En libertad pasó Año Nuevo coronel condenado por muerte de su esposa

En libertad pasó Año Nuevo coronel condenado por muerte de su esposa

Joaquín Aldana tenía un permiso de 72 horas. Ya está nuevamente en La Picota. 

Los escándalos de la policía

El coronel  Joaquín Aldana paga una condena de 33 años y nueve meses de prisión

Foto:

Juan Manuel Vargas / Archivo EL TIEMPO

Por: Justicia 
04 de enero 2019 , 11:38 a.m.

El Inpec, el ente penitenciario, confirmó este viernes que el coronel Joaquín Aldana, condenado a 33 años de prisión por el cruel asesinato de su esposa en 2009, pasó las festividades de fin de año en libertad, y se encuentra de nuevo recluido en La Picota. 

De acuerdo con la entidad, el interno fue favorecido con una orden de salida emitida por un juez de ejecución de penas de Bogotá, lo que permitió que pasara la celebración de Año Nuevos, al parecer en Ibagué (Tolima), donde viven sus familiares.

El interno -pese a la gravedad del delito que cometió- pudo salir sin ningún tipo de manilla u objeto que controlara su ubicación, pues el juez no impuso una medida sustitutiva y, además, podía hacer desplazamientos dentro del país. 

Aldana paga una pena por el asesinato de Érika Cecilia Yeneris Gutiérrez, su esposa, caso que conmovió al país en el 2009 por los macabros hechos que rodearon el crimen y las condiciones en que fue hallado el cadáver.

La cabeza de Érika Cecilia fue encontrada el 9 de septiembre -al parecer el mismo día de su muerte- por campesinos que realizaban labores de arado en una finca ubicada en la vía Ibagué - Alvarado (Tolima). 

"Este experimentado oficial (Aldana), con conocimientos en criminalística, cometió el asesinato de su esposa y, para no dejar evidencias, destrozó su cuerpo", señaló el magistrado Juan Carlos Arias López, ponente del fallo que ratificó la condena de 33 años y nueve meses de prisión contra el coronel, que había sido apelada en septiembre de 2012. 

Aldana la descuartizó con unos 10 cortes precisos en las articulaciones. El día del levantamiento del cuerpo, la Fiscalía halló otra bolsa negra con un brazo y una mano sin los pulpejos de los dedos para desaparecer sus huellas dactilares.

En la búsqueda, que se prolongó por varias horas, los investigadores también hallaron las extremidades de la mujer, su tórax con los senos cercenados y solo con algunas de las costillas, que sirvieron para que los forenses lograran su identificación a partir del ADN.

La mujer fue golpeada en el cráneo y, según el análisis del forense, con la víctima inconsciente y aún con vida, el asesino procedió a cortarla con un bisturí los dedos de las manos y el rostro. En total fueron 58 cortes que Aldana le hizo a la cara, por lo que fue necesario hacer una reconstrucción facial con pegante especial.


JUSTICIA 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.