Primera condena por maltratar y explotar a una mujer indígena

Primera condena por maltratar y explotar a una mujer indígena

La abogada Claudia Maritza Castiblanco deberá pagar 13 años y dos meses de cárcel. 

Comunidad Carapana

Integrantes de la comunidad indígena Carapana celebran la histórica condena por explotación a indígenas.

Foto:

Carolina Infante/El Tiempo

Por: Justicia
20 de septiembre 2018 , 06:57 p.m.

Por primera vez se condena en Colombia a una persona por maltratar y abusar de un integrante de las comunidades indígenas.

Claudia Maritza Castiblanco Parra, abogada de profesión, fue condenada a 13 años y dos meses de prisión, que deberá cumplir en un sitio de reclusión por el delito de trata de personas.

La Fiscalía General sustentó que con base en la investigación adelantada se pudo establecer  que en el mes de enero del 2014, José Walter Grisales contacto a Erika Vargas Castillo, indígena de la comunidad Carapana ubicada en Mitú, Vaupés.

La mujer de 18 años en ese momento se  encontraba en estado de embarazo, y le propuso un trabajo en la Bogotá para atender labores domésticas con una remuneración mensual de 250 mil pesos. Salario que no era ni la mitad del establecido como mínimo para el año 2014. ($ 616.000).

No obstante, se demostró por parte de la Fiscalía y la Policía Judicial, Dijín, que las condiciones de trabajo en las que estaba la mujer indígena no eran las que se habían pactado en un principio. No solo se le estaba coartando la libertad manteniéndola encerrada en la casa, sino que le restringían cualquier comunicación con su familia y la hacían trabajar en exceso.

"Las jornadas de trabajo empezaban a las seis de la mañana y terminaban en ocasiones hasta las diez de la noche'', afirmó Harvey Vargas,  hermano de la víctima. También la Fiscalía constató que la joven no fue afiliada a la seguridad social.

Según la Fiscalía, la abogada Castiblanco le advirtió a la joven, cuando llegó a su casa, que no iba a recibir remuneración porque con su trabajo debía pagar los pasajes que se compraron para trasladarla de Mitú a Bogotá, cuyo costo era cercano a los 400.000 pesos.

Además Erika, en su testimonio, relató que haciendo aseo, accidentalmente rompió un plato decorativo de la casa. "La señora me manifestó que debía pagárselo con trabajo y que su valor era de cinco millones de pesos", contó. Para pagar la pieza, habría tenido que laborar 20 meses gratis.

Las jornadas de trabajo empezaban a las seis de la mañana y terminaban en ocasiones hasta las diez de la noche

La juez compulsó copias en contra de José Walter Grisales, persona que se encargo de llevar a la mujer indígena a la casa de Claudia Castiblanco con una falsa promesa de trabajo.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.