Cerrar
Cerrar
Magistrado ratifica su decisión de no avalar imputación al general Montoya
PLANTÓN EN CONTRA DEL GENERAL MARIO MONTOYA

Plantón por parte de madres víctimas de falso positivos.

Foto:

Mauricio Moreno

Magistrado ratifica su decisión de no avalar imputación al general Montoya

Plantón por parte de madres víctimas de falso positivos.

El funcionario señaló que no se están afectando los derechos de las víctimas.

El magistrado Fabio David Bernal Suárez dejó en firme la decisión adoptada este lunes en la que no accedió a la petición de la Fiscalía para imputar cargos al excomandante del Ejército general Mario Montoya Uribe.

(¿Qué implica el frenazo a la imputación de Mario Montoya y qué vine ahora?)

El funcionario, en su decisión inicial, señaló que la Fiscalía puede seguir adelantando indagaciones e investigaciones, pero no puede tomar decisiones de fondo como imputaciones, llamados a interrogatorios o avanzar en medidas de aseguramiento en su contra.

(Le puede interesar: Disparada de cultivos de coca en Nariño prende alerta de seguridad nacional).

Los representantes de las víctimas presentaron recurso de reposición frente a esa decisión y argumentaron, entre otras cosas, que se está afectando el derecho de las personas afectadas por los 'falsos positivos'.

Al responder ese recurso, el magistrado dijo que no se está negando el derecho de las víctimas ni se les está negando la justicia, al considerar que la Fiscalía puede seguir investigando y trasladar a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) esas evidencias.

(Le puede interesar: Con cría de avestruces en Colombia se habría lavado plata de mafia mexicana).

Insistió que el proceso es competencia de la JEP y allí se han realizado ya audiencias y se han resuelto recursos presentados por las partes.

El magistrado señaló que si los abogados de las víctimas no están conformes con lo actuado en la JEP, es allá en donde deben presentar los recursos establecidos en la norma para hacer valer sus derechos.

Y a continuación señaló que su decisión queda en firme y remitió copia de la actuación a la Sala de Reconocimiento y Verdad de la JEP.  Allí, dijo el magistrado, se tendría que resolver si asume el conocimiento o si se avanza en peticiones como conflictos de competencia.

La investigación

Desde que el general Montoya Uribe asumió el mando del Ejército Nacional, el 21 de febrero de 2006, instauró en todas las unidades de la institución, desde divisiones hasta pelotones y tropas que no estaban bajo su control operacional, “una política basada en la presión por resultados operacionales, en la que las muertes en combate eran el único criterio para evaluar y comparar a las unidades”.

(‘General Montoya desobedeció órdenes y destruyó pruebas’: Fiscalía)

Por cuenta de esa política, asegura la Fiscalía General, los “comandantes de sus unidades subordinadas sabían que Montoya no pedía (sino) exigía muertes en combate”.

Y, como consecuencia de ello, se produjeron al menos 104 ejecuciones extrajudiciales de personas, incluidos cinco menores de edad, por parte de unidades de la Primera, Segunda, Tercera, Quinta y Séptima División del Ejército entre noviembre de 2007 y noviembre de 2008.

Así lo aseguró la Fiscalía Tercera Delegada ante la Corte Suprema en un documento, en poder de EL TIEMPO, en el que plasmó las razones y hechos jurídicamente relevantes para llamar a imputación de cargos al excomandante del Ejército Nacional, uno de los oficiales más condecorados del país, quien fue protagonista de hechos de connotación nacional como la operación 'Jaque', en la que fue rescatada de manos de las Farc la excandidata presidencial Ingrid Betancourt en 2008.

('Sin proceso del Caguán, no habría sido posible Acuerdo de La Habana': Pastrana)

La imputación que, según la Fiscalía y apoderados de víctimas, sí se puede realizar de acuerdo a las normas vigentes así el oficial se haya acogido a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), versará sobre casos que ocurrieron después de la entrada en vigor de la directiva 300-28 de 2007 del Comando General de las Fuerzas Militares, que ordenó privilegiar, como medición de los resultados operacionales, las desmovilizaciones sobre las capturas y estas sobre las muertes en combate.

Esa circular ordenó cambiar las prioridades operacionales como consecuencia de las denuncias que, al menos desde mayo de 2006, el Ministerio de Defensa y el general Montoya, como comandante del Ejército, estaban recibiendo sobre que las tropas estaban reportando falsamente civiles como muertos en combate.

Lea otras noticias de Justicia

En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.