En un año, cárcel bajó en 43 % quejas por violación a D. H. de presos

En un año, cárcel bajó en 43 % quejas por violación a D. H. de presos

La cárcel de El Espinal se convirtió en el primer penal nacional con acreditación de alta calidad.

Cárcel El Espinal, Tolima cárcel cárceles en Colombia

El trabajo de acreditación de alta calidad comenzó en 2018.

Foto:

César Melgarejo. CEET.

Por: Justicia
06 de febrero 2020 , 01:36 p.m.

Tras un trabajo de un año, la cárcel de El Espinal, Tolima se convirtió en el primer penal nacional en recibir una acreditación de alta calidad del Asociación Americana de Correccionales (ACA, por sus siglas en inglés). 

Y si bien los problemas de consumo de drogas, riñas y quejas por violación de los derechos humanos de los presos, situaciones comunes a todas cárceles del país, no se esfumaron por completo, hasta los presos que están recluidos allí reconocen el cambio no solo en las instalaciones del lugar, sino en la actitud de la guardia y la disponibilidad para prestarles ayuda.

Para el cumplimiento de los estándares ACA el penal debía cumplir 137 condiciones en procedimientos de seguridad, prestación de servicios de salud física y mental, condiciones de limpieza y aseo, adecuados servicios de alimentación, de biblioteca y guardia, entre otros, y la cárcel de El Espinal los cumplió todos en un 100 %, según lo dio a conocer la ministra de Justicia Margarita Cabello Blanco, durante el evento de acreditación del penal. 

El trabajo, agregó la ministra, no fue fácil, no solo se invirtieron, entre 2017 y 2019,  2.734 millones de pesos en mantenimiento - con apoyo de la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL, por su sigla en inglés) de la Embajada de Estados Unidos en Colombia- sino que comenzó un intenso trabajo de capacitación de la guardia, de los funcionarios administrativos, y de mejoramiento de espacios del penal para prestar una adecuada atención a los reclusos. 

Por ejemplo, el cuerpo de custodia y vigilancia de la cárcel pasó de 168 dragoneantes del Inpec, en 2018, a 210, en 2019; los funcionarios administrativos aumentaron en un 8 %, y con esto, también se aumentó en 225 % la incautación de drogas en el penal y en un 132 %, las decomisas de celulares y artículos prohibidos. 

Una noticia aún más positiva la destacó Cabello, tras todos estos trabajos para convertirse en una penitenciaría que brinda atención de calidad a los presos, las quejas de los privados de la libertad por violaciones a sus derechos humanos en prisión disminuyeron en un 43 %.

Cárcel El Espinal, Tolima cárcel cárceles en Colombia

El área de sanidad del penal cuenta con consultorios médicos, odontológicos y consultas de pasicología.

Foto:

Cesar Melgarejo. EL TIEMPO

Muchas de estas situaciones tenían que ver con la atención en salud de los presos, algo que se ha disminuido gracias a un área de sanidad renovada, indicó la directora del penal, Anny Julieth Molina, quien explicó que no solo hay consultorios médicos y odontológicos, sino que se atiende la salud mental de los reclusos, y se garantiza en casos de emergencia una atención dentro del penal y, si es necesario, el traslado a un centro asistencial. 

La mejora en la atención fue algo que destacó Pedro Chavarriaga, quien está privado de la libertad en esta cárcel, pero quien antes pasó un tiempo en las cárceles Bellavista y El Pedregal, de Medellín. 

"Aquí se siente la diferencia, a uno no le cobran por todo: por la cama, para poder dormir...esos son lugares con hacinamiento y desorden, en donde los patios están divididos entre guerrillos, bacrim, paramilitares y hay disputas. En cambio aquí los guardias nos tratan bien, todos los patios tienen programas de resocialización, de verdad hay un humanismo que parte desde la misma directora", dijo Chavarriaga, quien comentó que fue funcionario público y trabajó por 15 años en la Registraduría, pero que "cometió errores" que los llevaron tras las rejas.

Henry Bello, otros de los reclusos del penal y quien redime pena en el taller de tejido y peluches, agregó que si bien "nadie nunca es feliz de estar encerrado en una cárcel, en El Espinal los presos están seguros y en un lugar limpio. 

"Aquí nos ocupamos, resocializamos y trabajamos. Procuramos ayudarle a nuestras familias mientras podemos volver a la libertad, hay que tener actitud positiva, estamos presos pero no muertos", concluyó Bello, quien lleva preso dos años, condenado por un homicidio en medio de una riña.

Cárcel El Espinal, Tolima cárcel cárceles en Colombia

En el momento, en los talleres de la cárcel trabajan 34 internos redimiendo pena.

Foto:

Cesar Melgarejo. EL TIEMPO

Esta acreditación, explicó el director del Inpec, general Norberto Mojica, no es solo un papel, sino algo que tiene impacto y dignifica la calidad y condiciones de vida de los privados de la libertad. "Este penal es hoy un ejemplo para el país", indicó el general Mojica, quien asistió al evento de acreditación de la cárcel.

Y Brian Harris, director del INL de la Embajada de los Estados Unidos en Colombia, añadió que su país apoya esta iniciativa porque es una forma de continuar la lucha contra el crimen organizado, pues si hay mejores condiciones para una resocialización, consecuentemente habrá menos personas que, cuando salgan, vuelvan a cometer delitos.

"Buscamos romper los ciclos de violencia en el país, esta es una oportunidad  de apoyo a Colombia en seguridad y vida digna de las personas privadas de la libertad. Esta es una cárcel sin posibilidades de tráfico de drogas, en donde los presos pueden aprender cosas útiles para cuando salgan y así reducir la posibilidad de que vuelvan a delinquir", expresó Harris. 

Cárcel sin hacinamiento
Cárcel El Espinal, Tolima cárcel cárceles en Colombia

En la cárcel de El Espinal hay 1.062 internos, de estos, 746 están en los pabellones nuevos de la prisión, mientras que 316 presos continúan en el pabellón antiguo, construido entre los 60's y 70's.

Foto:

Cesar Melgarejo. EL TIEMPO

Según contó la directora del penal, ni en el lado remodelado de la cárcel -que fue el que recibió la acreditación ACA- ni en el más antiguo tienen problemas de hacinamiento. 

En esta cárcel hay 1.062 internos, de estos, 746 están en los pabellones nuevos de la prisión, inaugurados hace unos 3 años, mientras que 316 presos continúan en el pabellón antiguo, construido entre los 60's y 70's. 

Esta situación contrasta con los niveles de hacinamiento carcelario generales del país, que están en 53,54 %.

De otro lado, la Ministra de Justicia y el director del INL anunciaron que este año comenzarán trabajos para que en otros penales del país se logre la acreditación de alta calidad que ya recibió la cárcel de El Espinal. En planes está lograr esto en 8 cárceles, aunque en principio deben analizarse las condiciones de cada uno y la viabilidad de lograr los trabajos de acreditación.

Los penales en los que comenzará este análisis son: la cárcel de alta seguridad de
Valledupar La Tramacúa, la cárcel de Girón, la de Ipiales; la penitenciaría de Acacías, la cárdel de La Dorada, la de Popayán, de Bucaramanga, la de Yopal y el penal de Jamundí.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.