Casi 4 denuncias al día se reciben por casos de explotación de menores

Casi 4 denuncias al día se reciben por casos de explotación de menores

Autoridades siguen la pista a delincuentes que comparten esos contenidos en Google y redes sociales.

Imagen de referencia pornografía infantil en redes y en internet

Usando términos y símbolos aparentemente inocentes, los delincuentes publican y envían material de abuso sexual infantil en internet.

Foto:

iStock / Imagen de referencia

Por: Justicia
23 de septiembre 2019 , 06:37 a.m.

Ante un juez de Medellín, Antioquia, aceptó cargos un hombre capturado en una operación de la Fiscalía y la Policía, a quien se le detectaron en sus redes sociales más de 10.000 fotografías de víctimas con edades entre los 9 y los 14 años provenientes de Colombia, Venezuela, México y Argentina.

Según la investigación, Geyner Guerrero Galván desde su café internet, ubicado en el municipio de Hacarí, Norte de Santander, creaba perfiles falsos en los que simulaba ser un menor, con el fin de captar a sus víctimas. Cuando conseguía información personal y la confianza de las menores, les pedía imágenes con contenido sexual y después de obtener las primeras imágenes, el presunto depredador sexual amenazaba a las víctimas y las obligaba a enviarle más material pornográfico, a cambio de no publicar las fotos que ya había adquirido con engaños.

La operación con apoyo de autoridades de Estados Unidos permitió identificar 13 cuentas de Facebook, por medio de las cuales, mediante engaños, se agregaron unos 10.900 perfiles de menores.

En los últimos nueve años, se han presentado en el país 5.583 denuncias de casos por delitos como pornografía con menores de edad y delitos sexuales vinculados a acceso de internet. De estos, 1.038 fueron radicadas en lo corrido de este año. Allí había, entre otros, 202 casos de grooming (perfiles falsos usados por adultos para llegar a sus víctimas, especialmente menores de edad), 281 casos de sextorsión, 73 de cyberbullying y 93 casos de publicación de imágenes no autorizadas con contenido sexual.

Ese tipo de delitos por internet se vienen incrementando cada año. En el 2018 fueron 1.445 reportes, en 2017 se recibieron 1.323 denuncias, en 2016 fueron 866 y en 2015 llegaron 518 reportes.

La prevención debe ser constante, se requiere no solo de la Policía sino del compromiso de los centros educativos, los padres y tutores, así como de todos los ciudadanos para proteger a los menores

Las autoridades explicaron que los reportes que llegan de ONG son mayores, pero que solo cuando se hace una primera indagación y se abre una noticia criminal, se convierten en una denuncia formal.

Según la información del Centro Cibernético Policial de la Dijín, se ha avanzado en la persecución contra los delitos asociados a internet, se ha logrado la captura de 45 pedófilos este año y, además, se han bloqueado 4.774 páginas usadas por este tipo de delincuentes.

El reporte de los investigadores señala que las ciudades más afectadas este año han sido Bogotá, con 292 denuncias; Medellín, con 150; Cali, 47; Bucaramanga, 42, e Ibagué, con 29 casos denunciados.

Búsquedas públicas

Los contenidos de abuso sexual infantil en línea no solo se esconden en lugares como las llamadas deep web –sitios que no están indexados y que no se encuentran por medio de búsquedas– y dark web –que usa direcciones IP enmascaradas accedidas–, sino también en páginas fácilmente ubicables a través de búsquedas en Google, redes sociales y hasta grupos de WhatsApp y aplicaciones de mensajería.

Investigadores de la Policía señalaron que para ocultar este contenido ilegal en lugares como estos, los delincuentes han estado usando palabras que comienzan con las iniciales de child pornography (pornografía infantil en inglés), pero que parecen inofensivas como ‘caldo de pollo’, ‘club peguin’, ‘código postal’ o ‘cp’, entre otras.

El coronel Álex Durán, jefe del Centro Cibernético de la Dijín, dijo que además de esas palabras claves, los delincuentes también usan símbolos para identificar entre ellos los contenidos. La Dijín tiene identificado que un doble triángulo azul es usado para representar el abuso sexual en internet de niños hombres.

Este símbolo, también conocido como Blogo o Boy Lover, tiene una variación con líneas más delgadas, que significa que el contenido es de niños pequeños, mientras que las líneas más gruesas en los triángulos refiere a niños más grandes o adolescentes. Otro de los símbolos es el doble corazón o GLogo, Girl Lover, que identifica a adultos que buscan a niñas.

Símbolos de pornografía infantil

Símbolos como estos, dijeron las autoridades, son utilizados para identificar contenido de abuso sexual infantil en internet.

Foto:

Captura

Una mariposa rosada y azul, go, informó la Dijín, quiere decir Child Lover y transmite que el contenido es tanto de niñas como de niños. Las autoridades advirtieron que algunos de estos símbolos son marcas comerciales que los delincuentes usurparon para el intercambio de mensajes entre ellos.

Las autoridades colombianas le siguen la pista a esta y otras modalidades en las que se distribuye por internet material que atenta contra menores de edad.

En el expediente sobre este tipo de delitos, las autoridades también lograron la captura de una mujer en Jamundí, Valle del Cauca. La hoy imputada sería webcam y al parecer le pagaban desde el exterior para que enviara material pornográfico con menores de edad. La mujer, de 22 años de edad, dice la investigación, recibía entre 200 y 300 mil pesos por cada material pornográfico enviado. De la misma manera, se investiga si entre las víctimas habrían varios de sus familiares menores de edad. 

Señales de alerta y cómo denunciar

El coronel Álex Durán, jefe del Centro Cibernético de la Dijín, explicó la estrategia de las autoridades para combatir este tipo de delitos.

Por ejemplo, al detectar contenidos o páginas sospechosas se hace un análisis rápido para establecer si las imágenes corresponden a sitios ubicados en el país, y luego el contenido se carga a una plataforma internacional que integra a otras Policías del mundo para identificar si ya hace parte de una investigación en otro país o si ya estaba reportado hace varios años.

Esto, dijo el teniente Óscar Iván Mendoza, jefe de la línea investigativa contra el material de abuso sexual infantil en internet, es muy importante también para saber si se trata de contenido que tiene varios años, por lo que se puede inferir que no se trata de un menor que esté siendo vulnerado en ese momento.

Cuando se detecta que el contenido no ha sido reportado, se encienden aún más alertas, pues podría ser el caso de un menor que está siendo abusado.

Luego, para identificar a los delincuentes, los investigadores tienen estrategias como rastreo de direcciones IP, usadas en internet para distribuir o pedir estos contenidos, así como rastrear los pagos que muchas veces se realizan con tarjetas de crédito.

A pesar del trabajo de las autoridades, cada día hay nuevas páginas y grupos que distribuyen material de abuso a menores en internet, por lo que para el coronel Durán es fundamental la articulación entre varias instituciones para disminuir los tiempos de respuesta ante incidentes de este tipo.

“La prevención debe ser constante. Se requiere no solo de la Policía, sino del compromiso de los centros educativos, los padres y tutores, así como de todos los ciudadanos para proteger a los menores y denunciar cuando se conozcan caso de abuso sexual en línea”, dijo el coronel Durán.

Pornografía infantil en Colombia

El material de abuso sexual infantil es un tema que prende las alarmas del sector público, privado y de la sociedad civil.

Foto:

Hernando Herrera / Archivo EL TIEMPO

El Centro Cibernético de la Dijín realiza campañas en colegios y en redes sociales para prevenir la comisión de este tipo de delitos.

Entre las recomendaciones que hacen las autoridades para proteger a los menores en internet está no permitir que ellos publiquen información personal como lugares de estudio o residencia, teléfonos, fechas, etc. que pueda ser usada por los delincuentes para vulnerarlos.

También recomiendan controlar y vigilar las páginas que los niños visitan, así como sus redes sociales.

Y, advirtió la Dijín, entre signos de alerta que podrían indicar que un menor está siendo víctima de algún tipo de abuso por internet está que “tengan un cambio notorio en su conducta, dibujos, conocimientos o conductas sexuales inadecuadas para su edad, conductas agresivas, tristeza prolongada y rechazo a ciertas personas o lugares que antes aceptaban”.

Para denunciar casos de este tipo está dispuesto un CAI virtual, el cual atiende denuncias relacionadas con dichos casos que, si es necesario, pueden ser anónimas para proteger la identidad del denunciante. Al CAI virtual se accede a través de la página web caivirtual.policia.gov.co. Además, la Dijín también se articula con organizaciones como Red Papaz y el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que tienen dispuesta la red Te Protejo, para reportar anónimamente situaciones con menores de edad. 

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.