Secciones
Síguenos en:
Los detalles de investigación que puso en prisión a estafador de boxeadora
Ingrit Valencia

La deportista Íngrit Valencia es medallista olímpica.

Foto:

Prensa COC

Los detalles de investigación que puso en prisión a estafador de boxeadora

La deportista Íngrit Valencia es medallista olímpica.

FOTO:

Prensa COC

Íngrit Valencia perdió su casa por cuenta de presuntas acciones ilegales de Darío Arias Carvajal.

Aunque Darío Arias Carvajal no aceptó los cargos que un juez de Ibagué le imputó por el delito de estafa agravada, este lunes será trasladado a la cárcel Picaleña, en Ibagué.

El hombre es señalado de estar detrás del fraude que llevó a la boxeadora y medallista olímpica colombiana ÍNgrit Valencia a perder su casa.

(En contexto: Capturan al hombre señalado de estafar y dejar sin casa a Ingrit Valencia)

El caso de estafa se remite al año 2020, cuando la deportista le entregó a Arias la suma de $ 150 millones por la compra de una vivienda que estaba en remate en Ibagué.

En agosto pasado, luego de que Valencia regresó de los Juegos Olímpicos de Tokio,  tuvo que desocupar la propiedad, donde  vivía junto a su esposo y un hijo. ¿La razón? Su casa tenía otro dueño, quien certificó la documentación y compra legal ante un juzgado.

(Lea además: Día clave para el expresidente Álvaro Uribe y su exabogado Diego Cadena)

Ingrit Valencia es una de las insignias del boxeo nacional.

Foto:

Prensa COC

La detención de Arias se cumplió en diligencia de allanamiento, durante la cual fue hallada documentación relacionada con la vivienda que, mediante engaños, Arias le vendió a Valencia Victoria.

Los agentes también encontraron papelería de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), letras de cambio firmadas y otras sin diligenciar; improntas de vehículos, contratos de compra de automotores y dinero en efectivo que le fue incautado con fines de comiso.

De acuerdo con la Fiscalía, la captura de Arias fue posible gracias a la interceptación de cuatro líneas telefónicas, reconocimientos fotográficos y testimonios, entre otras labores de policía judicial que permitieron identificar varias noticias criminales que evidenciaron, al menos, siete posibles casos de estafa que sumarían cerca de 300 millones de pesos efectuadas entre los años 2018 al 2021.

(En otras noticias: Los planes de la Comisión de la Verdad tras extensión de mandato)

"Según se logró determinar, el modus operandi de Arias Carvajal consistía en hacerse pasar por funcionario de la Sociedad de Activos Especiales o como secuestre de juzgados civiles. También, aseguraba tener vínculos con la Dirección Especializada de Extinción de Derecho de Dominio de la Fiscalía, y decía ser comisionista de vehículos. De esta manera, el procesado se ganaba la confianza de incautos que le entregaban su dinero y, en algunos casos, hasta sus bienes", señaló el ente investigador.

Íngrit Valencia participó, además de las justas de Tokio, en las de Río de Janeiro.

Foto:

Prensa COC

La investigación matriz que llevó a la captura del presunto implicado fue el caso de la boxeadora colombiana. Un fiscal del grupo de estafas fue el encargado de liderar la investigación y descubrir la posible responsabilidad del hoy procesado en varias estafas. Una de las víctimas sería una asociación de campesinos.

Íngrit Lorena Valencia denunció que el dinero que había ganado en su carrera deportiva desde que fue medallista olímpica en Río de Janeiro (2016) lo ahorró para comprar una casa para ella y su familia.

Ese deseo la llevó a encontrar la vivienda en remate ubicada en Ibagué, de la cual fue desalojada.

El engaño a la deportista se inició el 1.° de julio pasado, cuando se encontró con el hoy asegurado. Según la denuncia, la víctima le entregó 90 millones de pesos a Arias, pues el implicado le hizo creer que era el secuestre de un juzgado civil de Ibagué, lo que le permitía tener a cargo la vivienda.

Luego, Valencia giró a nombre de un tercero un cheque de gerencia con la suma restante.

(Siga leyendo: Primera policía trans, Andrea Cortés, juzgada por presunto hurto)

Al tomar posesión de la casa en agosto pasado, la medallista olímpica se vio sorprendida con una notificación de desalojo, pues la vivienda le pertenecía a un tercero.

Desde entonces, el supuesto secuestre solo se contactó con ella por teléfono y afirmaba, para distraer su atención, que pronto saldría la decisión judicial que le asignaba a ella el inmueble. Ahora, desde prisión, tendrá que explicar su responsabilidad en el caso.

justicia@eltiempo.com

Lea otras noticias de Justicia

-Casos de delitos sexuales contra mujeres subieron 19 % entre 2015 y 2019

-Desaparición forzada: herida imborrable de la guerra que sigue sin cerrarse

-Memorias Guerrilleras: así es la película hecha y actuada por exFarc

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.