Cada día de este año, en promedio, se han robado 272 celulares

Cada día de este año, en promedio, se han robado 272 celulares

La Fiscalía ha recibido 209.045 denuncias por todo tipo de hurtos. 

Robo de celulares

Hay dos modalidades que preocupan a las autoridades: el robo de celulares y de bicicletas.

Foto:

Juan Diego Buitrago / Archivo EL TIEMPO

Por: Justicia
22 de julio 2019 , 06:22 a.m.

En los primeros seis meses de este año, cada día, la Fiscalía General recibió en promedio 1.142 denuncias de ciudadanos que fueron afectados por el hurto en sus diferentes modalidades.

Esa cifra implica un preocupante incremento del 9,59 por ciento si se compara con el mismo periodo del 2018.

EL TIEMPO tuvo acceso al Censo Delictivo de la Fiscalía, el cual señala que en los últimos seis meses se han instaurado 209.045 denuncias por todo tipo de hurtos, mientras que el año pasado, en ese lapso, la Fiscalía recibió 190.744 denuncias, lo que muestra que este año van 18.301 casos más.

Según el informe, el hurto que se comete directamente contra las personas, como el robo de bolsos, billeteras, joyas, está disparado, al pasar de 66.283 denuncias en el primer semestre del 2018 a 77.100 este año, para un incremento del 16 por ciento.

Pero hay dos modalidades que preocupan a las autoridades: el robo de celulares y de bicicletas. En el caso de los celulares, el 23 por ciento de las denuncias de hurto son por el robo de estos aparatos. Mientras en los primeros seis meses del año pasado se registraron 41.873 denuncias por este hecho, este año ya van 49.949, lo que representa un incremento del 19,29 por ciento. Esa cifra muestra que, al día, se denuncian 272 hurtos de celulares en todo el país.

Censo delictivo

La Fiscalía ha recibido 209.045 denuncias por todo tipo de hurtos. El 23 % de esos casos se dan por el robo de un celular.

Foto:

Fiscalía General de la Nación

Y el hurto de bicicletas también está en la lupa porque en el último semestre tuvo un aumento del 22,18 por ciento. Este año se han registrado 6.439 casos.

Pese al aumento generalizado, en Bogotá hubo una disminución del robo de bicicletas. Mientras que en los primeros seis meses del 2018 se reportaron 581 bicicletas robadas, en el 2019 van 544 casos.

Esto se debe, según el comandante de la Policía en la ciudad, general Hoover Penilla, a que se priorizaron 24 tramos de bicirrutas en ocho localidades, a lo que se suma “la vigilancia permanente en rutas como las de Juan Amarillo y el acompañamiento permanente a los bici-usuarios de ruta de Choachí”.

Un punto muy importante para el general es que además se logró ubicar y controlar los establecimientos del Siete de Agosto, Kennedy y Venecia que se dedicaban a la receptación.

A veces, la ley considera que por tratarse de un delito relativamente menor, no da para imponer una medida de aseguramiento, y más cuando en teoría no se usa la violencia

Otro tipo de hurto que viene creciendo es el de vehículos, que subió en un 11,91 por ciento. En el primer semestre del 2019 se han registrado 5.038 robos de automóviles, lo que equivale a que en el país se roban al día, en promedio, 27 carros.

Pero más preocupante es la situación del hurto de motocicletas, porque cada día se están robando unas 87. Así, en el último semestre creció en un 2,9 por ciento el robo de motos al pasar de 15.474 casos a 15.923.

De todas las modalidades de robo, la de mayor incremento es la de hurto de autopartes, pues este año subió en un 24,13 por ciento. Mientras en el 2018 se recibieron 3.134 denuncias, este año ya van 3.890

Reincidentes

Daniel Mejía, experto en temas de seguridad y profesor investigador de la facultad de Economía de la Universidad de los Andes, dijo a este diario que para frenar los hurtos es importante acabar con la reincidencia criminal. “A veces, la ley considera que por tratarse de un delito relativamente menor, no da para imponer una medida de aseguramiento, y más cuando en teoría no se usa la violencia”, dijo Mejía.

Según explicó, la Policía capturó por hurto a 43.399 personas en el 2018 en el país. El 56 por ciento de ellas ya tenían capturas previas y el 42 por ciento estaban relacionadas con robos y atracos.

El académico explicó que los victimarios recuperan la libertad por el bajo monto del valor hurtado, y porque no hirieron o amenazaron con un arma o un cuchillo a la víctima. Así sucede muchas veces en los hurtos de celulares, casos que no se califican como agravados por la ausencia de violencia.

Además, señaló que la Fiscalía lanzó hace dos meses la herramienta Prisma, que es una base de datos que les “permite a los fiscales revisar y utilizar el historial criminal del capturado para argumentar que pese a tratarse de delitos menores, sin uso de violencia, eran repetitivos y esa persona constituía un peligro para la sociedad”.

Ciudades que se rajan 

De 35 ciudades que hacen parte del Censo Delictivo de la Fiscalía, 23 se rajan por el aumento del hurto en todas sus modalidades.

En Bogotá, por ejemplo, los robos se han incrementado en un 16,27 por ciento, al pasar de 64.919 a 75.483. En Cali también crecieron en un 19,84 por ciento. De 12.138 casos en 2018, este año están en 14.546. Una situación similar se registra en Medellín, donde este año van 17.523 robos, un 13,61 por ciento más.

Otras ciudades capitales, como San Andrés, han quedado en la lupa por hechos coyunturales que afectan su seguridad.
Hace una semana, por ejemplo, una turista argentina quedó en coma después de que alguien intentó robar su bolso en la isla. En esa ciudad, sin embargo, el hurto ha disminuido en un 21,20 por ciento, al pasar de 382 casos a 301 este año.

Arauca es otra ciudad que ha logrado reducir la cifra (este año van 119 casos menos que en el 2018), así como Armenia, donde los robos han bajado en un 7,42 por ciento.

Para Francisco Bernate, abogado penalista, no se les puede cargar toda la culpa a los jueces que dejan libres a los victimarios. “Los jueces deciden con base en lo que le presenta un fiscal. Y es la Fiscalía General la que debe recaudar la evidencia no solo respecto del hecho, sino que debe sustentar y probar que el infractor resulta un peligro para el proceso, para la prueba o la víctima”.

Asimismo, señaló que en otras ocasiones las víctimas no denuncian o no colaboran con la investigación, y así se caen los procesos. Bernate afirmó que la reincidencia es un problema innegable: “Hay una situación que favorece al infractor, pues comete la fechoría, no pasa nada y recobra la libertad”.

Pero no todo en cuanto al hurto está en rojo. Según la Fiscalía, el hurto a los establecimientos comerciales ha caído en un 7, 38 por ciento. Lo mismo ocurre con el hurto a residencias, el cual ha bajado en un 3,18 por ciento. El fleteo (con 865 casos reportados este año) es otro de los delitos en los que se ha logrado una reducción del 8,08 por ciento.

JUSTICIA
En Twitter: @PazyJusticiaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.