Secciones
Síguenos en:
'Techo de Paja', el exsocio de Escobar, recapturado por narcotráfico
Capturas alias Techo de Paja

La articulación entre Colombia, Perú y EE. UU, permitió la captura de seis personas solicitadas en extradición.

Foto:

Policía Antinarcóticos

'Techo de Paja', el exsocio de Escobar, recapturado por narcotráfico

Estuvo preso 28 años en EE. UU., luego fue enviado a Bolivia para pagar otra pena, pero se fugó.

En una operación trasnacional de la Policía Antinarcóticos y la Fiscalía, en cooperación con la DEA y autoridades de Perú, se logró la captura de seis personas solicitadas en extradición, entre estas, uno de los exsocios del exjefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar.

Las capturas fueron en Bogotá y Lima y en ellas cayeron el boliviano Jorge Roca Suárez, ‘Techo de Paja’, como era conocido el socio de Escobar. Junto a él fueron detenidos Roberto Moisés Banzer, Jheyson Montaño Fernández, Ómar Rojas Echeverría, César Ómar Cuéllar Pérez, todos de nacionalidad boliviana, y Rómulo Ramírez Rodríguez, peruano.

(Lea también: Así se mueven los dos grupos que libran guerra por la coca en Putumayo)

Los seis, señala la Policía, conformaban una organización internacional dedicada a mover grandes cargamentos de cocaína desde Bolivia y Perú, empleando aeronaves de alta gama que salían desde pistas clandestinas en el norte de Bolivia hacia Centroamérica con destino final en EE. UU., y utilizando a funcionarios oficiales para facilitar el ingreso y salida de dichas aeronaves.

Estas personas fueron presentadas a las autoridades norteamericanas por delitos de tráfico ilícito de drogas y tráfico de armas de fuego.

Techo de Paja’, conocido dentro de la organización como el líder y presunto responsable del envío de la droga, además era considerado uno de los mayores narcotraficantes de Bolivia y para la década de los 80 fue uno de los principales socios del cartel de Medellín.

(Le puede interesar: El expediente de la Policía contra los ‘narcos puros’ del país)

En su momento, 'Techo de Paja', de 69 años de edad, fue considerado el mayor narcotraficante boliviano. Es sobrino y sucesor del narco Roberto Suárez, conocido en Bolivia como el 'Rey de la cocaína'.

Su captura se dio el 9 de marzo en el distrito de Miraflores, en Lima (Perú), y según informó el diario El Comercio, no opuso resistencia, pero trató de identificarse con un documento falso como Jorge Rivero Saavedra. 

Según publicó ese medio de comunicación, Roca habría vuelto a delinquir durante la pandemia de covid-19, en el 2020, al coordinar el envío de droga que trasladaban desde el Perú hacia Bolivia, luego a Brasil, Venezuela, México y finalmente a los Estados Unidos.

(Además: La operación encubierta de FBI y Policía para llegar a fichas del Eln)

‘Techo de Paja’ pagó una condena de 28 años en los Estados Unidos desde el 13 de diciembre de 1990 por narcotráfico, pero en abril de 2018, después de haber terminado su pena en ese país, fue enviado a la cárcel de San Pedro de La Paz, en Bolivia, para cumplir una condena de 15 años de cárcel por narcotráfico.

Tras estar unos meses en esa cárcel, y recibir luego la prisión domiciliaria, pidió un permiso para recibir atención médica en un centro de salud, de donde se fugó el 7 de diciembre de 2018.

Desde entonces no se había vuelto a saber de él hasta que, gracias al seguimiento de autoridades de los Estados Unidos, la Policía Nacional de Perú y Colombia, se logró su recaptura.

Los demás capturados

Respecto a los demás señalados miembros de la red delincuencial, la Policía Antinarcóticos informó que de Ómar Rojas se conoce que trabajó para la Policía Nacional de Bolivia hasta el grado de mayor, donde obtuvo contactos para facilitar el ingreso de aeronaves a pistas clandestinas en el departamento de Beni (Bolivia), donde eran cargadas con el estupefaciente, y coordinaba los envíos de droga con narcotraficantes peruanos y carteles mexicanos.

Roberto Banzer, por su parte, era el encargado de liderar el abastecimiento de droga con laboratorios en Bolivia y Perú. Estos laboratorios tenían la capacidad de producir más de 10 toneladas semanales y estaban ubicados en la zona norte de Bolivia en la frontera con Brasil y Perú. Por ello eran puntos estratégicos para facilitar el transporte y envío del alcaloide.

Por su parte, Jheyson Montaño, César Cuéllar y Rómulo Ramírez tenían funciones logísticas en el envío de los cargamentos de cocaína.

*Con información de EL COMERCIO-GDA
justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.