El dosier del guardia del Inpec preso por crimen del médico Herrera

El dosier del guardia del Inpec preso por crimen del médico Herrera

A John Pérez Bustos lo acusa la Fiscalía de pertenecer a la banda que mató al neurocirujano.

John Fredy Pérez Bustos

El dragoneante John Fredy Pérez Bustos con su abogado, en la audiencia en la que un juez le dio la domiciliaria.

Foto:

Leo Medina / EL TIEMPO

13 de febrero 2018 , 10:37 p.m.

Llevaba dos meses sin ir a trabajar, hasta el día en que lo capturaron. Estaba dedicado a negocios particulares. Sin embargo, seguía activo como guardián del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Esos datos están en la investigación hecha por el Gaula de la Policía por el asesinato del médico Fabián Herrera en Bogotá. Hacen referencia a John Fredy Pérez Bustos, un dragoneante del Inpec a quien la Fiscalía señala de ser una de las cabezas de una banda especializada en robar a personas mediante el suministro de escopolamina en establecimientos nocturnos de Bogotá.

Pérez está entre los cuatro capturados por el caso, ocurrido a finales de mayo pasado. Herrera fue hallado muerto en una zona boscosa de Usme, en el sur de la capital, el 2 de junio del año pasado, cuatro días después de haberse despedido de amigos con los que estuvo departiendo en un bar de la llamada zona T.

El informe de Medicina Legal indicó que fue víctima de una sobredosis del medicamento conocido como clonazepán, usado por los criminales para dejar a sus víctimas en estado de indefensión.

Sorprendentemente, mientras los otros tres capturados, entre ellos dos mujeres, fueron enviados a centros carcelarios, el guardián recibió el beneficio de casa por cárcel, a pesar de que en su contra hay cargos por secuestro extorsivo y concierto para delinquir.

Pérez ingresó al Inpec el 27 de abril del 2011 y durante esos seis años laboró en La Picota, la cárcel de Guaduas, La Modelo de Bogotá y en la cárcel de La Dorada, Caldas, población en donde se produjo su captura hace una semana.

El lunes pasado, a Pérez lo trasladaron a su lugar de residencia, ubicada en el barrio Alameda, en el norte de Bogotá, donde deberá permanecer mientras la Fiscalía determina si lo lleva o no al juicio oral.

Otras personas ya han denunciado a la banda. En la audiencia por la muerte del médico Herrera Merchán, la fiscal del caso dijo que Pérez Bustos fue captado por la cámara de seguridad de un conjunto residencial de donde la banda sacó algunos elementos robados; llevaba puesta la chaqueta de una de las víctimas. Su abogado aseguró que él se encontraba allí porque lo habían citado al bar para pagarle un carro que estaba vendiendo y que nunca supo que le estaban robando a una persona para pagarle su plata, y el juez les dio crédito a esas afirmaciones.

Pérez Bustos montó en La Dorada un negocio dedicado a la venta de lujos de automóviles. “Cuando fuimos a buscarlo a su local supimos que andaba vendiendo todo porque iba a cambiar de negocio”, dijo a este diario uno de los investigadores del caso. Ahora se investiga si las ausencias del dragoneante a su trabajo tenían el respaldo de uno de los 85 sindicatos del Inpec.

Consultado por este diario, el instituto aseguró que no tiene información sobre el caso del guardián ni de su eventual pertenencia a un sindicato. A Pérez los investigadores le seguían sus pasos desde hacía seis meses.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.