'Hay ineficiencia en la calidad del servicio del Inpec': director

'Hay ineficiencia en la calidad del servicio del Inpec': director

El nuevo director del Inpec, general William Ruiz, habló del diagnóstico que encontró al llegar.

General William Ruiz

General William Ruiz, nuevo director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec):

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Por: Angie Michell Quiñones 
11 de febrero 2019 , 12:40 p.m.

Con problemas de corrupción, hacinamiento, extorsión y evasión de las medidas domiciliarias recibió el general William Ruiz la dirección del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec). 

Entre las propuestas con las que llega a la cabeza de esa entidad están las de implementación de medidas como el polígrafo para combatir la corrupción, nuevos equipos para controlar el ingreso de celulares a los centros penitenciarios y medidas para resocializar a las personas que cumplieron sus condenas. 

El general anunció que ya está todo listo para la contratación de 3.000 nuevos funcionarios que ingresarían a la planta dentro de un año. Dijo además que el Inpec desarrollará un trabajo coordinado con la Policía para realizar las visitas de las personas que cumplen condenas desde su casa y que si se evidencia que la evasión es repetida, el juez deberá enviarlos a prisión.

¿Cómo asume y qué espera en el cargo de director del Inpec?

Recibir la dirección del Inpec es hacer la transición de capturar, judicializar y luchar contra bandas, grandes carteles y organizaciones residuales -inclusive de las Farc-, para asumir el compromiso de este sistema penitenciario y carcelario. Yo vengo de ser comandante de la región tres de Policía del eje cafetero, pero en años anteriores combatí el delito y la criminalidad en Colombia. Ahora debo hacer el aporte necesario para, como Policía y como ciudadano, darle tranquilidad a la ciudadanía frente al sistema penitenciario y a los privados de la libertad que en algún momento se vieron obligados a delinquir,  prácticamente hay familias enteras certificadas como delincuentes.


El Inpec es una de las instituciones más cuestionadas en temas de corrupción ¿Cuál es el diagnóstico que encuentra?

Hay que evaluar qué lleva a que un guardia, porque es el ejemplo de corrupción que se tiene dentro de una cárcel, genere o motive la corrupción. Ese es uno de los trabajos que voy a desarrollar, mejorar la eficiencia para que el familiar que vaya a entrar a la cárcel no esté pensando ‘yo cómo logro entrar’ una cosa. En este momento hay  ineficiencia en la calidad del servicio y por eso el ciudadano prácticamente se ve obligado a hacer un ‘aporte’, es decir un acto de corrupción, para que su familiar esté bien o tenga beneficios. 

Hoy se está haciendo un trabajo fuerte en la Fiscalía, pero quiero trabajar el tema preventivo para que ese guardia o funcionario no incite a un familiar o a un privado de la libertad a darle plata para que obtenga un beneficio. En este momento el Inpec es una de las instituciones más corruptas.

En este momento el Inpec es una de las instituciones más corruptas

¿Cómo encuentra las cárceles?

Uno de los aspectos y que trae el diagnóstico es el hacinamiento, esa es una de las problemáticas que se tiene y que ha trasgredido la barrera del establecimiento penitenciario a las estaciones de Policía, donde tenemos sindicados por muchos delitos. Lo segundo es humanizar a esos 119 mil internos que tenemos en todas las cárceles, que a través de la resocialización puedan tener oportunidades para que no sigan pensando en delinquir. 

Hay aspectos también que tienen que ver con la infraestructura, por qué se da el hacinamiento: por falta de cárceles y cupos, ese es un trabajo más administrativo que voy a entrar a trabajar con la dirección de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), frente a la propuesta que tiene la ministra de Justicia de ampliar  27 mil cupos, unos a mediano plazo y otros a largo plazo. 

27 mil cupos no solucionan el problema de hacinamiento ¿Ustedes le van a pedir a la Uspec que construya más infraestructura?

Hay un proyecto a mediano plazo para dialogar con los jueces de ejecución de penas en el tema de política criminal, para hacer una especie de depuración frente a penas establecidas para internos y los que hayan superado el porcentaje y puedan salir de prisión. Con esa política deshacinamos un poco el sistema.  A mediano plazo también se construirá el proyecto de los modulares para ampliar 8.600 cupos, pero no habrá una rápida superación del problema.

Se van a construir no tanto cárceles sino el sistema modular donde van a tener todo el servicio, sistemas de seguridad y lo que va a servir para la resocialización.

¿Qué son los modulares?

Es una construcción que se hace a través de unos contenedores. Es decir no es construir con cemento ni con todo lo que se hace un edificio, sino unos contenedores como en Estados Unidos, donde se diseñan unas cárceles y se le pone toda la capacidad para que un ser humano viva. Esa actividad modular va a dar una especie de escenario muy bien dotado para que tengamos posibilidades de cupos. Eso va a ser para sindicados inicialmente.

A parte de la corrupción, ¿Qué delitos se ha evidenciado en las cárceles?

Hemos hecho un estudio de delitos que se están presentando al interior de una cárcel hacia afuera y la extorsión carcelaria es el nivel más alto que tenemos en este momento: los que están dentro dan órdenes a sus bandas y es extorsionar en todos los aspectos.

Los que están dentro dan órdenes a sus bandas y es extorsionar en todos los aspectos

La mayoría de los privados de la libertad tienen teléfono ¿Qué hacer para combatir ese delito?

Frente a la llamada extorsiva tenemos el trabajo técnico, los establecimientos carcelarios tienen inhibidor de señal, obviamente tratando de no afectar al ciudadano. Además, cuando se tiene información de inteligencia o del interior, estamos haciendo -con todo el dispositivo y grupos especiales- allanamientos en los cuales constantemente se encuentran esos teléfonos celulares.

Vamos a trabajar con el Ministerio de Justicia so solo en los inhibidores de llamadas,  sino en la detección del teléfono en la visita. La idea es que mediante el filtro se detecte el teléfono, por eso vamos a iniciar un proyecto para que cuando la visita pase sea descubierto. Obviamente hay que tener en cuenta las infinitas estrategias de una mujer o de un hombre para meter un teléfono celular, pero ahí es donde vamos a llegar a través de unos equipos especiales.  Estamos trabajando para aumentar los allanamientos.

La misma guardia ha denunciado jornadas laborales extensas y condiciones desfavorables ¿Qué respuesta les da?

No es aceptable que un guardia ejerza actos de corrupción justiciando las condiciones laborales. El Gobierno ha abierto la posibilidad para 2.500 cupos más para ampliar guardia que es lo que ellos manifiestan. Dicen: “Somos pocos entonces tenemos mucho trabajo”. Ellos tienen que entender que así como el servicio de vigilancia es de 24 horas, el servicio de unos privados de la libertad debe ser las mismas horas. Imagínese que no tengamos durante cuatro horas un cubrimiento de las cárceles, esa es la misión con la que ellos han ingresado.

La cobertura del sistema pensional se va a trabajar con los sindicatos. Se va a hacer un trabajo preventivo de volver a dar capacitaciones sobre lo que es volverse un funcionario público corrupto. Eso lo tienen que entender que es una moralidad y una honestidad frente a un trabajo, aquí no pueden tener argumentos de que me están pagando menos, que tengo más horas, de que no hay beneficios para decirle o pretender que un familiar que entra a una cárcel pague por ingresar algo.

¿Qué hacer con los guardias corruptos que ya están dentro de las cárceles?

Vamos a depurar el tema frente al debido proceso. Hay denuncias pero queremos que se amplíen, por eso el presidente Iván Duque creó la línea para denunciar. Si el familiar para tener un beneficio por entrar más rápido o por adelantar una cita, paga, ¿quién es más corrupto el que ofrece la dádiva o el que la recibe?

Si el familiar para tener un beneficio por entrar más rápido o por adelantar una cita, paga, ¿quién es más corrupto el que ofrece la dádiva o el que la recibe?

¿Quién va a denunciar si eso es un negocio redondo?

Claro, pero tenemos que motivar la denuncia. El ciudadano y el familiar tienen que someterse a lo que dice el Presidente, denuncie para que nosotros podamos actuar frente a esas situaciones. Dentro de las cárceles están los guardias corruptos, estamos haciendo una depuración, trabajando con nuestras herramientas como por ejemplo el polígrafo. Una herramienta clara para saber que un ser humano está en la cárcel ejerciendo corrupción es la política del polígrafo.

¿Van a aplicar esas pruebas a los guardias?

Vamos a retomar la poligrafía, la haremos desde el director hasta a todo el sistema penitenciario. En donde uno encuentre la denuncia, frente a ese debido proceso se debe pasar por el polígrafo.

Dentro de las cárceles están los guardias corruptos, estamos haciendo una depuración, trabajando con nuestras herramientas como por ejemplo el polígrafo.

¿Los 2.500 nuevos guardias en qué proceso están?

Están autorizados por el Ministerio de Hacienda, ese proyecto ya tuvo una tramitación en el Congreso y los recursos están claros y los va a a asignar el Minhacienda. Son 2.500 guardianes y 500 administrativos

¿Cuándo entrarían a planta?

Solamente falta afinar lo que se requiere en el tema de presupuesto y hablamos de que en un año ya tenemos una distribución completa para que ingresen al establecimiento.

¿Se van a establecer reglas más fuertes en el filtro de quienes ingresan a la escuela penitenciaria?

Sí, sin embargo el proceso de vinculación para el grado de dragoneante va a tener un protocolo. Nuestra escuela va a ser certificada por Estados Unidos, por eso estamos trayendo unos protocolos que están en las mejores cárceles de ese país y uno de esos es el de la vinculación. Vamos a ponerle mucha más atención frente protocolos de polígrafo, establecer de dónde vienen los ciudadanos y hacer una filtración lo más exhaustiva y rigurosa para que no tengamos otros 2.500 guardianes que engrosen funcionarios corruptos.

¿Cómo se explica que quienes tengan beneficios de casa por cárcel estén prácticamente en libertad y cuando se les hacen visitas no se encuentren?

Eso es una libertad tacita que deja la decisión del juez. Tenemos 60 mil detenciones domiciliarias y un mapeo de dónde están y dónde deben figurar frente a lo que ha sido la decisión del juez. Voy a realizar una articulación con la Policía judicial porque en los establecimientos penitenciarios puede haber necesidades logísticas y de talento humano para realizar esas visitas, entonces ya se dispuso en una articulación con los comandantes de Policía que diariamente estemos donde están los domiciliarios.

De esos 60 mil que están en prisión domiciliaria yo diría que un 5 o 6 por ciento están cumpliendo en su casa porque quieren salir de su pena en una forma disciplinada, otros tienen dentro de su génesis que están libres y tienen que seguir delinquiendo y así mismo los hemos capturado.

¿Qué pasa si no los encuentran en el domicilio? 

Si no está se entra judicialmente a informarle al juez y se hace una bitácora y luego de un determinado número de veces que no se encuentre a la persona en su domicilio, el juez tiene que tomar una decisión de mandarlo a cumplir su pena en una cárcel.  Vamos a sentarnos con los jueces de ejecución de penas para plantearles que el reincidente simplemente debe perder esa oportunidad y pase a intramuros.

El 70 por ciento de los reincidentes cumplieron su condena en prisión ¿Usted considera que las cárceles siguen siendo escuelas del delito?

Ha bajado el hecho de que los penales siguen siendo escuelas del delito. Yo en los dos o tres momentos que he ido inclusive se ve en la mentalidad que sí hay ciudadanos que quieren cambiar. Muchos ejercen actividades de redención de penas para salir rápido y quitarse de encima lo que lo llevó a ser delincuente.

Nosotros tenemos la 'Casa Libertad' un proyecto que está en Bogotá inicialmente, pero que la Ministra de Justicia, Gloria María Borrero, quiere que esto se implante en las ciudades capitales. Eso es un trabajo que se está haciendo desde el interior del penal con profesionales de sicología del emprendimiento. Hemos tenido un indicador de que sí ha cambiado la mentalidad de ese pospenado porque está llegando a la 'Casa Libertad'. Que desde ahí se le haga todo ese proyecto de vida, para que haga industria si tiene alguna idea de emprendimiento pues nosotros la respaldemos. Lo que sí hay es que convencerlo.

Que desde ahí se le haga todo ese proyecto de vida, para que haga industria si tiene alguna idea de emprendimiento pues nosotros la respaldemos. Lo que sí hay es que convencerlo

¿Cuál es la estrategia para mejorar los procesos de resocialización?

Hay unos postulados que se están trabajando desde el Ministerio de Justicia: uno es la educación, lo segundo, la posibilidad para que el arte y la cultura ingrese a los centros de reclusión, esto se hace a través de una fundación y de unos ciudadanos que han querido aportar a esta resocialización; y tercero, el empleo, para que instituciones como el Sena les den esa posibilidades al pospenado. 

Para el pospenado tenemos la 'Casa Libertad', a Bogotá están llegando personas que salen de las cárceles y lo que aprendieron en talleres y procesos de resocialización lo están aplicando para proyectos de emprendimiento. Encontramos bajo interés en algunos privados de la libertad que con el tiempo van a encontrar la facilidad otra vez en delinquir. 

¿Cómo será su trato con los sindicatos?

Voy a generar un canal de comunicación abierto. El asunto es que creen conciencia de que el sindicato es para respaldar ciudadanos en derechos propios y adquiridos, si ellos no están dentro de esos protocolos y postulados de defender la institución, pues seguramente se crearían más sindicatos solo para interponerse ante una dirección que está grande, fortalecida. Mientras ellos estén defendiendo la causa de que saquemos adelante al Inpec, seguramente con estos diálogos y comunicaciones vamos a lograr objetivos claros y precisos.

JUSTICIA 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.