Secciones
Síguenos en:
¿Así se cocinó una purga en el Ejército con cuentagotas?
Militares

Soldados colombianos y de los Estados Unidos durante ejercicios militares de entrenamiento realizados en la base militar de Tolemaida.

Foto:

Foto: Mauricio Moreno. Archivo EL TIEmPO

¿Así se cocinó una purga en el Ejército con cuentagotas?

Tres generales del Ejército Nacional han pedido la baja en los últimos días y  ha trascendido que en el transcurso de la semana otro grupo de oficiales seguiría el mismo camino. 

De acuerdo con fuentes consultadas por EL TIEMPO, un grupo de oficiales de alto rango estaría siendo investigado por diversos hechos  de corrupción y hasta de acoso sexual, y lo que se busca es que asuman esas investigaciones fuera de la institución.

De acuerdo con las fuentes, se sugirió a los generales que pidieran la baja voluntariamente para evitar que se tuviera que acudir a la facultad discrecional y proceder a retirarlos del servicio.

"No se les niega la presunción de inocencia.  Los generales han pedido la baja uno a uno, "graneado", intentando evitar una salida de golpe", afirmó la fuente. 

Todo indica que esa decisión se las notificó el comandante del Ejército general Eduardo Zapateiro a los oficiales durante la cumbre que sostuvo en Bogotá - en medio de la pandemia - de manera presencial el 22 de mayo.

Esto concuerda con las investigaciones que se abrieron por los perfilamientos denunciados por la revista Semana, y la operación Bastón, que la misma fuerza venía adelantando de tiempo atrás, para contrarrestar hechos de corrupción al interior del Ejército.

(Le sugerimos leer: Expectativa por cumbre de generales que citó comandante del Ejército).

En una semana, los mayores generales Pablo Alfonso Bonilla Vásquez, quien se venía desempeñando como subjefe del Estado Mayor Conjunto Operacional, Raúl Antonio Rodríguez Arévalo, quien estaba al frente del Estado Mayor de Operaciones del Ejército; y Jorge Salgado, hasta el martes agregado militar en Chile, pidieron la baja.

(Le interesa leer: Judicializan a trece personas por misiones de contrainteligencia).

Hace un mes fue llamado a calificar servicios, por investigaciones en su contra, al parecer por los ´perfilamientos', el general Jorge Quirós, y el  general Gonzalo García Luna pidió la baja.

(De seguro le interesa: En una semana, dos generales del Ejército han pedido la baja).

Los generales han pedido la baja uno a uno, "graneados"

A finales de 2019 salieron más generales

En noviembre de 2019, siendo ministro de la Defensa, Guillermo Botero, fueron llamados a calificar servicios cuatro generales del Ejército, aludiendo la facultad discrecional - que no obliga a explicar los motivos de la decisión.

Entre los retirados del servicio, en esa época, estaba el general Adelmo Fajardo Hernández, quien era el segundo comandante del Ejército.

En julio del año pasado trascendió que el general Fajardo Hernández,  estaba siendo investigado por la Fiscalía y la Procuraduría, por el supuesto desvió de recursos - a favor de su familia, de los gastos reservados - cuando ejerció como comandante del Comando de Educación y Doctrina del Ejército (Cedoc), entre 2016 y 2017.

Paralelo a la investigación contra Fajardo, se conoció de un proceso contra el general Jorge Horacio Romero Pinzón, quien era el Jefe de Acción Integral del Ejército.

(De seguro le interesa: ¿Quiénes son los generales salpicados por denuncias de corrupción?).

El oficial fue llamado a calificar servicios a finales de julio de 2019, y luego se conoció  que en su contra había una orden de captura por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación, cohecho propio y concierto para delinquir agravado.

(Le recomendamos leer: General Romero habría ido de descanso con plata de venta irregular).

La Fiscalía señaló que Romero durante su paso por la Cuarta Brigada del Ejército (2015-2017), se apropió  de dineros del Estado mediante la adjudicación de contratos cuyos “pliegos eran adaptados al perfil de los contratistas”.

Alarmas prendidas

Junto al general Fajardo fueron llamados a calificar  servicios - en noviembre de 2019 - el mayor general Juan Vicente Trujillo, quien era el comandante de la División de Asalto Aéreo del Ejército.

Sobre el general Trujillo, vale la pena resaltar, no se conocen investigaciones en su contra.

(Le podría interesar: Llamado a calificar servicios el segundo comandante del Ejército).

Los otros dos generales llamados a calificar servicios en ese momento fueron: Francisco Javier Cruz, quien era el jefe del departamento de Implementación, y  César Augusto Parra, Jefe del departamento Conjunto de Planificación y Transformación.

(Le sugerimos leer: En diez días han salido del Ejército cinco generales).

Lo que en su momento pudo calificarse como una crisis institucional, por la salida de tantos oficiales de alto rango del Ejército, tocó su máxima expresión, cuando el general Nicacio Martínez, pidió la baja, el 28 de diciembre de 2019,  aludiendo una decisión familiar.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.