Desde el 2014, casi 3.000 niños han muerto por algún accidente

Desde el 2014, casi 3.000 niños han muerto por algún accidente

Según Medicina Legal la mayoría ocurren en las viviendas. Cuidadores responderían por homicidio.

Cinco noticias.

. En su mayoría, 97 casos, son niños que no superan los cuatro años de edad.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Justicia 
23 de julio 2019 , 02:56 p.m.

En el primer semestre de este año 212 menores de edad han perdido la vida por algún accidente. En su mayoría, 97 casos, son niños que no superan los cuatro años de edad.  

Según un informe de Medicina Legal en los últimos cinco años y medio 2.833 menores han perdido la vida por algún descuido o por algún hecho que involucró algún accidente. 

Y aunque año a año suben o bajan las cifras , lo cierto es que de esa manera mueren en promedio 524,2 menores cada año.  Por lo menos en el 45,4 por ciento de los casos la víctima fue un niño de entre 0 y 4 años. 

De acuerdo con el reporte, la mayoría de los casos se dan en las viviendas, en donde el año pasado se reportaron 224 casos; seguido de los espacios acuáticos como ríos arroyos, humedales, piscinas o lagos; es decir, los menores mueren por ahogamiento. El año pasado, 145 de los 486 casos reportados en total, fueron en esos espacios. En el primer semestre de este año han muerto por ahogamiento en esos espacios y de manera accidental, 75 menores. 

Para el profesor de la Universidad Externado Andrés Macías, experto en temas de seguridad, "desafortunadamente hay muchos elementos que están por fuera del control de entidades o de control del Estado y que hace que sea muy difícil incidir en ese tipo de muertes". 

Añadió que "el Estado ha intentado implementar mecanismos para logar evitar  muchos de los accidentes", como poner restricciones para que los menores no puedan, por ejemplo, tener acceso fácil a un arma de fuego en sus hogares, o poner botones de alerta en las nuevas construcciones de piscinas para mitigar las muertes por ahogamiento en esos espacios. "Muchos de los accidentes sí son evitables, pero no todos lo son", manifestó Macías. 

"Hay una gran responsabilidad de los padres y de las personas que están a cargo de los menores. Muchas veces las muertes son accidentales y no hubo mucho que hacer, pero cuando es una acción que se pudo haber evitado y no se había prevenido, se toman los correctivos para que no vuelva a pasar. Pero prevenir esos accidentes es muy difícil", señaló Macías. 

Según el abogado Óscar Sierra Fajardo, experto en derecho penal, "frente a los accidentes que puedan ocurrir con el cuidado de niños menores, sus padres, cuidadores o familiares cercanos pueden responder por un resultado nocivo que no fue directamente causado por ellos pero que se encontraban en obligación de evitar, en este caso no responder por una acción sino por una omisión, precisamente por no obrar como lo esperaba la norma, con penas tan altas a como si fueran los directamente responsables". 

Marlon Fernando Díaz, abogado, explicó que en algunos de esos casos se podría tratar de un "homicidio culposo, que es violación al debido cuidado o un homicidio por omisión" y que aunque no todos son delitos, el cuidador del menor debe acreditar que "estaba cumpliendo con su papel de garante" y cumpliendo su responsabilidad.

"En principio, las muertes violentas generan una noticia criminal y puede ser que muy rápido la archiven porque se determina que no hay un delito", explicó Díaz.

En caso de comprobarse que una muerte de un menor es un homicidio culposo, el cuidador podría incurrir en una pena de cárcel de entre dos años y medio, y nueve años, de acuerdo con el Código Penal. 

El penalista Sierra Fajardo también explicó que en el caso de los niños que quedan solos en sus casas,  "el simple hecho de abandonarlos sin debido cuidado constituye un delito autónomo de abandono a título de dolo", pero que si, además esa condición "causa la muerte", sus cuidadores o padres podrían responder por "homicidio doloso; es decir, como si se hubieran tenido la intensión de matarlo. Este último caso es relevante por cuando los padres de familia o los cuidadores legales de un menor lo dejan solo y ocurre un accidente, para la ley penal no sería un comportamiento culposo sino doloso, con una pena significativamente mayor". En ese caso las penas pueden ir de entre 17 y 37 años de prisión.  

JUSTICIA 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.