de labores de liturgia, formación de monaguillos, recolectores de la ofrenda y formación del coro de una iglesia de Bucaramanga, Santander.

Allí conoció a una menor, de 15 años, con quien se fue a vivir y que se convirtió en víctima de un grave caso de violencia física y sicológica.

(Lea además: Análisis: con menos grupos alzados en armas, ¿se ha reducido la violencia?)

González Ramírez fue capturado el viernes por unidades del CTI de la Fiscalía para cumplir una condena de ocho años de cárcel por violencia intrafamiliar agravada.

Según la investigación de la Fiscalía, cuando la menor se fue a vivir con González, lo primero que hizo este fue quitarle un celular que se había ganado en una rifa y le exigió que la única comunicación que ella podía tener con cualquier otra persona, incluyendo a su familia, sería a través de él.

Y luego empezó el maltrato físico y sicológico. La menor era golpeada permanentemente y humillada hasta el punto de presentarla ante terceros como una niña a la que había recogido en la calle porque su familia la había abandonado.

(Lea también: Cumplimiento de meta de erradicación forzada de coca no va ni en la mitad)

Estos episodios de ahorcamiento se repitieron en varias oportunidades como forma de maltrato, humillación y sometimiento

Además, dice el proceso, la menor fue sometida a prácticas sexuales “con las que no sentía placer ni gusto alguno, y que no entendía, pero que su agresor le reclamaba, alegando que era su mujer y que debía hacerlo, razón por la cual, pese a su desagrado, termina accediendo, siendo también una constante esta clase de actos de violencia sexual”.

La menor relató que no denunció lo que estaba sufriendo por el temor que le tenía a González. Les dijo a los investigadores que en una ocasión ella se negó a acompañarlo a un reunión a una sede política a la que asistía el condenado y que él “la tomó con un cuchillo por el cuello amenazándola con matarla. Estos episodios de ahorcamiento se repitieron en varias oportunidades como forma de maltrato, humillación y sometimiento”.

En el expediente se señala que la menor fue sometida también a violencia económica al ser obligada a pedir dinero en la calle y luego a trabajar como mesera en un local y a entregarle a González el dinero que recibía.

El maltrato se prolongó por año y medio, cuando la menor quedó en embarazo y denunció al hombre por temor a que le hiciera daño a su hijo.

(Lea también: Fraude: cae en Colombia Wilma Mejía, una de las más buscadas de Ecuador)

El juzgado tercero de Girón, Santander, que lo condenó, cuestionó que el hombre “manipuló a la víctima y se aprovechó de sus especiales circunstancias personales y familiares, entre ellas la inexperiencia por su corta edad, el tener un padre que la abandonó y la ausencia de su madre por razones laborales, y de su parte, su posición como integrante de la iglesia a la que asistía”.

El despacho ordenó que el hombre cumpla la pena en una cárcel, que el Inpec garantice que no se podrá comunicar con su víctima y que se compulsen copias a la Comisaría de Familia de Girón “para que de manera urgente y prioritaria se inicien los trámites” para que el menor que nació de esta relación sea entregado a su mamá.

justicia@eltiempo.com

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.