Alarma por casos de xenofobia y justicia por mano propia

Alarma por casos de xenofobia y justicia por mano propia

Según estudio, 6 de cada 10 bogotanos justifican esta práctica. Lo mismo sucede en países del área.

Linchamiento de hombre en Ciudad Bolívar

Según Medicina Legal, entre 2014 y 2017, murieron 300 personas linchadas.

Foto:

City TV

Por: Unidad Investigativa y Bogotá
03 de noviembre 2018 , 10:15 p.m.

El sábado 8 de septiembre, José Rodríguez, un migrante venezolano, fue asesinado a garrotazos en Romaira, estado del norte de Brasil. La gente de la zona lo acusó de haber asesinado a un lugareño que lo persiguió después de robar en una tienda, y el Ejército tuvo que ocupar la barriada, en donde se concentran 250 venezolanos, para contener los desmanes.

Y el 17 de octubre, en Posorja (Ecuador), tres personas fueron linchadas en una estación de Policía luego de que se lanzó el rumor de que eran ladrones de celulares.

En varios países de América Latina una parte de la población está de acuerdo con ejercer justicia por su propia mano. Así lo revela un reciente estudio de la Universidad Libre. El listado lo encabezan Paraguay, Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia. Acá, cerca de un 25 por ciento de la población aceptación esta práctica. De hecho, en Bogotá, el 64 por ciento de los ciudadanos la respaldan.

Según Medicina Legal, entre 2014 y 2017, murieron 300 personas linchadas.

Y si bien, para Henry Murrain, director ejecutivo de Corpovisionarios, hay una tendencia a reducir la validación de la justicia por mano propia, el fenómeno sigue siendo alto, ya que –explica– uno de cada tres ciudadanos lo considera legítimo.

En Colombia hay algo que debemos revisar como sociedad con detenimiento y es cómo permitimos quitarles la dignidad y el respeto básico a ciertas personas; unas nos duelen y otras nos parecen insignificantes”, dijo Murrain.

El docente advirtió sobre un elemento adicional al que se está enfrentando la sociedad y tiene que ver con la propagación de información falsa a través de redes sociales y que, como en el caso de Ciudad Bolívar, moviliza emociones que desembocan en acciones irracionales.

Necesitamos formar ciudadanos críticos, con la capacidad de revisar con cuidado la información que llega por internet, y eso no es culpa de las redes sociales, sino de las habilidades y competencias ciudadanas para manejar esta situación”, añadió.

Sobre el caso de Ciudad Bolívar, Jerónimo Castillo, director del área de seguridad y política criminal de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), coincidió con Murrain al señalar que los ciudadanos no tienen criterio para asumir estas situaciones desde una perspectiva crítica.

No es, como lo señalan algunos analistas, decir que los medios de comunicación deberían transmitir de X o Y manera, sino que lo que hay que tratar es de dar elementos de juicio para que los ciudadanos se hagan una idea adecuada de los problemas”, sugirió.

¿Rechazo a los venezolanos?

Aunque el linchamiento en el sur de la ciudad no lo sufrió un venezolano, las otras personas que resultaron heridas sí lo eran. Ellos relataron haber sido víctimas de las agresiones en medio de insultos asociados a su condición de migrantes.

Dany Bahar, economista del Instituto Brookings, en Washington, dijo que el caso de Colombia y Venezuela se diferencia, por ejemplo, del de Europa con Siria, entre otras razones, por la similitud de las culturas de estos países suramericanos.

Pero advirtió de mensajes negativos que tratan de incorporar algunos sectores. “Hay que combatir la xenofobia en todas sus formas. Estos casos siempre existen, independientemente del lugar donde se presenten. Históricamente, Venezuela ha recibido migrantes europeos y latinos, y no hubo discriminación porque esa era la ideología del Gobierno. Se buscaba integrarlos al país”, sostuvo Bahar.

Al respecto, Castillo señaló que desde la FIP han identificado el uso de mensajes en los que se vincula a los ciudadanos de este país con hechos de inseguridad: “Es un discurso que ha sido construido por autoridades. Eso va consolidando un imaginario en contra de la población venezolana”. Y concluyó diciendo que no se puede culpar de la inseguridad colombiana a la migración.

UNIDAD INVESTIGATIVA Y BOGOTÁ
En Twitter: @Uinvestigativa @BogotaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.