Decretan muerte política a Musa Besaile por 'cartel de la Toga'

Decretan muerte política a Musa Besaile por 'cartel de la Toga'

Consejo de Estado le quitó la investidura por considerar que incurrió en tráfico de influencias.

Musa Besaile

 

Foto:

César Melgarejo/EL TIEMPO

Por: Justicia
12 de febrero 2019 , 06:52 p.m.

Por considerar que Musa Besaile incurrió en tráfico de influencias relacionado con una investigación que le sigue la Corte Suprema por 'parapolítica', el Consejo de Estado decretó la pérdida de investidura al exsenador, lo que significa que nunca más podrá ocupar cargos de elección popular.

Esta decisión de primera instancia puede impugnarse ante la Sala Plena del Consejo de Estado.

La demanda la había interpuesto Pablo Bustos porque, dijo, el exsenador pagó un soborno para detener una orden de captura que se libraría en su contra y dilatar un proceso penal que le sigue la Corte Suprema de Justicia.

El demandante dijo que el entonces senador Besaile entregó, por conducto del abogado Luis Gustavo Moreno Rivera, exfiscal anticorrupción, un soborno de dos mil millones de pesos para que se detuviera la orden de captura que se iba a dictar en su contra y se dilatara el proceso.

La Procuraduría había apoyado la petición de pérdida de investidura.

Agregó que el congresista influenció a las directivas del Instituto Nacional de Concesiones (INCO), hoy Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), y a otras autoridades para que adicionaran la construcción de la carretera entre Ocaña y Gamarra al contrato de la concesión de la Ruta el Sol II, mejoraran las condiciones económicas del concesionario (del que hacía parte Odebrecht), sostuvo que como contraprestación, el congresista recibió un soborno de la constructora Odebrecht -integrante del Consorcio de la Ruta del Sol II-, que se pagó a través de unos contratos simulados.

Resulta ajustado a los hechos probados que Besaile pagó esa cantidad de dinero, porque tuvo la convicción de que iba a influenciar al magistrado Malo y con ello cambiar la suerte de la investigación

En su análisis, el Consejo de Estado consideró que está probado que para la época de los hechos, Besaile era senador cuando inció conversaciones con el exmagistrado Francisco Ricaurte sobre la investigación que había en su contra y que tenía el magistrado Gustavo Malo.

El alto tribunal recogió también el testimonio del excongresista Besaile, quien ha sostenido que no consintió el pago del soborno, sino que Gustavo Moreno lo coaccionó con la amenaza de una inminente orden de captura que se libraría en su contra. Asimismo, ha insistido en que no fue parte del ilícito cometido por Moreno Rivera y su “grupo”, sino que fue víctima de ese proceder, como lo corroboran los testimonios de su hermano John Moisés Besaile Fayad y su cónyuge Milena Flórez Sierra.

Sin embargo, la Sala consideró que esos testigos son de oídas y que su conocimiento del caso es por lo que Besaile Fayad les comentó sobre la supuesta coacción, además que al cotejar las afirmaciones de esos testigos con las otras pruebas del proceso, no se encuentra coincidencia alguna que respalde la existencia de la coacción..

"La versión del excongresista sobre la alegada coacción resulta contradictoria y, más bien, se aduce como pretexto del pago del soborno. En efecto, Besaile Fayad y su defensor Lyons España coincidieron en sostener ante la Corte Suprema de Justicia que las pruebas de la investigación no eran suficientes para incriminar al exsenador. Si ambos tenían ese convencimiento, no se entiende cómo el excongresista, sin mayor reparo, cedió ante las supuestas presiones de quien lo coaccionó, máxime cuando contaba con la asesoría de su defensor", señaló el fallo del Consejo de estado, que agregó: "Tampoco es serio, ni verosímil que, a pesar de esa supuesta coacción, el abogado de confianza de Besaile Fayad hubiera designado como defensor suplente a Moreno Rivera".

Tampoco es serio, ni verosímil que, a pesar de esa supuesta coacción, el abogado de confianza de Besaile Fayad hubiera designado como defensor suplente a Moreno Rivera

Para el alto tribunal, en suma lo que alegó el congresista sobre la supuesta coacción para el pago no tiene ninguna prueba. "En realidad, resulta lógico, coherente y ajustado a los hechos probados que Besaile Fayad pagó esa cantidad de dinero, porque tuvo la convicción de que iba a influenciar al magistrado Malo Fernández y con ello cambiar la suerte de la investigación como en efecto sucedió".

Además, dijo el Consejo de Estado, ese pago no lo hizo Besaile como particular sino que estuvo ligado a su investidura de congresista "precisamente, la condición de aforado de Besaile Fayad lo llevó a emprender las negociaciones con un exmagistrado, quien podía y tenía contacto con su juez natural -el magistrado instructor de la investigación- y por esa circunstancia se explica que el exsenador accedió a pagar dos mil millones de pesos".

En su decisión, el alto tribunal también compulsó copias a la Fiscalía del testimonio que rindió Roberto Prieto Uribe, exgerente de la campaña Santos Presidente. Esta petición de enviar copias fue hecha por el demandante, quien consideró que en esa declaración se pudo cometer una falsedad, se accederá a esa petición.

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.