collage
EFE / Archivo

En las organizaciones criminales no solamente resaltan los jefes o ‘cabecillas’, pues los sicarios en muchas ocasiones son los autores materiales de los crímenes y también se reconocen por la atrocidad y la infame sagacidad con la que ejecutan los delitos.

En esta galería conozca algunos de los sicarios más despiadados responsables de centenares de muertes.

Popeye
EFE

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’, fue el exjefe de sicarios del cartel de Medellín, el cual era dirigido por el narcotraficante Pablo Escobar.

‘Popeye’ es recordado por participar en varios de los crímenes más deleznables en la historia de Colombia. Dentro de estos se incluye el asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos, en 1988, a quien ‘Popeye’ asesinó a tiros, según su propia confesión.

De igual forma, el sicario reveló que participó en el plan del magnicidio de Luis Carlos Galán, el entonces candidato a la presidencia, en 1989. Y en ese mismo año también hizo parte del atentado contra Antonio Roldán Betancur, gobernador de Antioquia en aquella época, quien murió debido a la explosión de un carrobomba.

El criminal también confesó su participación en el atentado al vuelo 203 de Avianca, el cual dejó más de 100 muertos. La aeronave estalló a causa de una bomba.

‘Popeye’ reconoció la autoría de 250 asesinatos y pagó 24 años de cárcel por ello. Sin embargo, de acuerdo con los archivos de EL TIEMPO, a este sicario se le atribuyeron más de 3.000 muertes.

En febrero de 2020, murió, a los 54 años, a causa de un cáncer de estómago.

Cholo ivan
EFE

Jorge Iván Gastelum, ‘el Cholo Iván’, era la mano derecha del reconocido narcotraficante mexicano Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán.

Fue el jefe de sicarios del cartel de Sinaloa. Fue capturado junto al ‘Chapo’ en 2016 y, hasta ese momento, estaba en la lista de los 122 objetivos prioritarios del gobierno mexicano.

Según reportó ‘El País’, en 2013, varios helicópteros sobrevolaron municipios de Sinaloa y dejaron caer miles de volantes en los que se acusaba al ‘Cholo Iván’ de ser “homicida, sicario, ladrón, secuestrador y extorsionador”.

El aliado del ‘Chapo’ tenía una disputa contra el grupo delincuencial de los ‘Beltrán Leyva’, el cual operaba al norte de Sinaloa. Estos enfrentamientos dejaron varios muertos en los municipios de Ahome, Guasave, El Fuerte y Choix.

En junio de 2020, un juez federal suspendió la orden de extradición de este hombre.

Cholo Iván
Archivo Particular

El colombiano Jonathan Andrés Zuluaga Celemín, alias ‘El Nené’, fue capturado en Leganés, España, en 2019.

De acuerdo con ‘Telemadrid’, el delincuente podría ser responsable de cerca de 100 muertes, incluyendo el asesinato de su propia suegra, a quien habría matado, al parecer, por vengarse de su exmujer. ‘El Nené’ habría sido el líder de la ‘Oficina de la Cordillera’, organización criminal dedicada al narcotráfico.

Fue detenido en el marco del operativo ‘Sin fronteras’, en el cual resultaron 31 personas capturadas en distintos puntos de España y Colombia.

La china
Fiscalía General de México

Melissa Margarita Calderón Ojeda, mejor conocida como ‘La China’, es la exjefa de sicarios de Fuerzas Especiales de Los Dámaso, pertenecientes al cartel de Sinaloa.

De acuerdo con ‘Vanguardia’, Calderón Ojeda fue señalada de descuartizar a sus víctimas y dejarlas frente a la casa de sus familiares.

Fue capturada en Cabo San Lucas, México, en 2015. Enfrenta cargos por más de 150 asesinatos.

Giovanni Brusca
Archivo Particular

Giovanni Brusca es un sicario italiano reconocido por dirigir un atentado contra el fiscal Giovanni Falcone, quien fue asesinado en 1992.

Brusca y sus hombres ubicaron una bomba en la vía que recorría el vehículo en el que se movilizaba el fiscal. La explosión también provocó la muerte de la esposa del funcionario y de sus tres guardaespaldas.

Fue capturado y condenado a 26 años de prisión. En 1996 publicó un diario en el que reveló que, también, usó un carro bomba para matar al juez Rocco Chinnici y que, además, era responsable del secuestro y muerte de Giuseppe Di Matteo, de 13 años (el niño estuvo los dos últimos años de su vida en cautiverio).

He cometido y ordenado personalmente más de 150 delitos. Incluso hoy no puedo recordar todos los nombres de los que maté”, se lee en un fragmento del diario, el cual fue publicado en el sitio web del Museo Nacional de Delincuencia Organizada y Aplicación de la Ley, ubicado en Las Vegas, Estados Unidos.

Richard Kuklinski
Archivo Policía de Nueva Jersey

Richard Kuklinski fue un sicario estadounidense que aseguró haber matado a más de 100 personas, aunque fue condenado a cadena perpetua solo por cinco de los asesinatos en un tribunal de Nueva Jersey, en 1988.

Kuklinski, quien trabajó con la mafia italoamericana encabezada por la familia Gambino de Nueva York, recibió el apodo de ‘hombre de hielo’ debido a que congelaba los cuerpos de quienes asesinaba.

Según ‘The New York Times’, el criminal enumeró en varias oportunidades las maneras que utilizaba para matar a sus víctimas. Una de las que más utilizaba era un atomizador con cianuro que rociaba en la cara de las personas.

En 2006 murió en el ala de prisión del Hospital San Francis, en Trenton. Tenía 70 años.

Frank Abbandando
Archivo Policía de Nueva York

Frank Abbandando fue un sicario de Brooklyn, Nueva York, responsable de por lo menos 30 muertes en la década de 1930. Era miembro de ‘Murder Inc.’, un grupo de sicarios estadounidenses que causaron terror entre 1920 y 1940. Fue apodado de esa manera por la prensa.

De acuerdo con ‘History Extra’, revista de la ‘BBC’, Abbandando prefería matar a sus víctimas utilizando un picahielos.

En 1942 fue condenado a la silla eléctrica en Sing Sing, prisión de máxima seguridad ubicada en Nueva York.

Roy DeMeo
Archivo Policía de Nueva York

Roy DeMeo fue un italoamericano que, de acuerdo con el Museo Nacional de Delincuencia Organizada y Aplicación de la Ley, cometió más de 200 asesinatos bajo la orden de la familia criminal Gambino, en Nueva York, en la década de 1970.

Era un aprendiz de carnicero, por lo que se jactaba de tener habilidades para cortar, picar y empaquetar a sus víctimas. Todo esto con el fin de deshacerse de estas y borrar el rastro de sus atrocidades.

En 1923, el cuerpo de DeMeo fue encontrado parcialmente congelado dentro del baúl de su carro, además, tenía varios disparos en la cabeza.

Una de las teorías del FBI acerca de su muerte es que Paul Castellano, un mafioso, probablemente dio la orden de matarlo.

Delitos 19 de noviembre de 2020 , 12:21 a. m.

Los sicarios más despiadados que ha habido en el mundo

Fueron responsables de atentados muy sonados, secuestros y crueles asesinatos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.