Cada mes se detectan más de 100 niños explotados sexualmente
NO ES HORA DE CALLAR
No es hora de callar patrocinado

Cada mes se detectan más de 100 niños explotados sexualmente

En lo que va de 2018 se tiene evidencia de 1.399 casos. Procurador General hace llamado de urgencia.

Explotación sexual de menores

En 2013, EL TIEMPO hizo la primera denuncia sobre la explotación sexual de niñas en el parque Berrío de Medellín.

Foto:

Héctor Fabio Zamora - Archivo / EL TIEMPO

Por: No Es hora de Callar
09 de septiembre 2018 , 11:00 p.m.

Me citaron en uno de los quioscos que quedan frente al parque Berrío. Un tipo, que después se convirtió en mi ‘protector’, me pasó una bolsa con un jabón y una camiseta. Me dijo que era un regalo. Luego me presentó a otro tipo que me tomó del brazo y me llevó a un hotel a dos cuadras. Así empezó mi infierno”.

Ese infierno del que habla Natalia llegó a su vida, en Medellín, a los 12 años, cuando su madre decidió vender su virginidad en el 2014. Después vino una explotación despiadada, consumo de drogas, tres embarazos y el mismo número de abortos, una profunda cicatriz en el cuello como consecuencia de una riña callejera y un intento de suicidio. Pero su amor por la vida pudo más.

Tal vez, ese es el drama que no se ha logrado comprender en Colombia, y que mantiene al país en los primeros lugares de explotación sexual de niños, niñas y adolescentes a nivel mundial.

Tan solo en lo corrido del 2018, la Fiscalía y la Policía han reportado 1.399 casos de delitos de explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes (ESCNNA), pero el subregistro es superior. En los últimos cinco años y medio (desde enero del 2013 hasta el 31 de julio de 2018) se han documentado 7.534 casos, lo que supone una media de 112 al mes. Y pese a que la Policía ha logrado rescatar este año a 674 menores de edad, el cálculo es que unos 13.000 continúan siendo explotados sexualmente en el país.

Esa fue la mayor motivación para que Fernando Carrillo, el procurador general de la nación, iniciara en abril una cruzada con el objetivo de pedir cuentas a las entidades del Estado sobre lo que se ha hecho o no para erradicar y atender este crimen.

Es un deber convocar a todas las autoridades y dirigentes de los sectores público y privado a evitar que eso no se repita en Colombia

La explotación sexual en el marco del conflicto armado es una de aquellas heridas que han quedado abiertas. Si a ello se suma la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, opacada por el humo de la guerra de cinco décadas, nos deja un escenario de una complejidad extrema. La impunidad de estos delitos poco va a contribuir a cicatrizar esas heridas. Es un deber convocar a todas las autoridades y dirigentes de los sectores público y privado a evitar que eso no se repita en Colombia”, le dijo el procurador Carrillo a EL TIEMPO.

Y, no obstante el contundente golpe de las autoridades a una de las redes más grandes de explotación sexual, el pasado 28 de julio en Cartagena, los tiempos para documentar y judicializar los delitos siguen siendo un inconveniente, como lo reconoce el mayor Jairo Gómez, jefe de la Unidad de Investigación Criminal de la Policía Nacional para la Infancia y la Adolescencia.

La sola estructuración de una investigación demora de seis meses a un año. Además, aparte de criminales como el llamado ‘monstruo de los Andes’ y Luis Alfredo Garavito, no se ha podido identificar en Colombia un delincuente o un victimario que cometa estos delitos serialmente”, señala el oficial.

A esto se suma el avance en las instancias judiciales, donde las imputaciones no se equiparan con el número de víctimas. Para el fiscal de infancia y adolescencia, Mario Gómez, en muchos casos hay una gran dificultad a la hora de comprobar los delitos.

La sola solicitud con promesa de pago ya es un delito, pero una promesa de pago es muy difícil de probar”, señala. En contraste con los 1.399 delitos registrados en 2018, tan solo hay 43 imputaciones y una condena.

En ese universo de impunidad se evidencia la desarticulación de las entidades públicas, que no solo manejan cifras diferentes sino acciones individuales. Por eso, el llamado urgente del Procurador a generar más acciones conjuntas.

Falta de educación

Las acciones están encaminadas a identificar y atacar las redes, en primera instancia, en las ciudades que siguen registrando los más altos índices: Medellín, Cartagena, Cali y Bogotá. A esto se suman los graves casos que se registran en toda la franja de la frontera con Venezuela y varios municipios de Antioquia.

El mayor Gómez recalca que una menor o un menor de edad pueden ser más susceptibles a ser captados por una red de explotación sexual dependiendo de varios aspectos, como su condición socioeconómica.

Pero, indudablemente, la falta de educación o la desescolarización, la ausencia de control y acompañamiento familiar y el mal uso de las redes sociales amplían la franja de víctimas.

A estos aspectos se añade la situación de víctima de abuso sexual, como lo identifica el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idiprón). Según Medicina Legal, entre enero y julio de 2018 se han registrado 13.181 delitos sexuales contra menores, de los cuales el 85 por ciento son niñas.

Otro factor de riesgo siguen siendo los asentamientos de grupos armados. “En todas las filas de grupos armados han ocurrido casos de violencia sexual contra niños y niñas. Lo que hacen grupos como el ‘clan del Golfo’ es llevar niñas a campamentos para entregarlas como ‘regalos’”, denuncia el fiscal Mario Gómez.

Así mismo, reconoce que la presencia del frente primero, una disidencia de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), y grupos ligados al narcotráfico pueden aumentar estos crímenes.

Entendiendo esta responsabilidad, como sociedad, la campaña No Es Hora De Callar, apoyada por EL TIEMPO, anunciará este martes en Cali, junto con el procurador Carrillo, la estrategia #MiVozCuenta, enfocada en generar conciencia y acción sobre este crimen.

No Es Hora De Callar y Procurador lanzan #MiVozCuenta

El martes se realizará en Cali la tercera audiencia sobre explotación sexual de niños, niñas y adolescentes y trata de personas. El encuentro, que tendrá lugar en el auditorio Alfonso Borrero de la Universidad Javeriana, será la tercera reunión que se lleva a cabo sobre este tema y pretende unificar el trabajo de gobernaciones, alcaldías, Fiscalía, Policía, ICBF y las demás entidades públicas.

La primera audiencia tuvo lugar en Cartagena el 9 de abril de este año y la segunda, en Medellín el 12 de julio. Estas son tres de las ciudades que han presentado los más altos índices de explotación sexual infantil.

En el marco de esta problemática, la campaña No Es Hora De Callar, liderada por la periodista y subeditora de EL TIEMPO Jineth Bedoya, inició un proyecto que, junto al trabajo de la Procuraduría, impulsa el proceso #MiVozCuenta, una iniciativa que busca concientizar, visibilizar y trabajar en la erradicación de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en Colombia, además de brindar herramientas y capacitación a los funcionarios públicos que atienden esta problemática.

El trabajo ya se inició en la ciudad de Cartagena, con el apoyo de la embajada británica. “Son pasos fundamentales para enfrentar este crimen, pero necesitamos que más entidades y cooperantes se vinculen. Nuestro propósito es llegar tanto al funcionario público, el hotelero o el taxista, como a las niñas vulneradas”, señaló Catalina Barragán, directora de proyectos de No Es hora De Callar.

Así mismo, en el trabajo conjunto con la Procuraduría, para finales de 2018 se tendrá una caja de herramientas que se podrá socializar con todos los sectores para entender y atacar el delito.

La vulnerabilidad de la dignidad de la mujer ha sido botín de guerra y moneda de cambio en una historia de dolor que debe enterrarse en lo más profundo de las vergüenzas de este país”, señaló el procurador general, Fernando Carrillo.

NO ES HORA DE CALLAR
En Twitter: @jbedoyalima

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.